[wpdreams_ajaxsearchlite]
Ley de Secretos Empresariales

Beneficios de la Ley de Secretos Empresariales para tu Pyme

Lectura: 4 min | 9 Nov 19

La Ley de Secretos Empresariales (LSE) entró en vigor en nuestro país el pasado 13 de marzo de 2019. Su principal objetivo es regular de forma específica la custodia de información confidencial e importante para las empresas, para lo que el sistema legislativo carecía de regulación. Te contamos cómo ayuda esta normativa a tu Pyme.

En una época en la que la información adquiere cada vez mayor relevancia, las empresas tienen la obligación de custodiarla adecuadamente para evitar problemas. Y es que el conocimiento de las compañías es un valor intangible pero muy valioso, por lo que es tarea de todos los integrantes protegerlo. La Ley de Secretos Empresariales constituye ahora la mejor defensa. Tal y como el propio Boletín Oficial del Estado señala, “las empresas valoran sus secretos empresariales tanto como los derechos de propiedad industrial e intelectual y utilizan la confidencialidad como una herramienta de gestión de la competitividad empresarial”. Es decir, a nivel jurídico el secreto empresarial debe contar con la protección pertinente.

Aunque a priori puede parecer que esta ley es importante únicamente para las grandes empresas, nada más lejos de la realidad. Para una Pyme es igual o más importante. Tienen una cercanía con el cliente final mucho mayor, lo que da pie a compartir información sensible e importante que es necesario preservar.

Quote Ley Secreto Empresarial

Secreto empresarial: definición y tipos

Lo primero que tenemos que saber es qué entendemos cuando hablamos de secretos empresariales. Se considera secreto empresarial todo el conocimiento o información sobre cualquier ámbito de influencia en la empresa, ya sea de tipo tecnológico, científico, industrial, financiero, organizativo o comercial, que no esté disponible para el público. Además, debe reunir tres condiciones:

  1. Debe ser un secreto, es decir, que no sea público y que no sea fácilmente accesible.
  2. Debe tener un interés relevante como consecuencia de su carácter secreto. Es decir, informaciones cuya pérdida o extravío supondría un perjuicio para la empresa por su elevado valor empresarial.
  3. Deben adoptarse medidas razonables por parte del titular para que permanezca secreto.

Si bien estas son las características que deben cumplirse para considerar una información como secreto empresarial, estos están divididos en dos grandes categorías:

  • Secretos industriales: se refieren a aquellas informaciones técnicas sobre ideas, productos, procedimientos y técnicas necesarias para desarrollar los productos o servicios.
  • Secretos comerciales: en este caso se engloba toda la información relativa a la empresa como entidad organizativa: datos financieros, comerciales, organizativos, etc.

Objetivo de la Ley de Secretos Empresariales

La finalidad de esta regulación está clara: proteger los secretos empresariales de todas las compañías, es decir, todo tipo de información que reúna las condiciones nombradas previamente. Además, la ley amplía su alcance hasta las denominadas “mercancías infractoras”. Esto es, todos aquellos productos o servicios creados a partir de secretos empresariales obtenidos ilícitamente.

La ley pretende proteger a toda persona, física o jurídica, titular del secreto, frente a cualquier sustracción de origen ilícito. En este sentido, es importante destacar que no es necesario divulgar una información con carácter de secreto empresarial para considerarse un acto de violación de secretos. Simplemente es suficiente con que los datos secretos se hayan puesto en riesgo. Esto pone de manifiesto la elevada importancia que tiene esta información para las empresas y la necesidad de promulgar esta ley.

Beneficios de la normativa de secretos empresariales para tu Pyme

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, pueden acogerse a la Ley de Secretos Empresariales para proteger su información. Ahora que ya sabes qué es un secreto empresarial, es el momento de saber cómo puede ayudar esta normativa a tu Pyme.

  • La ventaja principal es la seguridad jurídica que les otorga. De esta forma, las pequeñas y medianas empresas también pueden proteger sus propias ideas creativas e innovadoras gracias al amparo legal que ofrece la normativa.
  • Refuerza el valor empresarial y la cultura de la compañía. Una fuga de secretos empresariales puede producirse a través de muchas vías de lo más inesperado. Los propios trabajadores pueden desvelar este tipo de información de manera inconsciente. Lo mismo puede suceder con clientes o proveedores con los que se firma un contrato, documento confidencial. Por ello, inculcar la importancia de preservar los secretos empresariales a todas las partes ayuda a reforzar la sensación de pertenencia a la compañía.
  • Permite un mejor desarrollo del talento. Si tu empresa tiene una idea innovadora corres el riesgo de que otra compañía se apodere de ella en caso de que haya un desvío de información. Esta ley pretende acotar estos casos, de forma que las compañías puedan desarrollar todo su talento creativo sin miedo de que sea arrebatado.

Quote Ley Secreto Empresarial

 

A continuación te damos una serie de claves que debes tener en cuenta en el funcionamiento diario de tu empresa. Si eres el titular de una información secreta:

  1. Estás obligado a adoptar medidas previas para mantener dicha información en secreto. Es decir, solo se podrá acudir al régimen de protección de la LSE si la pyme puede confirmar que previamente ha puesto en marcha las medidas necesarias para mantener la información confidencial.
  2. Para negociar acuerdos de transmisión o de licencia del secreto empresarial, es necesario conocer cuáles son las reglas dispositivas especificadas en la LSE. Estas disposiciones se aplicarán a la transmisión o licencia si ambas partes no alcanzan un acuerdo diferente.
  3. Cuentas con un período de 3 años para ejecutar las acciones civiles contempladas en la LSE. Este plazo se inicia desde el momento en que la empresa sabe que se ha violado el secreto empresarial.

Acciones civiles para proteger los secretos empresariales

A partir de ahora, gracias a la ley, existen distintas vías para que las empresas cuyos secretos hayan sido vulnerados actúen. Podrán pedir, dependiendo de la infracción cometida, las siguientes acciones:

  • Declaración de violación del secreto
  • Cese o prohibición de los actos de violación
  • Prohibición de fabricar, comercializar o beneficiarse de mercancías infractoras
  • Indemnización por daños y perjuicios
  • Aprehensión de las mercancías infractoras
  • Atribución en propiedad de las mercancías infractoras a cuenta de la indemnización
  • Recuperación de la información confidencial por parte del demandante, o destrucción total o parcial de la misma
  • Publicación de sentencia

 

La Ley de Secretos Empresariales constituye un marco protector para que las empresas velen por la seguridad de su información. En un momento en el que los datos son la principal fuente de poder de las compañías, es necesario protegerlos con medidas legales fehacientes. Por ello es clave que conozcas bien esta Ley, así como todas las ventajas y mecanismos que tienes a tu disposición para custodiar los secretos empresariales.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.