Claves para poner en marcha un proceso de selección exitoso en tu Pyme
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Proceso selección Pyme

Claves para poner en marcha un proceso de selección exitoso en tu Pyme

Lectura: 4 min | 24 Ene 20

Los directivos y trabajadores de las Pymes suelen ser perfiles polivalentes y desarrollar diferentes tareas, incluidas las de Recursos Humanos en ciertas ocasiones. La ausencia de un departamento específico “obliga” a que sean los propios empresarios los que efectúen los procesos de selección, algo que no es sencillo. Te damos algunas claves para ayudarte a elegir al candidato perfecto para tu Pyme. 

Antes de comenzar, has de saber que siempre es preferible contar con un departamento de Recursos Humanos o con un especialista en captación de talento. Ellos son los profesionales indicados para organizar y gestionar un proceso de selección.

Lamentablemente, la realidad a veces no es esa, especialmente en empresas pequeñas. Por eso, puedes verte obligado a realizar tú el proceso de selección. Si es el caso, ¿cómo hacerlo de una manera efectiva?

Para empezar, es importante que tengas definida una estrategia a seguir en tu proceso de selección. Primero, piensa bien antes de lanzar la oferta en qué estás buscando exactamente. Debes tener claro cuál es la posición que necesita tu negocio, qué grado de experiencia requiere y cuánto estás dispuesto a pagar. Tu objetivo será entonces conocer las capacidades, el conocimiento, las habilidades, la confianza, la actitud y el potencial del candidato.

En segundo lugar, comienza con el reclutamiento. Plantéate dónde puedes iniciar la búsqueda. Lo más efectivo suele ser utilizar recursos digitales, esto es, las plataformas online. Internet ha abierto un nuevo mundo de posibilidades para reclutar talento para las empresas. Especialmente a través de redes sociales como LinkedIn y su aplicación Talent Insights, Facebook o en plataformas como Job Today, InfoJobs, Monster o Glassdoor. Estas páginas ofrecen una gran cantidad de recursos digitales para atraer trabajadores cualificados a tu empresa.

¿Cómo publicar una oferta de trabajo?

LinkedIn es una de las mejores plataformas en las que buscar a tus posibles candidatos. Publicar tu propia oferta es realmente sencillo: en primer lugar, haz clic en el icono “Empleos” que encontrarás en el menú de tu página.

Proceso Linkedin paso 1

Una vez en “Empleos”, pincha en “Anunciar Empleo”.

Proceso Linkedin paso 1

Rellena adecuadamente los campos obligatorios que te solicita. Una vez los hayas completado, LinkedIn te redirige a una página en la que deberás concretar cuál es la función laboral que buscas, en qué sector se ubica o qué grado de experiencia necesitas para cubrir el puesto.

En el siguiente paso, podrás especificar qué es lo que estás buscando: filtra por número de idiomas hablados, por experiencia, por formación académica… el número de preguntas depende de ti y de lo que requiere tu negocio.

Proceso Linkedin paso 3Proceso Linkedin paso 2

Finalmente, LinkedIn solicitará un pago para que tu anuncio alcance el mayor número de personas.

Proceso Linkedin paso 3

Una vez publicado el anuncio, elige a tus candidatos. Llegado a este punto, ya tienes claro a quién buscas. Debes escoger a una serie de candidatos sin que supongan un número excesivo, pues te puede quitar más del tiempo que tenías pensado invertir y puede perjudicar al funcionamiento de tu empresa.

5 cualidades que debería tener el candidato perfecto

Acertar no es nada fácil, pero existen una serie de características que suelen ser decisivas para tomar la decisión a la hora de contratar a un candidato:

  1. Compromiso

Una persona comprometida, tanto con su carrera como con sus aspiraciones vitales, es un buen candidato a contratar. Cuando alguien cambia de trabajo con frecuencia y no es leal a un modo de actuar o funcionar, puede acarrearte problemas en el futuro. En este caso, es importante que conozcas y verifiques la trayectoria del candidato en otras empresas.

  1. Actitud positiva y optimista

Los problemas y las situaciones de tensión forman parte del día a día de muchos trabajadores. Por ello, la actitud que adopten ante éstas es fundamental. Ser optimista ayuda a ser más resolutivo y, por tanto, a superar situaciones complicadas. Además, mantener una actitud positiva refuerza el trabajo en equipo y redunda en unos resultados más cualitativos.

  1. Compatibilidad con la empresa

Debes encontrar un empleado que se ajuste a la cultura de tu empresa. Asegúrate de que tiene habilidades sociales y facilidad para llevarse bien con el resto. Pregunta qué tipo de relación mantenía con sus anteriores jefes y compañeros.

Aquí, por supuesto, te pueden “engañar” y mostrarte una cara que no es la verdadera, por eso es importante que te apoyes en otro tipo de herramientas. El test 16 personalities es un recurso que te puede de ser de gran apoyo si quieres conocer más a fondo la personalidad de tus candidatos. Puedes proponerle que realice el test como una parte más del proceso y, una vez que conteste a las preguntas, recibirás una completa ficha de resultados que ofrecen una descripción concreta y precisa del perfil del aspirante.

  1. Flexibilidad y resiliencia

Adaptarse a todo tipo de situaciones es imperativo para resolver posibles inconvenientes que puedan surgir. Aprender a relativizar los problemas es muy útil no solo para controlar el estrés, sino también para enfrentarse a ellos. Y, para ello, la flexibilidad y la resiliencia son cualidades necesarias.

  1. Gestión del tiempo

La productividad es uno de los factores más importantes para cualquier compañía, y únicamente se consigue mejorar con trabajadores que sepan gestionar su tiempo adecuadamente. No se trata solo de acabar más rápido, sino de realizar un trabajo de calidad en el menor tiempo posible. De esta forma, el empleado puede dedicarse también a otras tareas e incrementar los resultados.

Llegados a este punto, el próximo paso es elegir quién va a entrar a formar parte de tu proyecto. Recuerda que el hecho de que alguien tenga experiencia y credenciales no significa que vaya a ser la mejor opción para tu negocio. Su capacidad de adaptación a la cultura de tu empresa y su personalidad son, a menudo, casi tan importantes para el proceso de selección como las habilidades y las capacidades.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.