Autónomos: guía para completar correctamente el borrador de la Declaración de la Renta - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Autónomos: guía para completar correctamente el borrador de la Declaración de la Renta

Lectura: 4 min | 27 Abr 21

La campaña para presentar la declaración de la renta se extenderá hasta el próximo mes de junio. Es posible que muchos autónomos tengan dudas acerca de cómo deben presentar el borrador correctamente, especialmente aquellos que han estado en ERTE o que han visto reducida su facturación mensual de forma significativa. A continuación, te explicamos brevemente cuáles son las casillas que debes tener en cuenta y cómo debes referenciar adecuadamente los ingresos percibidos.

Presentar la campaña de la Declaración de la Renta es uno de los principales trámites anuales que debemos afrontar todos. Es ese momento del año en el que hay que recopilar todas las facturas y documentación acerca de las operaciones que hemos realizado. Una tarea que puede generar más dudas a los autónomos, que pueden no tener claro qué casillas hay que rellenar de forma obligatoria y qué deducciones hay.

Además, este año se suma la extraordinaria circunstancia del contexto laboral provocada por la COVID-19. Tanto si has aplicado ERTE a tus trabajadores como si has solicitado alguna ayuda económica, debes contemplarlo en la declaración en su casilla correspondiente.

Para ayudarte a saber cuáles son los datos que tienes que incluir en el borrador de la declaración hemos elaborado una breve guía. Permanece atento.

Autónomos: quiénes están exentos de presentar la declaración

Muy pocos. Todos los autónomos que hayan facturado más de 1.000 euros al año por rendimiento de actividades económicas están obligados a hacerlo. Es decir, solo estarían exentos aquellos que hubiesen ingresado menos de dicha cantidad en todo el año, independientemente de los meses que se haya trabajado.

Modelos que debes presentar si eres autónomo

Otra particularidad de este tipo de trabajadores por cuenta propia es el número de documentos necesarios. Antes de presentar el modelo 100, los autónomos debes asegurarte de haber presentado los modelos 130 y 131 trimestrales de la Agencia Tributaria. En estos modelos se contempla la autoliquidación del pago fraccionado del IRPF mediante estimación directa normal u objetiva.

Una vez hayas dado este paso, lo siguiente que necesitas es pedir la referencia para presentar el modelo 100, la declaración en sí. Para ello, hay que presentar el número de DNI, su fecha de validez y la casilla 505 de la renta del año anterior, en este caso, de 2019. Cuando aportes estos datos tendrás la referencia con la que podrás visualizar y descargar tus datos fiscales.

Qué datos básicos necesitas para presentar la declaración

Los asalariados cuentan con la información directamente por parte de la Agencia Tributaria, pero los autónomos deben proporcionarla en función de las autoliquidaciones trimestrales. A continuación, explicamos qué datos exactos debes tener claros y recopilar antes de completar la declaración:

1. Información de los ingresos por factura

  • La base imponible de las facturas que hayas ingresado, sin el IVA ni las retenciones.
  • La cuantía perteneciente a las retenciones aplicadas en cada factura.

Ten en cuenta que no solo tendrás que saber las retenciones que aplicas en la emisión de facturas, sino también aquellas que contemplan las facturas que recibes por parte de tus proveedores.

2. Información de gastos efectuados

  • Cuotas mensuales aportadas a la Seguridad Social.
  • Cualquier gasto restante, siempre que conservemos el ticket o factura correspondiente que lo justifique.

3. Retenciones bancarias

 

Pasos para rellenar el borrador de la declaración

Una vez tengas todos los datos básicos recopilados (recuerda que deben corresponderse con las autoliquidaciones trimestrales), es momento de completar el borrador. La principal diferencia que tienen los autónomos con respecto a los trabajadores asalariados es que deben completar la parte correspondiente a “rendimientos de la actividad económica”, en lugar de “rendimientos del trabajo”.

  • La primera parte de la declaración contiene los datos generales: nombre y DNI, comunidad de residencia, estado civil, tipo de declaración, etc. Así, las primeras páginas incluyen la información sobre la situación familiar de cada contribuyente, donde debes indicar si tienes personas a tu cargo.
  • A continuación, verás el concepto de “Rendimientos del trabajo”, que solo tendrán que completar los trabajadores en nómina.
  • En las páginas 5 y 6 debes completar la información relativa a la explotación de bienes muebles e inmuebles.
  • Los siguientes apartados ya corresponderían a los “Rendimientos de actividad económica”. Eso sí, debes distinguir entre el régimen por estimación directa, estimación por módulos u otros regímenes especiales.

Gastos deducibles: cuáles pueden crear más confusión

En este apartado es donde tendrás que incluir los ingresos previamente calculados, así como los gastos que sean deducibles. En este sentido, intenta detallar al máximo las tipologías de los gastos para realizar la declaración de forma correcta. Este aspecto es uno de los que más dudas suele generar, puesto que hay ciertos gastos cuya deducción no está del todo clara. Los gastos que más confusión pueden generar son los siguientes:

  • Dietas: conforme a la ley de fomento del trabajo autónomo, la cuantía máxima que se puede deducir tiene un límite de 26,67 euros al día por persona en terreno nacional. Además, tendrás que presentar una factura, no un ticket al uso.
  • Coche: aunque no está del todo claro, la teoría especifica que la desgravación de los gastos por el vehículo solo se puede realizar cuando el uso del mismo sea exclusivamente para trabajar. No obstante, muchos autónomos suelen establecer un porcentaje en función del uso particular o profesional que hagan.
  • Gastos del hogar: los autónomos que desempeñen su actividad desde su domicilio podrán deducir hasta un 30% del porcentaje de la vivienda que ocupe el despacho o ubicación donde se trabaje.

Para que la deducción de estos gastos sea efectiva, deben producirse además en días laborables, pagarse de manera telemática y conservar la factura correspondiente.

Otros aspectos que debes tener en cuenta

Además de los ingresos y los gastos, existen otras cuestiones adicionales que es importante conocer para saber cómo afectan a tu declaración como autónomo. Es el caso de los libros de registro, cuyos datos tendrán que plasmarse en la casilla correspondiente del modelo de renta (rendimiento de actividades económicas) del ejercicio. También deberás repasar tus ganancias patrimoniales, inversiones en empresas de nueva creación o donaciones y aportaciones que hayas realizado.

Por último, al final de la declaración podrás comprobar las deducciones en el tramo autonómico de tu ciudad correspondiente. Estas varían en función de cada comunidad, por lo que te recomendamos consultar cada una de forma individual.

En este post hemos repasado aquellos aspectos comunes a la mayor parte de los autónomos. No obstante, cada caso tiene sus propias particularidades, por lo que te recomendamos llevar un control exhaustivo y asegurarte de que toda la información pendiente de trasladar a la Agencia Tributaria sea correcta y esté controlada.