[wpdreams_ajaxsearchlite]
aCommerce

aCommerce, un paso más allá en el comercio electrónico

Lectura: 4 min | 2 Ago 19

Sabemos muchos aspectos acerca del eCommerce. Sin embargo, las empresas deben familiarizarse con un nuevo término: aCommerce o automatización del comercio. Consiste en la automatización de pedidos, y permite que los clientes programen la compra de productos que adquieren de manera habitual, ahorrándoles tiempo. Te contamos todo lo que debes saber sobre este concepto.

Las novedades relativas al eCommerce tienen presencia diaria en nuestras vidas. Tenemos acceso a diferentes estudios y artículos sobre la evolución del comercio electrónico. También sobre el cambio de comportamiento de los usuarios. Pues bien, ha llegado un nuevo concepto al que debes prestar atención, especialmente si tu empresa opera en el comercio electrónico. Pasamos del eCommerce al aCommerce.

¿Qué es el aCommerce?

El comercio automatizado, denominado en inglés “automated commerce” y abreviado como aCommerce, se refiere a la automatización de los procesos de compra, especialmente en el sector retail. Permite que los clientes programen la adquisición de productos recurrentes o que consumen de manera habitual para, de este modo, ahorrar tiempo. No debes confundirlo con el “augmented commerce” o comercio aumentado, que utiliza la realidad aumentada como una herramienta de venta.

La automatización de los procesos de venta permite a los comercios minoristas ofrecer productos y servicios basándose en información proporcionada por dispositivos inteligentes. Está llamado, en definitiva, a cambiar la forma en que los clientes interactúan con los comercios.

¿Por qué deberías integrar y potenciar el aCommerce en tu empresa?

Al mismo tiempo que equipa a las empresas con las herramientas automatizadas para aumentar los ingresos y la satisfacción del cliente, el aCommerce también ha desencadenado mejores expectativas entre los consumidores. Los clientes son cada vez más exigentes, algo a lo que los vendedores deben responder ofreciendo servicios cada vez más personalizados y eficientes.

Si un minorista no puede proporcionar una solución o respuesta instantánea, es probable que los clientes busquen otros negocios con mejores perspectivas. A medida que la automatización transforma gradualmente las relaciones B2C, las empresas que cuentan con plataformas de eCommerce tienen la obligación de crear experiencias omnicanal de alta calidad. Las empresas que no utilicen herramientas automatizadas pronto se quedarán atrás.

En este sentido, el aCommerce aportará grandes beneficios a tu empresa. ¿Cuáles son sus ventajas?

  • Potencia la fidelización por parte del cliente: al tratarse habitualmente de ventas recurrentes, el cliente tiende a confiar en el proveedor que le presta este servicio casi exclusivo. Su funcionamiento es sencillo: el dispositivo analiza tus preferencias de consumo y establece patrones en base a ellas.
  • Es más eficiente: gracias a la compra preestablecida, podrás controlar en todo momento los procesos y serás capaz de identificar en qué puntos se pueden reducir los costes.
  • Más rentable: pronto, la mayoría de los procesos de venta se automatizarán gracias a la Inteligencia Artificial (AI) aplicada en el aCommerce, y pasarán a ser más baratos que contratar a un ser humano.
  • Permite identificar más fácilmente el perfil del cliente: el manejar datos de la vida diaria de los clientes unido a las herramientas tecnológicas o incluso los algoritmos, permitirán a las empresas crear perfiles minuciosos del cliente y, al conocer más a fondo, hará que las ventas sean más precisas y definidas. Con lo cual, también ahorrará dinero.

IoT, asistentes virtuales y aCommerce: ¿qué necesito?

El Aprendizaje Automático o Machine Learning tiene como objetivo rastrear los patrones en las compras online. Para configurar un listado de lo que necesita el usuario, se basa en lo que él compra a través del eCommerce. De este modo, será capaz de determinar qué es lo que el individuo puede requerir próximamente. El aCommerce recoge toda esta información para poder automatizar cada acción de compra recurrente y así adelantarse a las necesidades del comprador.

En este sentido, se podría decir que no se entiende el desarrollo de esta herramienta sin el IoT (Internet de las cosas). Que la nevera, los altavoces, la televisión o incluso la casa entera estén conectados a internet facilita que estos aparatos puedan predecir y responder a la demanda del cliente. Es ahí donde el aCommerce adquiere verdadero protagonismo.

¿A través de qué herramientas se consigue? 

El aCommerce es uno de los muchos servicios automatizados que ya están funcionando hoy en día.

La integración de los asistentes virtuales en nuestro día a día ha permitido que el sector del retail sea capaz de conocer mejor a sus clientes. Tener acceso a esa gran cantidad de datos, experiencias de compra, y la capacidad de penetrar hasta tal punto en la vida diaria y costumbres de la gente, favorece la aparición de nuevos servicios pensados para ahorrar tiempo al usuario.

Las compras pueden convertirse en algo que no siempre hacemos conscientemente, sino que se tornan en algo mecánico. Tanto los asistentes virtuales, como Alexa, Siri o Google Assistant; o los aparatos a los que se les ha integrado Inteligencia Artificial a través de aplicaciones (Spotify, Netflix, Gmail…)  están pensados para, a través de distintos algoritmos, recopilar nuestros gustos y aprender de nuestras experiencias para después ser capaces de comprenderlas e interpretarlas por ellos mismos. Es probable que en los próximos años los vendedores enfoquen sus estrategias de venta no solo a los humanos, sino también a los algoritmos.

Ejemplos prácticos

Hoy en día los avances en Inteligencia Artificial (algoritmos predictivos) y los sistemas de pago seguros están permitiendo el desarrollo y crecimiento de los sistemas de comercio completamente automatizados.

Uno de los mejores ejemplos para ilustrar la automatización de los procesos de compra online podría ser una nevera inteligente. Desde el momento en el que se configura el aparato, este no dejará de estudiar y aprender del comportamiento de su dueño. Qué come, cuándo caduca un alimento, contar con un modo ‘vacaciones’ para reducir el consumo…  Todo eso será necesario para que después el propio frigorífico sea capaz de identificar qué hace falta, contactar con el supermercado o frutería y realizar por sí mismo la compra.

Esta tendencia ofrece la posibilidad de que muchísimos aparatos electrónicos puedan ejecutar la compra de productos y, de esta manera, autoabastecerse. Otro ejemplo es el de HP. La tecnológica puso en marcha una solución aCommerce que hace que la impresora sea capaz de advertir que se está terminando la tinta y pida directamente otro cartucho a la empresa. Así, cuando el usuario llegue a casa, no se tendrá que molestar en ir hasta la tienda y podrá invertir ese tiempo en otras cosas.

En conclusión, el aCommerce es la clave para ahorrar tiempo a los clientes y hacer que la compra sea más acertada, siempre enfocada a hacerse con lo necesario, y simple. Básicamente, su función final es hacer más fácil la vida de las personas.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.