[wpdreams_ajaxsearchlite]
Cómo gestionar las redes sociales

Cuota de autónomos: Derechos y obligaciones [Infografía]

Lectura: 2 min | 21 Jun 16

Vivir del trabajo que produce uno mismo puede ser una satisfacción. Pero los autónomos, al igual que los contratados por cuenta ajena, tienen obligaciones con la Seguridad Social. Para poder ejercer como tal, hay que darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y pagar una cuota mensual.

La cuota mensual varía en función de la base de cotización (lo que le decimos al sistema que ganamos al mes), la edad, y si se incluye la posibilidad de baja por incapacidad temporal u otros derechos.

RETA tiene una base de cotización mínima (aunque se gane menos, siempre se tendrá esa base y se pagará una cuota relativa a esta) y otra máxima (aunque se gane más, no será posible una cotización por un valor superior). En esta infografía te explicamos cómo queda fijada para 2016, para cuyo cálculo es muy importante la edad del cotizante, así como los requisitos para cobrar la prestación por desempleo.

Los autónomos y la Seguridad Social

Para autónomos dedicados a la venta ambulante, socios trabajadores de cooperativas, o autónomos con trabajadores a su cargo, consultar el portal de la Seguridad Social.

Obligaciones del cotizante

Te hemos explicado cómo calcular las bases de cotización y los derechos que generas con ello. Pero es importante atender a las obligaciones con la Seguridad Social para poder calcular apropiadamente los costes.

  • El autónomo debe pagar la cuota por meses completos. Si, por ejemplo, se diese de alta en RETA un 20 de agosto, pagará toda la mensualidad correspondiente.
  • En cuanto al fin de la cotización, ya no existe la obligación de cotizar hasta el último día del mes en el que se produce el cierre del negocio o el cese de la actividad. Pero esos hechos se deben comunicar a la Seguridad Social. Si la Administración no ha certificado ese cierre y nos damos de baja, entonces estamos obligados a cotizar por el mes completo.
  • La cobertura de Accidente de Trabajo o de Enfermedades Profesionales es voluntaria, salvo para los trabajadores autónomos dependientes o quienes lleven a cabo actividades con riesgo elevado de siniestralidad. También es obligatorio para quienes quieran cotizar por la cobertura de cese de actividad, conocido como el paro de los autónomos.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.