[wpdreams_ajaxsearchlite]
Reapertura negocio

Claves para la reapertura de tu negocio y desescalada tras la crisis del coronavirus

Lectura: 4 min | 28 Abr 20

Todo parece indicar que la crisis sanitaria ha entrado en una fase de estabilización y remisión, momento en el que los empresarios y autónomos dirigen la mirada hacia los siguientes pasos: cómo enfocar una reapertura del negocio y la desescalada.

La incidencia del virus tiende a decrecer. La incertidumbre generada por sus consecuencias, no tanto. Simplemente, cambia de forma. Si hasta ahora la prioridad era conocer las diferentes modalidades de ayudas, las opciones en el aplazamiento de deudas o las moratorias hipotecarias, hoy se abren nuevos interrogantes. Uno de los más presentes, cómo será una eventual reapertura del negocio y desescalada: ¿Cuándo se podrá hacer? ¿Seguirán fidelizados los clientes? ¿Habrán cambiado sus patrones de consumo? ¿Y los proveedores, seguirán activos?

Son muchas las dudas y pocas las certezas. Sin embargo, la actual situación incita a pensar ya en el día de la apertura. No tanto en las fechas, sí en el momento.

A pesar de ello, no hay duda de que la situación ha cambiado. Y lo ha hecho para todos. Por esto, es necesario tener en cuenta ciertos aspectos antes de proceder a la reapertura. A continuación, analizamos algunos:

Revisar tu plan financiero

Si ya de por sí es recomendable llevar las cuentas al día, ante esta nueva situación no hay lugar para la inexactitud. En este nuevo escenario, cada gasto e ingreso cuentan para compensar los meses de inactividad. La reapertura comienza, por tanto, con una actualización de las finanzas:

  • Dinero en el banco
  • Ahorros
  • Beneficios de años anteriores no distribuidos y destinados la reserva para situaciones inesperadas
  • Deudas a corto, medio y largo plazo
  • Facturas pendientes de pago
  • Capacidad de endeudamiento

Calcula, en función de las anteriores variables, cuánto tiempo puede resistir tu negocio sin facturar, para así saber con qué margen cuentas para planificar la vuelta a la actividad una vez que el Ejecutivo autorice la reapertura de comercios.

Por último, ten en cuenta que, si te has acogido a algún aplazamiento de deuda, es probable que tengas que compensarla en los meses venideros, por lo que no debes olvidar este gasto ‘extra’. Aun así, te recomendamos que estés muy atento a las ayudas, tanto a las nacionales como a las autonómicas.

Reapertura del negocio quote

Equilibrio negociador

Tu negocio no será el único afectado por esta crisis. Tus proveedores y clientes también lo estarán. En este contexto, los primeros querrán cobrar cuanto antes para aumentar su liquidez. Los segundos, dilatar el pago en la medida de lo posible.

Así, probablemente no te quedará otro remedio que renegociar alguno de los contratos que tenías firmados antes del estallido de la crisis. Ya sea en términos de importes o de plazos.

Por otra parte, has de prepararte para un más que probable incremento de los casos de morosidad, lo que puede afectar de manera directa a la liquidez de tu negocio. Un factor más para intentar asegurar los cobros.

Actualización de tu plan y objetivos de negocio

Salvo que tu negocio esté entre los denominados «servicios esenciales» o tenga una raíz eminentemente digital, mantener los objetivos del año tras meses de cierre es, prácticamente, una quimera. Por eso, los cálculos que hayas realizado a principio de año deben actualizarse con arreglo a la nueva situación. Te recomendamos que retoques los objetivos del año y el presupuesto para adaptarlo al nuevo contexto.

Igualmente, el análisis DAFO que hayas realizado cambia. Especialmente las partes de «Amenazas» y «Debilidades», aunque también pueden surgir nuevas oportunidades. Es, precisamente de éstas, de las que debes estar más pendiente.

Adaptación al nuevo cliente

La situación de tu negocio ha cambiado durante todos estos meses. Pero también lo ha hecho el cliente. Todos los expertos apuntan a que el consumidor no será el mismo tras la vuelta a la normalidad. Sus patrones de consumo, tampoco.

Por ejemplo, si te dedicas al sector del turismo o gran parte del volumen de tu negocio depende de éste, debes prepararte para un cambio claro: durante los próximos meses, el turista o comensal será local o nacional, no internacional.  Y en ellos debes centrar tus esfuerzos y a ellos debes adaptar tu atención.

También debes tener en cuenta, independientemente de tu sector de actividad, que la experiencia de compra ya no será la misma. Todos conocemos comercios cuyo fuerte es la experiencia del usuario, a diferencia de los centrados en el precio o de la calidad del producto. Pues bien, todo apunta a que los primeros sufrirán más las consecuencias que los segundos, puesto que el consumidor ahora irá menos veces a las tiendas, las estancias serán más cortas (al menos al principio) y las compras mucho más rápidas. En otras palabras, los usuarios pasarán menos tiempo en los comercios, por lo que los reclamos deberán ser más directos y visibles.

En este sentido, dos son las consecuencias, a priori, más claras:

  • Muchos consumidores se han acostumbrado a comprar online durante el período de confinamiento. Por tanto, es imprescindible que tu negocio tenga una tienda online.
  • Los usuarios que visiten tu punto de venta físico deberán percibir que es un entorno seguro, práctico y que cumple con todas las normativas. Enlazando con el punto anterior, será más probable que antes de ir a la tienda hayan visto en Internet lo que quieren e incluso preguntado, de modo que es recomendable establecer canales de comunicación online sencillos a través de todo el journey. Por ejemplo, en tu web o en las redes sociales.

Seguridad e higiene

Muy ligado al epígrafe anterior, tu negocio físico debe transmitir, más que nunca, higiene y seguridad, pues el consumidor a partir de ahora será mucho más precavido en sus formas de contacto. A este respecto, el Ministerio de Sanidad ha publicado una guía de buenas prácticas específica para los centros de trabajo. En ella puedes ver las recomendaciones en cuanto a higiene, desplazamiento, contacto físico y gestión de los residuos.

Debes estar preparado para las nuevas regulaciones que puedan surgir en los próximos meses, como regulaciones de aforo, instalación de marcas que señalen distancias de seguridad, utilización de geles desinfectantes, etc. Cumplir con todas ellas será sinónimo de confianza para el cliente.

De hecho, con el objetivo de transmitir seguridad, algunas asociaciones y comercios ya están pensando en iniciativas para el momento de la reapertura.

Como ves, una reapertura exitosa del negocio dependerá de muchos factores, tanto internos como externos. Todo no está en tu mano, pero sí una parte importante en cuanto a la preparación para cuando llegue el momento.

 

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.


¡ATENCIÓN!

Hay muchas ideas en este blog que te estás perdiendo

¡Recíbelas en tu correo!