Bonificaciones para aumentar la plantilla y contratar más empleados
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Bonificaciones plantilla

Bonificaciones por contratar empleados y aumentar la plantilla

Lectura: 4 min | 4 Oct 16

Hacerse grande significa que la familia crece. Eso es bueno para la empresa y para el país. Con la que está cayendo, la creación de empleo se agradece. Pero hay que hacer números. Tiene su coste y una ayuda es bien recibida.

En los últimos años muchas bonificaciones por contratar empleados se han ido eliminando. No obstante, aún quedan algunas activas. Por eso es importante que las conozcas y que las valores para saber si se ajustan o no a lo que tenemos pensado de cara a aumentar la plantilla de nuestra empresa.

En general, las bonificaciones por contratar empleados consisten en la reducción de la cuota a la Seguridad Social que corresponde pagar al empresario por cada trabajador que contrata. A cambio de ese beneficio se piden unas características concretas que deben cumplir los contratos (temporales o indefinidos) y/o unos perfiles concretos a los que tiene que responder el contratado y la empresa. Estas son las principales que están vigentes a fecha 1 de septiembre de 2016.

Bonificaciones por contratar empleados: contratos indefinidos

  • Contrato de fomento de emprendedores. Es un tipo de contrato que conlleva una bonificación para trabajadores menores de 30 años de 1.000 euros el primer año, 1.100 el segundo y 1.200 el tercero. Si se contrata a mujeres en sectores en que están subrepresentadas hay que sumar 100 euros a cada una de esas cantidades. Para mayores de 45 años la bonificación es de 1.300 euros anuales para hombres y 1.500 para mujeres. En este caso la duración es de 3 años. En todas las modalidades este contrato sólo es válido para empresas de menos de 50 trabajadores.
  • Para discapacitados. Con bonificaciones de 4.500 euros anuales a 6.300 según grado de discapacidad, edad y sexo. Si el contrato se hace en un centro especial de empleo, el empresario está excluido de pagar la cuota que le corresponde a la Seguridad Social. Todas las bonificaciones son de carácter indefinido.
  • Para víctimas de violencia de género. 1.500 euros anuales durante 4 años.
  • Para víctimas de violencia doméstica. 850 euros anuales durante 4 años.
  • Para víctimas del terrorismo. 1.500 euros anuales durante 4 años.
  • Para víctimas de trata de seres humanos. 1.500 euros anuales durante 2 años.
  • Para jóvenes. Dentro del Sistema Nacional de Garantía Juvenil hay bonificaciones de 300 euros mensuales durante un máximo de 6 meses.

Bonificaciones para contratos temporales

  • Contratos de prácticas, relevo o sustitución. Para Pymes de, como máximo, 50 trabajadores, podrán bonificarse hasta 500 euros al año, en el caso de hombres y 700 euros en el caso de mujeres. La duración es de 3 años.
  • Para discapacitados. Se aplican las mismas bonificaciones que para contratos indefinidos. 

Bonificaciones para transformar contratos temporales en indefinidos

  • Para trabajadores con contrato de Formación y Aprendizaje. Para empresas de menos de 50 trabajadores. Con una bonificación anual de 1.500 euros para hombres y 1.800 para mujeres y una duración máxima de 3 años. También es posible acudir a esta bonificación en el caso de empleados contratados por Empresa de Trabajo Temporal (ETT) si se le hace indefinido y antes tenía un contrato de formación y aprendizaje.
  • Para trabajadores con contratos en Prácticas, de Relevo o de Sustitución por anticipación de la edad de jubilación. Es válido para empresas de menos de 50 trabajadores. Si el contratado es hombre, la bonificación anual es de 500 euros anuales; y si es mujer de 700 euros. La ayuda tiene una duración máxima de 3 años. Como en el anterior caso, también es válido para trabajadores procedentes de ETT con contrato en prácticas, de relevo o sustitución por anticipación de la edad de jubilación.
  • Para víctimas de violencia. La bonificación para la transformación de un contrato temporal en indefinido para víctimas de violencia de género y víctimas del terrorismo es de 1.500 euros anuales. En caso de violencia doméstica es de 850 euros y para excluidos sociales de 600 euros. La duración es de 4 años.
  • Para discapacitados. Si se transforma un contrato temporal de Fomento del Empleo o formativo, las bonificaciones van de 5.100 euros anuales a 6.300 para personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual igual o mayor al 65% y de 4.500 a 5.700 para el resto de personas con discapacidad. La duración de la bonificación es indefinida. Para el primer empleo de menores de 30 o de 35 si tienen un grado de discapacidad igual o superior al 33% la bonificación es de 500 euros (hombres) y 700 (mujeres) anuales con una duración de 3 años.

A tener en cuenta a la hora de solicitar bonificaciones por contratar empleados

Es imprescindible informarse bien de las condiciones de los contratos. La Seguridad Social proporciona el detalle y la actualización de todas las bonificaciones existentes. Para todos los casos expuestos es imprescindible que el empresario esté al corriente de pago de las obligaciones con Hacienda y la propia Seguridad Social. También se exige en todos los casos no haber sido excluidos del acceso a los beneficios por infracciones muy graves no prescritas.

A la hora de calcular las cantidades a bonificar es importante tener en cuenta que las cantidades expuestas corresponden a contratos a tiempo completo. Para jornadas a tiempo parcial la ayuda será igual al porcentaje de la jornada más 30 puntos porcentuales. Por ejemplo, si el trabajador tiene un contrato a media jornada, la bonificación será del 50% más los 30 puntos, es decir, del 80% de la cantidad. Evidentemente la cifra no puede superar el 100%.

En este sentido hay una excepción. En el caso del Sistema Nacional de Garantía Juvenil la bonificación es de 300 euros mensuales si el contrato es a tiempo completo. Para contratos del 75% de la jornada la cuantía es de 225 euros al mes y para los contratos a media jornada de 150 euros al mes.

Bonificaciones caducadas

Una de las medidas estrella introducida por el Gobierno en 2015 fue la bonificación para contratos indefinidos por la que quedaban exentos de cotización por Contingencias Comunes a la Seguridad social durante dos años los primeros 500 euros de salario. Esto implicaba una bonificación de algo menos de 120 euros mensuales para un sueldo de 1.000.

Pero esta tarifa reducida tenía fecha de caducidad: el 31 de agosto de 2016, y esta ya se ha alcanzado.

Hacer un esfuerzo por realizar contrataciones suele ser reconocido depende en qué casos por los distintos gobiernos. Las bonificaciones siempre son muy discutidas principalmente porque merma las cuentas de la Seguridad Social, de cuya caja salen, entre otras cosas, las pensiones. Por otro lado la elección de contratos “bonificables” también suele generar polémica así como la retirada de las distintas ayudas. Y tú, ¿te has beneficiado de alguna bonificación?

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.

*Campo obligatorio
*Campo obligatorio
*Campo obligatorio