Autónomo a media jornada: requisitos, ventajas e inconvenientes
[wpdreams_ajaxsearchlite]
autónomo media jornada

Autónomo a media jornada: requisitos, ventajas e inconvenientes

Lectura: 3 min | 27 Ago 20

La normativa que rodea a los autónomos es muy extensa y las cuestiones legales de su trabajo engloban una gran diversidad. Entre ellas encontramos la figura del autónomo a media jornada. Aunque no existe como tal esta forma legal, sí que se contempla una fórmula en la que se comprende que el autónomo en cuestión trabaja solo la mitad de su jornada. En este post te explicamos cómo puedes ser autónomo a media jornada y las ventajas e inconvenientes que tiene.

Más de tres millones de trabajadores son autónomos en España. De hecho, en febrero de este año se registró un crecimiento del 0,56% respecto al mismo mes del año anterior, alcanzado los 3.257.896 de autónomos, según reflejó Invertia. Entre todos estos trabajadores encontramos diferentes tipos, como los autónomos agrarios o los autónomos económicamente dependientes. En este post nos centramos en otra figura distinta: los autónomos a media jornada.

La figura legal del autónomo a media jornada no está contemplada como tal en el reglamento laboral español. Sin embargo, aunque no encontremos esta variante dentro del régimen de autónomos, sí puedes cumplir los requisitos para serlo. Eso sí, con una condición. Para ser autónomo a media jornada debes estar dado de alta en la Seguridad Social como trabajador en Régimen General. Esto quiere decir que la mitad del tiempo tienes que ser asalariado de otra empresa. A continuación detallamos todas las características que hay que reunir para conseguir esta condición.

¿Qué requisitos tienes que cumplir para ser autónomo a media jornada?

Entonces, si no existe la figura concreta, ¿cómo puedes hacerte autónomo a media jornada? Aquí entra en juego el concepto de pluriactividad, que es fundamental para poder acercarse lo máximo posible al estatus de autónomo a media jornada. De hecho, esto es imprescindible para conseguirlo, pues no está permitido pagar la mitad de cuota por trabajar media jornada. En compensación debes estar también registrado en el Régimen General:

  • Pluriactividad: en el momento en el que te des de alta como autónomo rellenando el modelo 036 ó 037 debes marcar la condición de pluriactividad. De esta manera, se entiende que estás siendo empleado como trabajador en otra empresa y que cotizas a la seguridad social. Sin embargo, solo pueden acogerse a esta condición aquellos trabajadores que no se hayan dado de alta nunca antes en el RETA.
  • Frecuencia y habitualidad: esta característica es la que define la necesidad o no de estar dado de alta en la Seguridad Social. Si llevas a cabo una actividad profesional de manera recurrente es obligatorio que te inscribas en el RETA. Si, por el contrario, los trabajos que haces son esporádicos, no será necesario. En este caso tampoco podrías acogerte al régimen de pluriactividad.
  • Trámites y costes: una vez te has dado de alta en régimen de pluriactividad, podrás tener algunos beneficios como autónomo. En la Ley de Emprendedores encontrarás las condiciones establecidas para poder beneficiarte de tu condición como pluriempleado. Según el BOE, en el momento del alta puedes elegir como base de cotización la del 75% de la base mínima de cotización establecida anualmente durante los primeros 18 meses. Por otra parte, los siguientes 18 meses podrás cotizar un 85% de la base imponible. Por tanto, durante tres años los costes mensuales como autónomo serán menores.

Autónomo media jornada

Ventajas e inconvenientes del régimen de pluriactividad

Existen algunas condiciones en las que este tipo de autónomos encuentran algunas ventajas, pero también algunos inconvenientes. Uno de los principales beneficios es que, al estar cotizando en dos regímenes diferentes de la Seguridad Social, tienes derecho a la devolución de las cuotas en el caso de que se produzca un exceso.

Por otra parte, como nuevo autónomo, debes decidir si quieres formar parte del régimen de pluriactividad o beneficiarte de la tarifa plana que tienen los nuevos autónomos de un año y a través de cual pagan 60 euros mensuales, puesto que ambos beneficios son incompatibles. Valora cuál de las dos condiciones te beneficia más a la hora de registrar tu actividad como autónomo.

Es importante que, si eres autónomo a tiempo parcial, lo comuniques correctamente tanto a Hacienda como a la Seguridad Social. Recuerda que no podrás emitir facturas si no estás dado de alta como autónomo. Por otro lado, mantienes la obligatoriedad de presentar las declaraciones trimestrales de IVA e IRPF.

Como siempre, registrar tu actividad como autónomo tiene sus virtudes y sus contrariedades. Por ello, conocer cuáles son tus posibilidades como trabajador por cuenta ajena es imprescindible para encontrar el máximo beneficio en función de tu volumen de actividad y facturación. Tener una buena organización contable y saber qué gastos e ingresos se producen mensualmente es muy importante. De la misma manera que lo es saber qué régimen de autónomo te puede beneficiar más.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.