Autónomos: así queda el nuevo sistema de cotización de ingresos tras el acuerdo definitivo
[wpdreams_ajaxsearchlite]
cotización para autónomos

Autónomos: así queda el nuevo sistema de cotización de ingresos tras el acuerdo definitivo

Lectura: 3 min | 12 Sep 22

Tras meses de negociaciones con las distintas asociaciones que representan a los trabajadores autónomos, el Gobierno ha llegado a un acuerdo definitivo por el que se establece un nuevo régimen de cotización hasta el año 2025. A través del nuevo proyecto de ley pactado, se implantará un sistema de cotización que permitirá a los trabajadores por cuenta propia adaptar el pago de sus cuotas a sus rendimientos reales y por el que los autónomos con bajos ingresos pagarán menos cuota a partir de 2023.

El nuevo sistema entrará en vigor a partir de enero del próximo año y se mantendrá sin cambios hasta el 2025. Desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones han declarado que al llegar a esa fecha se hará una revisión, evaluación de efectos y análisis de la situación económica para ver si es necesario aplicar modificaciones.

Con esta esta nueva modalidad, el Gobierno quiere conseguir que un un trabajador autónomo cotice de acuerdo a su rendimiento neto, es decir teniendo en cuenta la diferencia entre sus costes e ingresos mensuales, de forma que se parezca lo más posible a un trabajador por cuenta ajena, que cotiza a la Seguridad Social aportando un porcentaje del sueldo que recibe.

Los tramos y las cuotas

La división de este sistema es de 15 tramos en cuotas que tendrán una variación en los próximos tres años, desde el 2023 al 2025. Para el primer año la cuota mínima será de 230 euros y les corresponderá a los autónomos que generen hasta 670 euros al mes. Si realizamos la comparación con la aportación mínima actual que es de 294, el ahorro es de 64 euros menos.

Para el 2025 esta cuota disminuirá a 200 euros por lo que el ahorro en los trabajadores autónomos que tienen menos ingresos será de casi 100 euros mensuales. Quienes ganan hasta 1.300 euros al mes también contarán con una bajada progresiva en sus cuotas de aportación. Aquellos que ganan más de esta cantidad y llegan hasta los 1.700 mantendrán una cuota fija por los próximos tres años que es de 294 euros.

Asimismo, todos los trabajadores por cuenta propia que generan rendimientos de más de 1.700 euros tendrán un aumento progresivo en sus cuotas mensuales. De esta forma, las cuotas más elevadas serán para aquellos que ganen más. Un autónomo con ingresos de más de 6.000 euros aportará en el primer año una cuota de 500 euros y para el 2025 esta cantidad se elevará a 590 euros mensuales.

Cuota reducida para nuevos

Una vez implementado este sistema las personas que empiecen a ser autónomos contarán con una cuota reducida durante un año. Esta aportación será de 80 euros mensuales y puede extenderse durante 12 meses adicionales si los ingresos netos en el primer año son menores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Se podrá cambiar de tramo

Una de las ventajas de este sistema es el cambio de tramo que puede realizar un trabajador autónomo. Esta acción se podrá realizar hasta seis veces al año cada dos meses por lo que prevé cualquier contingencia u oportunidad de desarrollo para el trabajador. Una vez finalizado el año, la cotización a la Seguridad Social se hará de acuerdo a los ingresos netos. Esto quiere decir que si abonó una cantidad superior, la Administración le devolverá la cantidad excedente y si pagó menos, tendrá que abonar la diferencia.

Nueva prestación por paro parcial

Se ha incorporado una opción para recibir una nueva prestación en el caso de que un autónomo cese en sus actividades. Será sobre el 50% de la base reguladora, compatible con una nueva actividad y podrá cobrarse en un periodo desde cuatro meses hasta dos años. Además, no será necesario darse de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), cerrar el negocio o rescindir contratos.

Los autónomos que quieran acceder a la prestación deberán cumplir con al menos uno de los siguientes requisitos:

  • Reducciones del 75% en el nivel de ventas o ingresos por un tiempo de dos trimestres.
  • Jornada reducida o suspensión de contratos en el 60% de su plantilla, en caso de ser los encargados.
  • Autónomos con deudas de acreedores no públicos por dos trimestres donde la reducción de sus ingresos sea del 75%.
  • Trabajadores con ingresos menores al SMI.

Se elimina el tope a mayores de 47

Una vez entre en funcionamiento el nuevo sistema quedará eliminado el tope de cotizaciones para las personas mayores de 47 años. En la actualidad, las personas que superan esta edad no pueden incrementar sus aportaciones. A partir del 2023, los autónomos de 48 años en adelante tendrán que aportar de acuerdo sus ingresos netos, como el resto de trabajadores.

Otras consideraciones

Otras novedades están relacionadas a la deducción de gastos de difícil consideración y el plan de pensiones. En caso del primero, se ha fijado para los autónomos una cantidad fija del 7% mientras que en el caso de los autónomos societarios será del 3%. Para lo segundo, la nueva norma fija que los trabajadores por cuenta propia podrán desgravarse en un 10% para las aportaciones sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

La base de cotización es para los autónomos uno de los aspectos más relevantes a largo plazo y va a definir la cuantía de futuras prestaciones, por lo que es recomendable revisarla cada cierto tiempo y ajustarla según las posibilidades de cada uno.

No son uvas, pero sí son 12 ideas que harán crecer tu empresaEstas Navidades, te regalamos un eBook muy especial con nuestros 12 mejores artículos del blog IdeasParaTuEmpresa.com

No

Quiero recibir comunicaciones con información comercial, invitaciones a cursos de formación o eventos que puedan ser de mi interés. (+info)

Revisa tu bandeja de email. Te llegará un correo con un enlace al eBook.