Cómo construir tu propio canal de YouTube
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Cómo crear tu propio canal de YouTube

Lectura: 4 min | 16 Sep 20

Autor: Jose Manuel Sanchez

El vídeo es el formato de moda. Triunfa, gusta y atrae. Perfecto para generar ventas en tiendas online y como herramienta de promoción de un negocio. De todo el ecosistema digital, YouTube es el rey. Aunque TikTok amenaza a su trono, la plataforma sigue siendo la más utilizada. Para las empresas es efectiva y útil. Y construir tu propio canal es solo cuestión de tiempo, algo de imaginación y mucha dedicación.

 

El primer paso: registrar y personalizar tu cuenta de Google

Lo primero que hay que hacer es contar con una cuenta de Gmail. Si es así, automáticamente se puede iniciar un perfil en YouTube. Tan solo hay que seguir unos simples pasos en la página principal. Es necesario ponerle un nombre al canal y añadir algunos datos. Es conveniente poner una imagen de perfil. Si se trata de una empresa, lo más razonable es subir el logo o una imagen que identifique a tu identidad corporativa. Aunque es algo secundario, se debe introducir una imagen para la cabecera. Esta debe de ser horizontal y muy estrecha. Hay quien la utiliza para mostrar algo sugerente y excitante que atraiga la atención a primera vista.

Luego, y no por ello menos importante, añadir una descripción en el campo de texto disponible. Si eres un usuario particular es mejor poner una frase imponente que revele todo tu potencial. Debe ser atrayente y simple, así que mejor olvidarse de frases hechas. En el caso de una empresa debe tener el mismo objetivo: en un vistazo cualquier usuario sepa a lo que te dedicas. No seas ambiguo. Es conveniente añadir la dirección de tu página web, porque así podrán ubicarte y establecer contacto. Matamos dos pájaros de un tiro.

Tienes que prestarle atención a la configuración de privacidad

Una vez que lo hemos dejado listo y estamos contentos con ello, debemos pasar a gestionar la privacidad del canal. YouTube dispone de varios apartados para ello que ofrecen una gran profundidad. El servicio permite, entre otras cosas, mantener ocultas las suscripciones a otros canales. Es importante tenerlo previsto no sea que nos llevemos un disgusto por si le dejamos abierto el móvil a los pequeños de la casa. Entre otras cosas también se puede desactivar una opción para mantener todas las listas de reproducción guardadas como privadas y mostrar la pestaña de comentarios para que los usuarios puedan dejar sus opiniones.

El meollo del asunto: ¿cómo subirlo?

La publicación de vídeos es el pilar de YouTube. Es fácil hacerlo y procesarlo. Tan solo hay que crear, previamente, el contenido. Por esta razón se grabará y editará un archivo de vídeo antes de subirlo. Entonces, tan solo hay que pulsar en el icono “Subir vídeo” que se encuentra en la parte superior derecha, al lado de la imagen de avatar del canal. Se abrirá un menú desde donde se puede añadir el contenido de dos formas: bien arrastrando el archivo o bien seleccionando por una ruta del ordenador el contenido. Es posible cargar al mismo tiempo varias creaciones, aunque normalmente no va ser el caso.

Utilizar palabras claves y frases para que te encuentren

Otra consideración a tener en cuenta es que el mero hecho de publicar un vídeo no implica que alguien lo vea. Es más, hay muchas posibilidades que no sea así. El motivo es que es un mercado muy saturado y localizar contenidos interesantes es cada vez más complicado. Cada minuto se suben 400 horas de vídeo. Pero tranquilidad que todo esto es una maratón y es importante darlo a conocer por distintas vías como otros perfiles de redes sociales corporativas en donde tengas presencia.

Para publicar el vídeo, es obligatorio añadir un título. Una frase adecuada puede atraer a más usuarios. Es recomendable incluir las palabras clave (las llamadas “Keyword” en terminología de marketing) que consideres que tu audiencia puede usar. Y también una pequeña descripción. También es importante añadir algunas palabras clave puede ayudar a que los usuarios encuentren más fácilmente tus vídeos cuando realicen sus búsquedas. Es posible resumir el contenido y añadir otras palabras clave al principio del texto. La imagen en miniatura también es fundamental. Esta debe ser llamativa porque es la primera impresión que va a tener el usuario.

Consideraciones a tener en cuenta

Dependiendo del contenido, es posible restringir su alcance evitando que los niños lo puedan consumir. Aunque si es una creación inocente se puede preparar para que los más pequeños también lo encuentren. En esto hay que ser responsable. Para mejorar el posicionamiento, en el apartado de edición se debe añadir una serie de etiquetas separados por comas. Deben ser directas y vinculadas al contenido.

La elección de la categoría también es un atributo fundamental para ser localizado. Esta función se encuentra en “Más opciones”. YouTube incluye otras características interesantes como “Permitir la inserción”, es decir, que se pueda añadir mediante un código en blogs. Hay muchos usuarios que suelen consultar sus “feed” -popular sistema de redifusión de contenido web-. Esto es igualmente importante porque, en el momento en el que subas un nuevo vídeo, automáticamente se enviará una alerta a los suscriptores. Así nunca se perderán tus actualizaciones.

Bonus track: ¿quieres monetizarlo?

Para ganar dinero con las creaciones hay que saber algunas consideraciones. YouTube los llama “partner”. Y para ello hay que registrarse en el programa y dar autorización. Pero así podrás obtener ingresos con tus vídeos y conseguir asistencia para creadores. Para participar tu canal debe haber acumulado 4.000 horas de visualización públicas en los últimos 12 meses y tener un mínimo de 1.000 suscriptores.

 

El problema es que esto no se consigue de la noche a la mañana. Además, la compañía analizará el canal para asegurarse que cumple sus políticas de monetización. En sus términos de uso se prohíben los vídeos “spam”, las prácticas engañosas y timos. También mostrar desnudos y contenido sexual, así como secuencias que puedan ser dañinas o peligrosas.

Autor

Jose Manuel Sanchez

José M. Sánchez «Daze» es periodista. Tras pasar por redacciones como «Las Provincias», Onda Cero o «20 minutos», desde 2009 trabaja como redactor en «ABC», por donde ha desempeñado diversas tareas como redactor de deportes, community manager y social media strategist, redactor de continuidad y cultura hasta su desembarco en ABC Tecnología, cargo que ocupa desde 2012.

Le puedes encontrar en:

Twitter: josedaze

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.