[wpdreams_ajaxsearchlite]
Consejos crecimiento Pyme

8 consejos para el crecimiento de tu Pyme

Lectura: 5 min | 16 Ene 17

Los expertos mantienen a España entre las economías europeas que más crecerán en 2017. En este post te damos los mejores consejos para el crecimiento de tu Pyme.

¿Cuenta tu empresa con una estructura sólida de negocio? ¿Hay activos para atender las necesidades que se generarán? Te contamos cómo aprender a gestionar la tensión que provoca hacer frente al crecimiento de tu Pyme.

El año 2017 será bueno para la economía española. Esta es la conclusión de diferentes estudios, de las previsiones de expertos y analistas y de las cifras que maneja el propio Gobierno. Se prevé un crecimiento de la economía española para los próximos 12 meses en torno al 2,5%, lo que, de mantenerse los próximos años, iría alejando de manera progresiva viejos fantasmas.

En la misma línea se han pronunciado CaixaBank, cuya previsión para España es que crezca por encima del 2,6% en 2017; BBVA Research, que estima el alza en un 2,5%; o Moody’s, la agencia de calificación para la que el incremento será de un 2%.

Uno de los factores clave de estas previsiones es el aumento del consumo de los españoles. Llegados a este punto, es posible que tu volumen de negocio, y por consiguiente de ingresos, se eleve. Por ello, quizá tu empresa se vea obligada a aumentar su estructura y su personal. Pero, ¿está realmente preparada? El crecimiento de tu Pyme debe ser sostenido y sostenible, asentado sobre unos pilares sólidos. De lo contrario podría, como comúnmente se dice, “morir de éxito”.

Por esta razón, queremos mostrarte algunos factores y darte algunos consejos que debes tener en cuenta y considerar antes de poner patas arriba tu infraestructura empresarial.

8 consejos para un crecimiento de tu Pyme sostenible

A la hora de planear un modelo de crecimiento de tu Pyme, es imprescindible asegurarse el control del presupuesto sin sacrificar la calidad del producto o servicio. Además, la estructura de tu organización debe crecer acorde a tu negocio, ni más ni menos. Encontrar este equilibrio no es tarea fácil.

  1. Adapta tu modelo de gestión

    Es posible que, hasta el momento, hayas podido controlar todos los procesos de la empresa ya que, como en muchas otras experiencias de emprendimiento, se ha gestionado por una o por pocas personas. Todo trabajador tiene un papel definido y todos saben qué hace el resto de sus compañeros. Sin embargo, el crecimiento de tu Pyme puede conllevar nuevas necesidades de especialización o segmentación, por lo que es necesario establecer una nueva estructura de gestión con distintas cabezas visibles que aseguren la calidad de los diferentes procedimientos.
    Las responsabilidades y deberes de cada cargo deben ser definidas por escrito e incluirse en un organigrama para la creación de un modelo escalable, en la que quede claro quién reporta a quién (y con qué frecuencia) y quiénes son los responsables de cada área. Se trata de una estructura piramidal en la que se añadirán perfiles más especializados en la base.

  2. Implanta un control de la calidad

    Para que el crecimiento de tu Pyme no sea flor de un día y dé al traste con lo conseguido, una empresa debe asegurarse de que mantiene la calidad de su producto o servicio. Para ello, lo mejor es establecer un sistema de control de calidad, responsabilizar a alguien de esta tarea y decidir qué elementos se van a valorar dentro del mismo.
    Por poner un ejemplo, digamos que gestionas una pequeña fábrica conservera de productos regionales. En los comienzos, no es difícil asegurarse de que todos siguen los mismos procesos y normas de seguridad e higiene. Cuando una empresa crece, no es tan sencillo supervisar a todos ni está claro quién está a cargo de que esas reglas se respeten, influyendo en la calidad de un producto cuyo valor añadido era precisamente ese, su cuidado proceso y exclusividad.

    Creando un control de calidad podrás asignar un gerente que supervise los procesos y asegurarte de que se cumplen escrupulosamente las normas.
    El siguiente paso será señalar ante todos los trabajadores quién es el responsable y a quién deberán reportar. Esta estructura deberá crecer al mismo ritmo que el resto del negocio. Es decir, si hasta el momento contabas con 20 empleados de fábrica y un gerente de calidad, si crece a 40 trabajadores necesitarás dos supervisores y, si crece a 60, tres.

  3. Instaura KPIs para conseguir el crecimiento de tu Pyme

    Un Key Performance Indicator (KPI) es una métrica que te permitirá medir el progreso de tu compañía. Porque lo que no se puede medir, no se puede mejorar, y un negocio en crecimiento requiere que midas diferentes ratios para conocer su evolución. Estos KPIs dependerán del tipo de empresa que gestiones y de los objetivos que te hayas marcado.

    8 consejos para el crecimiento de tu Pyme

  4. Reserva partidas presupuestarias para gastos

    Si estás experimentando un periodo de bonanza y crecimiento, significa que tus ventas van en el buen camino y que por lo tanto tu empresa está en disposición de seguir avanzando. Sin embargo, este crecimiento de tu Pyme requiere de la ampliación de infraestructuras, nuevos trabajadores, mejoras de procesos… En otras palabras, cuando se crece, el dinero también se quema rápidamente.

    Estos gastos achacables al crecimiento a buen seguro se producirán antes de que las ventas compensen ese movimiento, por lo que nuestro consejo es que si vas a abordar un proceso de crecimiento, reserves antes una partida para gastos. Además, es común que las empresas se enfrenten en esta etapa a varios gastos imprevistos, porque en ocasiones ni los mismos administradores han gestionado compañías de este tamaño y tienen esa experiencia. Más razón para “reservar” algo de presupuesto.

  5. Realiza proyecciones de flujo efectivo varias veces al año

    La de crecimiento es también una etapa de incertidumbre. Cuanto más rápido sea este, más complicado será planificar gastos e ingresos a medio y largo plazo, algo necesario para no perder el control. Una empresa que crece requiere de una planificación pormenorizada y una constante actualización de los planes, ya que entran en juego más variables de las previsibles en un principio.

    Por esta razón, las proyecciones de flujo de efectivo son de vital importancia en un proceso de crecimiento y, si hasta ahora podías hacer una revisión de las proyecciones de negocio o del plan una vez al año, ahora es recomendable realizarlas varias veces al año, pues durante ese período pueden ocurrir desviaciones en ventas o gastos.
    Debido a que en esta etapa los gastos suelen aumentar más rápido que las ventas, es necesario mantenerse al tanto de los cambios en el flujo de caja proyectado por si fuesen necesarios recortes en gastos y así evitar quedarse sin liquidez.

  6. No subestimes las cargas impositivas

    Cuando una compañía crece, podemos asumir que los impuestos aumentarán proporcionalmente a las ventas o los beneficios. No necesariamente. Si la empresa se vuelve más rentable, es posible que cambies de régimen impositivo. Tenlo en cuenta a la hora de establecer tu plan de negocio y evalúa diferentes escenarios para que el crecimiento no te sorprenda.

  7. Los clientes, tu razón de ser para lograr el crecimiento de ty Pyme

    Ellos son los culpables del crecimiento de tu Pyme, por lo que es clave mantener los niveles de calidad del producto y sus ratios de satisfacción intactos o incluso mejorarlos. Escúchales, de ellos depende que sigas creciendo. Ten en cuenta sus comentarios y sugerencias en cada revisión de tu estrategia de negocio. Y, sobre todo, mantén la base de clientes que te ha llevado hasta aquí sin descuidar su atención.

  8. Apuesta por la Transformación Digital si no lo has hecho

    Las nuevas tecnologías te permiten optimizar procesos y operaciones internas, reducir costes, mejorar la experiencia de tus clientes y descubrir nuevas oportunidades de negocio. Además, son un componente estratégico para poder competir en igualdad de condiciones con otras empresas que sí han apostado por ellas para su crecimiento. Aprovecha todo su potencial y haz que tu empresa crezca sin perder de vista el futuro.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.