Cambio en la cotización por ingresos: cómo afectaría a los autónomos
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Cambio en la cotización por ingresos: cómo afectaría a los autónomos

Lectura: 3 min | 3 Nov 20

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha presentado a las principales asociaciones del colectivo de trabajadores por cuenta propia el documento mediante el que propone modificar el sistema de cotización. Escrivá pretende definir una contribución que sea acorde a los ingresos reales. Esto afectaría principalmente a los autónomos cuya facturación no alcance el salario mínimo, de 1.108 euros brutos al mes. Te contamos qué implicaciones tendría esta propuesta si se llevase a cabo, y cuál es la posición de las asociaciones.

Los autónomos podrían despedir el año 2020 con una importante novedad que afectará directamente a su bolsillo. La intención del Ejecutivo es llevar a cabo una reforma del régimen especial de trabajadores autónomos, conocido como RETA, que implicará un cambio en sus cotizaciones. La gran duda es cómo repercutiría esto a nivel práctico entre los trabajadores de este colectivo.

La reforma es, por el momento, un proyecto que se encuentra en fase incipiente, tal y como ha anunciado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. El siguiente paso es establecer un consenso con las asociaciones del colectivo y los agentes sociales. El objetivo del Ejecutivo es modificar el sistema de cotización basándolo en los ingresos reales.

Como en la mayoría de negociaciones, hay algunos puntos del acuerdo en los que existen diferencias de opiniones entre ambas partes. A continuación, te explicamos en qué consiste la reforma que ha planteado el Gobierno, cómo te afectaría y cuál es la posición de los colectivos.

Autónomo: así te afectaría la cotización por ingresos reales

La principal diferencia con respecto al sistema actual radica en que la cotización se aplicaría por tramos. Es decir, se cotizaría en función de los ingresos reales, y no mediante un tipo general como el actual. El RETA actual funciona por cotizaciones mensuales, y el tipo general es del 30,3% según las diversas bases. Sin embargo, con el nuevo sistema los trabajadores por cuenta propia no podrán elegir su base de cotización, sino que serán sus estimaciones de ingresos las que lo determinarán.

Con el modelo actual, y según los últimos datos de la Seguridad Social, el 85% de los autónomos cotiza por la base mínima independientemente de lo que ingresen. Esta base es la cuantía de referencia mensual sobre la que se efectúa el pago de sus cotizaciones a la Seguridad Social. La finalidad de la modificación que plantea el Ejecutivo es reducir la infracotización que se produce con el sistema de elección de base actual. Si la remuneración que perciben es mayor que la base por la que cotizan, tendrán que incrementar ésta y, por tanto, aumentará la cuota mensual que paguen.

Entonces, ¿cómo quedarían los tramos de cotización?

No obstante, hay cuestiones que están pendientes de revisión y negociación junto con las asociaciones. En un principio, los tramos de cotización que prevé el documento serían:

  • Los autónomos que ingresan hasta 11.999 euros podrían mantener la base mínima de tributación. Para ellos se plantearía también la posibilidad de bonificaciones de hasta el 50% de lo cotizado.
  • Para los trabajadores cuya facturación oscile entre 12.000 y 25.000 euros, no se aplicarían grandes cambios en la base.
  • En el caso de los autónomos que facturen más de 25.000 euros y no superen los 45.000 euros de ingresos, la cotización aumentaría de manera progresiva. Es decir, si un autónomo factura 28.000 euros probablemente no cotizará por la base mínima, pero su aportación será menor que aquel que ingrese 38.000 euros.

Los tramos planteados hasta el momento están pendientes de definir y aprobar, con lo que podría haber cambios en el documento final. La intención de modificar el sistema de cotización conllevaría un aumento de la recaudación respecto al método actual, pues obligaría a muchos autónomos que ahora cotizan por la base mínima a incrementarla. Por otro lado, recibirían también mayores coberturas, ya que hay otras prestaciones que se calculan en función de la base de cotización. Es el caso, por ejemplo, de la pensión por jubilación, que se calcula según la base reguladora.

División de opiniones entre las asociaciones

Sin embargo, la propuesta suscita diferentes opiniones entre las asociaciones que representan a este colectivo. La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha advertido que el sistema de cotización por ingresos reales “no debería ser una imposición”. Especialmente, según la asociación, en el momento que vivimos, en el que una subida en la cuota sería muy complicada para muchos autónomos.  Según las previsiones elaboradas por ATA, la reforma del RETA obligaría al 70% de los trabajadores por cuenta propia a modificar su base.

En una posición opuesta se encuentra la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), que valora “muy positivamente” la propuesta de Escrivá, pero recuerda la necesidad de consensuarla con las asociaciones. UPTA basa su argumento en el “principio contributivo de solidaridad”, de manera que los autónomos que ingresen más también contribuyan en mayor medida, dado que tienen más posibilidades. En esta misma postura se muestra la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE).

La base de cotización es para los autónomos uno de los aspectos más relevantes a largo plazo. Ésta va a definir la cuantía de futuras prestaciones, por lo que es recomendable revisarla cada cierto tiempo y ajustarla según las posibilidades de cada uno. Si finalmente sale adelante esta reforma, esta acción ya no será opcional.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.

*Campo obligatorio
*Campo obligatorio
*Campo obligatorio