Así será la nueva Ley de Creación y Crecimiento Empresarial
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Creación de empresas

Así será la nueva Ley de Creación y Crecimiento Empresarial

Lectura: 3 min | 7 Sep 21

Esta ley está en boca de todos gracias a una de sus propuestas, la que permitiría poner en marcha una sociedad por tan solo un euro. El Gobierno ha puesto en marcha el anteproyecto de Ley de Creación y Crecimiento Empresarial con el objetivo de simplificar los trámites para la creación de una empresa y combatir la morosidad. 

Recientemente, el Gobierno ha aprobado el anteproyecto de  Ley de Creación y Crecimiento de Empresas, para impulsar la creación de empresas y fomentar la expansión de las ya existentes. Pretende agilizar la creación de empresas, tanto a nivel burocrático como de costes.

Una Sociedad de Responsabilidad Limitada por un euro

Con esta ley, el proceso para crear una empresa será mucho más fácil, con una reducción tanto del coste como del tiempo necesario para completarlo.

La medida más destacada para impulsar la creación de empresas es la posibilidad de constituir una Sociedad de Responsabilidad Limitada con un capital social de tan solo un euro, eliminándose el mínimo legal de 3.000 euros.

España es uno de los países de la UE en los que más tiempo se tarda en crear una empresa, 13 días de media. Con eso en mente, el Ejecutivo, pretende reforzar los mecanismos para crear una sociedad. Se promueve la creación digital de las empresas gracias al Centro de Información y Red de Creación de Empresas (CIRCE), para reducir los tiempos de constitución y los costes registrales y notariales.

El Documento Único Electrónico, se convertirá en el método más sencillo para crear una Sociedad de Responsabilidad Limitada.

Lucha contra la morosidad

Uno de los puntos clave de la nueva ley está en  la lucha contra la morosidad comercial, para cambiar la cultura de las empresas españolas y orientarla hacia el pronto pago.

Actualmente, el plazo legal de pago entre empresas es de 60 días, aunque no siempre se cumple. Especialmente en el caso de Pymes y Autónomos. Este sector, se ve obligado en ocasiones a aceptar plazos de pago superiores por temor a deteriorar las relaciones comerciales.

Por eso no suelen exigir las compensaciones legales previstas en la norma en caso de incumplimiento como costes de recobro o indemnizaciones a pesar de la presión que pueda suponer para su estructura financiera.

Para protegerlos, la nueva ley contempla una serie de medidas:

  • Impulso a la factura electrónica entre Pymes. Con el objetivo de que esta no sea un coste extra, se incluirá en los servicios subvencionados en el ‘digital toolkit‘, el plan financiado con 3.000 millones de euros de los fondos europeos para la digitalización de las Pymes.
  • Sanciones para las empresas que no cumplan. Las empresas que no respeten los plazos de pago no podrán optar a subvenciones públicas. Un factor especialmente importante, con el contexto de la llegada de los fondos europeos.
  • Creación de un Observatorio de la Morosidad. Se encargará del seguimiento y evolución de los datos de pago y la promoción de buenas prácticas en este ámbito.

Apoyo al crecimiento empresarial

El último bloque de la ley contempla una batería de medidas para mejorar los instrumentos de financiación del crecimiento empresarial alternativos a la financiación bancaria, como el crowdfunding, la inversión colectiva o el capital riesgo. Además, dentro de la iniciativa, se ampliará catálogo de actividades económicas exentas de licencia.

Se incluyen un conjunto de modificaciones para el impulso de la industria del capital riesgo. Por ejemplo, se amplía el tipo de empresas en las que pueden invertir estas entidades, incluyendo empresas financieras con un alto componente tecnológico.

Con esta ley, junto a la de startups y la concursal que ultima el ministerio de Justicia, el Gobierno prevé cubrir el abanico completo de medidas para favorecer el emprendimiento y atajar los problemas que soportan las compañías españolas y que les dificultad ganar tamaño o internacionalizarse.

La nueva ley  verá la luz próximamente. Previsiblemente llegará al Congreso a final de año y se pondrá en marcha a lo largo del 2022. Una vez que el texto final esté aprobado, te contaremos al detalle todas las medidas que incluye y cómo afectarán a tu empresa.