Autónomos: guía para elaborar una factura [Plantilla] - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Autónomos: guía para elaborar una factura [Plantilla]

Lectura: 3 min | 2 Feb 21

En muchas ocasiones encontramos los mayores fallos en lo más simple. Elaborar una factura es una de esas acciones que cualquier autónomo debe controlar, pero que es habitual que suscite ciertas dudas, sobre todo en los casos en los que no se cuente con conocimientos de contabilidad específicos. Para ayudarte y simplificarte esta tarea, te contamos paso a paso cuáles son los aspectos que debes contemplar de forma obligatoria. Además, te proponemos un modelo de factura estándar que puedes utilizar.

Las facturas forman parte del día a día de los autónomos, por lo que deben tener un control férreo de las mismas. No solo porque es su vía para percibir ingresos, sino porque son indispensables para estar al día tanto con Hacienda como con la Seguridad Social. Por ello, es importante que conozcas todos los elementos que debe contener una factura para que sea válida. De lo contrario, podrías enfrentarte a sanciones económicas por parte de las administraciones.

El gran problema de muchos autónomos es que carecen de conocimientos fiscales y tributarios, y por tanto no tienen una idea clara de qué conceptos incorporar o cómo hacerlo correctamente. El reglamento español contiene un Real Decreto que regula las obligaciones de facturación. Este puede ser un buen punto de partida para adentrarte en esta tarea.

A continuación, te aclaramos las principales dudas que te pueden surgir, y te proporcionamos un modelo de factura gratuito que puedes adaptar a tu negocio.

Conceptos básicos que debe contener una factura

Estos documentos tienen que reflejar una información común a todos los negocios, independientemente de la actividad que desarrollen:

  • Mención específica de “Factura”. El documento debe reflejar de forma clara que se trata de una factura, por lo que te recomendamos incluirlo en la parte superior del mismo. Te mostramos un ejemplo:

  • Fecha y número de factura. Es también importante indicar la fecha de emisión del documento y el número de este. De esta forma se evita que haya facturas duplicadas.
  • Fecha de vencimiento. Igual de relevante es incluir el plazo de vencimiento que tiene el pagador para abonar la factura.
  • Datos del emisor. El profesional o la empresa que expide la factura debe incluir su nombre completo, razón social, NIF o CIF, domicilio fiscal y un teléfono o email de contacto.
  • Datos del receptor. Por su parte, la información necesaria del receptor se limita a su nombre completo y el NIF o CIF.
  • Descripción de los productos o servicios. Cuanto más claro quede reflejado, menos problemas de interpretación surgirán. Es conveniente especificar todo lo posible el concepto por el que se va a facturar, así como su cantidad o código correspondiente si lo tuviera.

  • IVA. El tipo impositivo debe quedar perfectamente expuesto. En el caso de que ofrezcas productos o servicios que tengan un IVA diferente, te recomendamos incluir este paso en el cuadro de descripción, para poder aplicar la cuantía exacta en cada caso. Posteriormente, debes incorporar también la suma total correspondiente al IVA que se sumará al precio final.
  • Descuentos o rebajas. En caso de que apliques una reducción en el precio, ésta también debe estar bien clara.
  • Condiciones de pago. Para evitar conflictos a la hora de realizar el pago es conveniente incluir un apartado ad hoc. Esto te permite identificar qué opciones de pago aceptas: plazos de vencimiento, método de pago, etc.

Elaborar una factura no es un proceso complejo, pero hay que ser muy consciente de todos los elementos indispensables que ésta debe contener. Adicionalmente puedes añadirle más opciones que te resulten de interés por tu tipo de actividad, pero en ningún caso puedes obviar ninguno de los aspectos de obligado cumplimiento.

De lo contrario, podrías incurrir en una incorrección fiscal que conllevaría sus correspondientes sanciones. No obstante, siempre puedes recurrir a un asesor fiscal o contable especializado que te oriente acerca de cómo efectuar tu facturación correctamente.