Autónomos: cómo recurrir sanciones de Hacienda - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Autónomos: cómo recurrir sanciones de Hacienda

Lectura: 3 min | 4 May 21

A partir de ahora, los trabajadores por cuenta propia tienen la opción de recurrir sanciones impuestas por la Agencia Tributaria aun cuando haya habido previa aceptación. Es decir, aunque hayan dado conformidad tras una inspección de negocio, podrán recurrirla si hay faltas jurídicas o interpretaciones erróneas en la redacción del acta. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana abrió ese camino gracias a una sentencia de diciembre de 2020. Te contamos más detalles.

Firmar un acta de conformidad con la Agencia Tributaria ha dejado de ser inapelable para los trabajadores autónomos. Desde diciembre del año pasado, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana rechaza la postura de Hacienda, que defendía que la firma de aceptación era suficiente para que no se volviera a estudiar el caso. La nueva sentencia determina que el contribuyente puede recurrir a los tribunales incluso cuando haya aceptado la liquidación estimada por Hacienda.

Muchos trabajadores autónomos aceptan las licitaciones de la Agencia Tributaria por temor a obtener sanciones mayores, no porque realmente estén de acuerdo. En este sentido, la firma de conformidad permite deducir un 30% la sanción emitida por Hacienda. Por tanto, cabe esperar que muchos contribuyentes prefieran aceptar la cantidad prevista por la administración con tal de evitar más inconvenientes o gestiones burocráticas. Sin ir más lejos, el Tribunal Supremo recogía en 2016 que la conformidad se presta solo para evitar mayores problemas con la inspección.  Sin embargo, la firma de estas actas no impide recurrirlas ni es un acto de deslealtad.

Ahora ya es oficial: las actas de conformidad pueden se anuladas por los tribunales cuando se trate de cuestiones jurídicas.

sanciones

¿Cuándo es posible recurrir un acta de conformidad?

Si como autónomo has firmado un acta de conformidad con Hacienda tras la inspección de tu negocio, bajo determinadas circunstancias, puedes recurrir a la Justicia para anular las multas impuestas.

Debes tener en cuenta que esta posibilidad tiene algunas limitaciones. En el recurso contra las actas de conformidad no se pueden cuestionar los hechos sobre los que se ha prestado conformidad. Todas aquellas cuestiones sobre las que el contribuyente se haya declarado de acuerdo con la inspección no se pueden recurrir. Por lo tanto, solo es posible presentar el recurso en base a las consecuencias jurídicas que pueden derivar de los hechos ya aceptados.

La Administración deberá ser mucho más específica

En el caso de esta sentencia, el trabajador autónomo impugnó la declaración del IVA de varios años pese haber firmado su aceptación. El motivo es que la inspección se retrasó más allá de lo que prevé la ley sin recibir una justificación pertinente sobre la demora. Si bien es cierto que algunos procesos en la administración pueden alargarse en el tiempo, los tribunales exigen que dichos retrasos queden reflejados en cada expediente con su correspondiente justificación.

Comúnmente, la inspección alega la falta de documentación como causa de dicha prolongación. Sin embargo, ahora es necesario que la administración determine cuáles fueron los documentos que el contribuyente no entregó a tiempo. De lo contrario, tal y como ocurrió en este caso, al trabajador autónomo se le imputaron hasta 205 días de dilaciones con la única justificación de que no había aportado la documentación, sin tener conocimiento de qué documentación se trataba.

El Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) llegaba a la misma conclusión que el TSJ de la Comunidad Valenciana solo dos días antes de la sentencia. Un caso muy similar, el trabajador alegaba que la dilación de 255 días no estaba motivada por no aportar la documentación necesaria. En la misma línea, el TEAC sostiene que la demora injustificada sí es una cuestión jurídica por la que se pueden anular las actas, independientemente de que se haya aceptado anteriormente.

En este tipo de casos, el objeto de la reclamación son las fechas en las que se solicitó y se aportó la documentación. Por lo tanto, si has firmado un acta de conformidad, pero el retraso de la inspección entorpece de forma injustificada la marcha normal del procedimiento, se puede considerar un supuesto recurrible ante los tribunales para anular el acta.

Cuando los trabajadores autónomos reciben sanciones de Hacienda, la primera pregunta que se viene a la cabeza es: ¿qué puedo hacer ahora? Esta decisión del tribunal marca un antes y un después en el procedimiento de las sanciones tributarias a favor de los contribuyentes. No obstante, este proceso solo es necesario cuando ya se ha aceptado la licitación de Hacienda. Si, por el contrario, has firmado el acta en disconformidad, no tendrás ningún obstáculo para cuestionar los hechos o las calificaciones jurídicas reflejadas en la inspección.