7 aspectos relacionados con la innovación que han impulsado a las Pymes
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Innovación pandemia

7 aspectos relacionados con la innovación que la pandemia ha impulsado entre las pymes

Lectura: 3 min | 20 Jul 21

Autor: Alberto Payo

Los últimos 13 meses han supuesto más cambios para las organizaciones de todo el mundo que los que estas habrían experimentado en la última década, algo que también ha salpicado a las pymes y negocios españoles. La COVID-19 ha impulsado nuevos modelos de trabajo y de cultura empresarial y ha acelerado algunos cambios y tendencias que ya se venían observando en los últimos años, pero cuya adopción se estaba dando de manera muy lenta.

Casi de manera obligada por las circunstancias las pequeñas y medianas empresas han abrazado nuevas herramientas y fórmulas para seguir manteniéndose operativas y a flote.

La crisis del coronavirus está dándoles la oportunidad de que se enfunden el traje de la innovación en algunos aspectos. Para muchas, esto será solo algo pasajero y momentáneo, pero para otras supone un antes y un después, una manera diferente de hacer las cosas que las ha transformado por completo.

1. Digitalización

Pese a que la transformación digital era una palabra que se repetía una y otra vez por parte de gigantes empresariales y administraciones públicas, muchas pymes se resistían a abrirse a ella. Sin embargo, durante las primeras semanas no tuvieron más remedio. En poco tiempo, se enfrentaron a desafíos como trasladar sus procesos y activos a la nube, comenzar a vender de forma online o móvil, crear su propio ecommerce, habilitar pagos digitales, ofrecer sus servicios mediante telepresencia, volcarse en las redes sociales, ofrecer sus servicios a través de telepresencia, etc.

2. Herramientas de organización y colaboración

Lo que parecía impensable a principios de 2020 para muchos gestores y empresarios ya no lo es. Se ha demostrado que gran parte de los equipos pueden trabajar de manera descentralizada, sin pisar la oficina, con cada persona en un lugar del planeta. Hay multitud de herramientas y aplicaciones pensadas para ello, como Slack, Trello, Asana, Airtable… que incluso han mejorado la productividad de negocios que hasta la llegada del coronavirus usaban métodos más tradicionales o menos digitales.

3. Gestión de la incertidumbre

 Uno de los aspectos que siempre han caracterizado a las startups o empresas emergentes ha sido su rápida capacidad de reacción y para tomar decisiones, incluso llegando a cambiar de arriba a abajo su modelo de negocio (lo que se conocer como ‘iterar’). Esta manera de operar no era inherente a las pymes, pero con la COVID 19 no han tenido otra opción que integrarla. Las empresas se han visto obligadas a ser más flexibles que nunca, moverse rápido e ir tomando elecciones sobre la marcha, según los nuevos descubrimientos que se iba haciendo sobre el coronavirus, las recomendaciones sanitarias, los cambios en la legislación, las restricciones o los horarios de cierre. Las cosas han cambiado deprisa, a veces de una semana a otra, y la incertidumbre ha sido la nota predominante durante el último año.

4. Fórmulas de networking

Con la cancelación de desayunos y comidas de trabajo, congresos, ferias sectoriales y otros eventos, las empresas han tenido que comenzar a relacionarse de otras maneras con sus stakeholders. El networking también ha abandonado el ámbito presencial. Linkedin y las redes sociales profesionales han adquirido mayor relevancia y muchos acuerdos, contratos, colaboraciones, etc se han cerrado gracias a mantener reuniones mediante Zoom, Meet y otras aplicaciones de videoconferencia. También se han empezado a llevar a cabo ferias virtuales, mesas redondas online, conferencias por streaming, etc. donde se podía participar y conocer personas interesantes. La ventaja es que, pese a que se ha roto la cercanía, este tipo de encuentros suponen un ahorro importante para las pymes, que no han tenido que gastarse dinero en billetes de tren o avión, hoteles, dietas…

5. eAdministración

Los organismos e instituciones públicas también han acelerado su transformación digital a causa de la situación. La Administración ya permite que muchos trámites se puedan hacer de manera telemática o digital, sin tener que desplazarse a los lugares correspondientes. Así, los empresarios se ahorran colas, burocracia, y pueden relacionarse con Hacienda, la Seguridad Social, etc. de una manera más fluida.

6. Gestión del talento

La pandemia también ha incidido en la manera en la que las pequeñas y medianas empresas han llevado a cabo sus procesos de reclutamiento de personal y búsqueda de talento. Las entrevistas de trabajo presenciales en muchos casos han quedado reemplazadas por llamadas telefónicas o entrevistas a través de videollamada. Además, estos nuevos empleados en gran medida se han incorporado a sus puestos desde la distancia, trabajando desde casa. Esto altera aspectos como la formación o la relación entre compañeros, pero también supone una buena oportunidad para las pymes. Facilita el poder encontrar y contratar talento, y dar con perfiles que se ajusten mejor a las necesidades de la compañía, pese a que se encuentren en otras regiones e incluso países.

7. El cambio como parte del imaginario colectivo

Los clientes también se han vuelto algo menos conservadores y están abiertos a experimentar y abrazar nuevas fórmulas. Muchas personas que no habían comprado nunca online o realizado un pago móvil han empezado a hacerlo. Esta sensación de que todo puede transformarse está presente en la sociedad y los consumidores reciben de mejor grado las innovaciones o novedades que puedan implementar sus negocios de confianza.

Autor

Alberto Payo

Periodista/ digital/ tecnología/ redactor/ reportero/ startups/ apps/ emprendedores/ transformación digital