[wpdreams_ajaxsearchlite]
motivar_trabajadores

Claves para motivar a tus trabajadores y mejorar la productividad

Lectura: 3 min | 11 Sep 17

Un trabajador feliz es un trabajador más productivo, más alineado con el objetivo y más identificado con la marca. Aprovechando que las nuevas tecnologías y las soluciones Cloud han fomentado el trabajo colaborativo, dejamos algunos consejos para potenciar la creatividad y productividad de su equipo.

Si tienes una empresa, sabrás que el éxito depende en gran medida de la motivación del equipo. Así lo corrobora el estudio Felicidad en el Trabajo de la Universidad de Warwick, del que se extrae que los trabajadores felices son un 12% más productivos.

Son muchos los factores de la cultura de la empresa que pueden influir en la motivación de un empleado. Comportamientos corporativos como recompensar el trabajo bien hecho, fomentar y respetar nuevas ideas de los empleados, alentarles a tomar riesgos y asumir responsabilidades, mostrar interés por sus vidas personales y sí, premiar económicamente; son algunas de las acciones que se pueden poner en marcha para empezar a ver a personas más felices en su puesto de trabajo.

Estas son aspectos de la cultura corporativa que influyen en el trabajador. Pero no lo son todo. Y es que en medio de un proceso global de digitalización de las empresas, la adaptación tecnológica es también un factor decisivo en la motivación de los equipos.

digitalizacion_empleados

Digitalización para incentivar la motivación

En ocasiones, la Digitalización no es un paso 100% proactivo, sino una reacción, una actualización obligada por un entorno cada vez más ágil y competitivo. Y los trabajadores de tu empresa también demandan estar a la última para poder optimizar su tiempo: quieren tecnología para ser más productivos, ahorrarse procesos tediosos y aburridos y, sobre todo, ganar tiempo.

Los procesos de trabajo anticuados hacen perder horas y horas a los empleados y les genera un sentimiento de frustración. Por el contrario, las nuevas tecnologías potencian el trabajo colaborativo con diversas facilidades:

  1. Plataformas Digitales. Existen herramientas con funciones sorprendentes capaces de acabar con las tediosas tablas de Excel. Paneles de búsqueda optimizados, bases de datos automatizadas o gestores de clientes CRM como HubSpot o SUMA -ambos con versiones gratuitas- pueden marcar un antes y un después en la organización y planificación del trabajo. Los CRM son visuales, son intuitivos, son rápidos e incluyen toda la información en un mismo lugar. Todo para lograr la máxima comodidad de los empleados en actividades que hasta ahora se conocían lentas y confusas y que podían originar frustración.
  2. Los archivos: a la nube. Plataformas y herramientas gratuitas como Dropbox, Box, Google Drive, Amazon Web Services (AWS) y One Drive (Microsoft) permiten alojar los archivos de forma segura en servidores online. Así, los trabajadores viven una experiencia mejorada de almacenamiento en un entorno digital adaptable. Además, ofrece al equipo flexibilidad de horarios y posibilidad de teletrabajo, ya sea parcial o completa, fomentando una mayor conciliación familiar, un aspecto que mejorará su satisfacción y motivación.
    Si necesitas plataformas Cloud más potentes, probablemente tendrás que pagar por sus servicios. En ese caso, te recomendamos que antes de contratar, leas estos consejos de la Agencia Española de Protección de Datos.
  3. Conferencias Digitales. Herramientas como Skype hacen más simple la comunicación a distancia, lo que aumenta la eficiencia de los equipos. De hecho, la posibilidad permanente de comunicación maximiza el entendimiento del flujo de trabajo en equipos que trabajan a distancia. Así, se evitan errores y equívocos, y al crecer el ratio de aciertos en el trabajo se genera un sentimiento de autosatisfacción muy positivo para el trabajador y, por ende, para el equipo.
  4. Análisis y Big Data. Son sistemas de implantación casi obligatoria para aquellas empresas que utilizan grandes cantidades de datos en sus operaciones. El análisis optimizado y automático de sus datos es capaz de extraer conclusiones sorprendentes para el desarrollo de un negocio. Con esta información, un empleado está más capacitado para tomar decisiones de éxito y tendrá una autoestima superior que cuando se perdía entre montañas de datos y decidía por intuición o experiencia, pero sin información.
    Innovar es siempre un factor positivo que se propaga desde la propia cultura de la empresa hacia los trabajadores.

De hecho, un empleado de una empresa en la que se invierte en herramientas tecnológicas sabe que se ha invertido también en él, sintiéndose mejor valorado. Consecuentemente, la motivación es mayor y se comprometerá más para lograr los objetivos de la compañía. Además, perderá menos tiempo en tareas tediosas y rutinarias y sus acciones serán más creativas y estratégicas, un factor muy estimulante para el desarrollo profesional

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.