Caso de éxito: Komvida
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Komvida

Caso de éxito: Komvida

Lectura: 4 min | 19 Nov 21

Beatriz Magro y Nuria Morales son fundadoras de Komvida. Una startup cuyo objetivo es hacer sentirse bien a las personas a través de la kombucha, una bebida artesanal hecha con mucho cariño en su pueblo de Fregenal de la Sierra (Badajoz). Las ganas de cambiar el mundo de estas dos jóvenes extremeñas son un ejemplo de superación y por eso estamos deseando compartir con vosotros este caso de éxito.  

Para comenzar la entrevista, nos gustaría saber cómo fue el origen de Komvida ¿Qué os motivó a crear vuestra startup?

Descubrimos la kombucha en un viaje por California mientras yo daba la vuelta al mundo y, al comentarlo entre las dos, comenzamos a madurar la idea y vimos la oportunidad. Además, siempre tuvimos claro que queríamos trabajar para nosotras mismas y con un objetivo primordial: contribuir a la salud y al bienestar de las personas y hacer de este mundo un lugar más cuidado y protegido. Así, comenzamos a crear Komvida Organic Kombucha y a cumplir nuestro sueño.

¿Por qué Komvida? ¿Qué os llevó a elegir ese nombre?

Fácil, quisimos asociar el producto y su propósito, porque la kombucha mejora tu calidad de vida, te da vida, es un producto vivo… Todo nos llevaba a Komvida…

Fabricáis artesanalmente la Kombucha en vuestro pueblo de Fregenal de la Sierra en Badajoz y lo distribuís por todo el mundo ¿Cómo os ayuda el mundo digital y qué papel está teniendo en vuestro crecimiento empresarial? ¿Cómo es emprender desde un pequeño pueblo?

Hoy día, el cliente es omnicanal y es fácil llegar a él a través de Internet. En cualquier caso, Komvida es una marca nativa digital con una gran conexión con su comunidad online, con quien mantenemos un estrecho diálogo para conocer bien sus inquietudes. Para nosotras es un canal primordial.

Además, Komvida es un proyecto de personas del pueblo que se conocen de siempre y que con ilusión y tenacidad estamos contribuyendo a que genere riqueza en nuestro entorno. Tuvimos la opción de montar nuestro proyecto en Madrid, que era donde vivíamos, pero preferimos hacerlo en Fregenal de la Sierra para, precisamente, ayudar a que el pueblo siguiera vivo. A día de hoy, es una empresa totalmente viable y de la que estamos muy orgullosas porque da trabajo a más de 50 familias de la zona y, sobre todo, porque ha ayudado al desarrollo de la mujer rural.

Tenéis blog, página web, redes sociales… ¿Por qué es importante para cualquier empresa o pequeño comercio tener presencia en internet? ¿Cómo es vuestra estrategia de marketing digital?

Como apuntaba antes, Komvida es una marca nativa digital y el ecommerce es una parte súper importante. Además, es un producto que genera mucha afinidad con un tipo de consumidor que demanda que le aportes conocimiento extra sobre otros temas afines, lo que nos ha llevado a cerrar acuerdos con expertos en nutrición, fitness, etc. que compartimos con nuestra comunidad para hacer la experiencia más completa. Además, mediante redes sociales estamos continuamente en contacto con nuestros clientes, que son lo más importante para nosotras, y son ellos mismos los que nos trazan qué estrategias seguir en base a sus dudas e inquietudes.

¿Cuáles son las principales barreras que habéis encontrado en vuestro proyecto empresarial? ¿Cómo las habéis superado?

Por suerte, no recuerdo una en especial. Creo que es buena señal. Pero sí hemos vivido muchas complicaciones y sobre todo retos. Retos logísticos, costes, burocracia infinita y frustrante que hemos superado sin rendirnos…

Además de ofrecer un producto 100% natural, ¿qué peso tiene el compromiso con la sostenibilidad en vuestra estrategia de negocio?

Komvida es un reflejo de nuestra filosofía de vida: nuestra kombucha es artesanal, vegana y se envasa en vidrio, que es el material más sostenible. Además, las burbujas son naturales, no hay CO2 añadido (menos emisiones) y no utiliza plástico en ningún momento en la cadena de producción y todos los restos de los ingredientes que se utilizan son biodegradables.

Komvida trabaja activamente en el cumplimiento de los ODS y su consecución para poder alcanzar la agenda 2030. En concreto en el ODS número 3 para garantizar una vida sana y contribuir al bienestar de todas las edades. Además, Komvida solo utiliza fruta 100% ecológica y se abastece en mercados de proximidad con proveedores locales. Y en el ODS número 7 para garantizar, a través de todo el proceso de producción, un consumo mínimo de energía, no contaminante y sostenible, con la mínima emisión de C02 a la atmósfera.

Y decidnos, ¿cómo os imagináis a Komvida de aquí a 5 años? ¿Qué metas os habéis fijado?

Para nosotras el reto es conseguir que la kombucha se convierta en la bebida saludable de moda en España, al igual que en otros países como Estados Unidos donde es tendencia desde hace décadas. Y que Komvida sea, por supuesto, la marca líder del mercado.

¿Qué consejo darías a jóvenes emprendedores que están empezando a diseñar o lanzar sus empresas?

Creo que la clave es tener un propósito que vaya más allá del negocio en sí. En nuestro caso, contribuir a mejorar la vida de las personas y de nuestro entorno, ha sido y sigue siendo el motor de todo lo que hacemos.

Gracias Beatriz y Nuria por compartir con nosotros este momento y ayudarnos a descubrir las enormes posibilidades que el mundo digital ofrece a empresas y negocios como el vuestro. Un caso realmente inspirador para nuestros lectores de IdeasParaTuEmpresa.es