[wpdreams_ajaxsearchlite]
Cómo-hacer-un-estudio-de-mercado-gratis-o-a-bajo-coste-Home

Cómo hacer un estudio de mercado gratis o a bajo coste

Lectura: 5 min | 6 Feb 17

¿Tienes una buena idea para hacer crecer a tu negocio? ¿Crees que tiene posibilidades? Antes de lanzarte es recomendable hacer un estudio de mercado, aunque contratarlo puede resultar caro. Te enseñamos qué fuentes consultar y las principales variables a contemplar a la hora de hacer un estudio de mercado propio.

En ocasiones podemos creer haber descubierto algo, una idea, capaz de revolucionar nuestro sector de actividad. Otras veces, simplemente queremos asegurarnos de que existe para nosotros un trozo de esa inmensa tarta que es el mercado y que estamos dispuestos a compartir con otras empresas. Sea cual sea nuestro caso, antes de dar un paso en falso que pueda comprometer la estabilidad y viabilidad de nuestro negocio es necesario estudiar pormenorizadamente ese sector en el que nos vamos a lanzar a competir.

Sin embargo, contratar a una consultora o a una empresa especializada en estudios de mercado puede descuadrar nuestras ya de por sí ajustadas cuentas. Sin querer equipararnos al nivel de detalle de las compañías especializadas, las nuevas tecnologías nos permiten llevar a cabo un estudio de mercado propio gratis o low cost si sabemos a qué fuentes acudir. De este modo, podremos, al menos, descartar una idea descabellada antes de comenzar a invertir. Te mostramos cómo hacerlo en 4 sencillos pasos.

1. Define el público objetivo

Pregúntate quién es susceptible de consumir el producto o servicio en el que estás pensando y cómo les “venderías” sus bondades. Huye de tus amigos o núcleo más cercano y pregunta a desconocidos o amigos de amigos. ¿Comprarías este producto? ¿Crees que las personas de tu entorno lo harían? ¿Crees que es útil? ¿Con qué frecuencia lo consumirías?

Las encuestas o sondeos son un buen recurso para conocer la opinión de potenciales clientes. Actualmente, existen aplicaciones gratuitas que te permiten realizar encuestas online a través del correo electrónico y recibir los resultados sin coste alguno. Google Forms, Eval&Go o SurveyMonkey son algunos ejemplos.

Otro mecanismo para conocer el posible éxito de un producto o servicio son las entrevistas con clientes actuales o potenciales y expertos; o las pruebas de producto, donde se muestra el producto o idea a un grupo reducido de personas que emiten su opinión.

2. Recogida de información: ¿Hay mercado?

Aunque hayas realizado encuestas y entrevistas, no dejan de ser pequeñas muestras. El siguiente paso en tu estudio debe ser comprobar si efectivamente hay un mercado demandando tu producto o servicio. En un entorno cada vez más digitalizado y donde gran parte de los usuarios utilizan ya Internet para buscar información y comprar productos, reservar en un restaurante o unas vacaciones, encontrar vuelos y entradas a buen precio, etc., dispones de recursos online (y gratuitos) que te permitirán conocer si efectivamente existe demanda:

Instituto Nacional de Estadística: Un organismo público con información accesible para cualquiera. Pongamos que quieres montar un negocio de ropa de bebés. Te interesará saber cuántos nacimientos ha habido en el último año en tu localidad. O, por ejemplo, un servicio de alojamiento turístico, para lo cual necesitarás conocer cuántos turistas vienen a España o cuáles son los ingresos del sector. Toda esta información, y mucha más, se encuentra en la web del INE, que cuenta con un buscador propio, información segmentada por categoría (medio ambiente, ciencia y tecnología, demografía y población, economía, nivel de vida, mercado laboral…) publicaciones propias con informes o un recopilatorio de estadísticas de la A a la Z.

Google Trends: Esta herramienta gratuita de Google posibilita apreciar tendencias en las búsquedas de Internet. Introduce el producto o servicio que piensas ofrecer y sus palabras relacionadas e identifica si hay personas que, no lo olvidemos, ya están buscando y demandando lo que ofreces. Además, puedes realizar comparaciones con otras palabras clave y, muy importante, ubicar tu búsqueda, de modo que puedas conocer si en tu zona de influencia hay un importante volumen de búsqueda y, por lo tanto, de potenciales clientes. Siguiendo con los ejemplos, si tu producto es “ropa de bebé”, comprueba si cada vez se busca más y dónde.

En este caso, la herramienta nos indica que es un negocio al alza y que cada vez hay más gente interesada que lo busca. Pero, ¿qué pasaría si quisiéramos hacernos distribuidores de DVDs? Los resultados de Trends nos quitarían esa idea de la cabeza, y es que es un término en claro decrecimiento y que cada vez menos personas buscan. Por lo tanto, el mercado cada vez es menor.

Google AdWords – Keyword Planner: Una nueva herramienta gratuita de Google y una fuente de información a tener en cuenta. Si Trends nos ofrece evolución y tendencias, Google AdWords nos da datos, números de búsquedas sobre una palabra (que puede ser tu producto o servicio), en una localización determinada y en un idioma concreto. Piénsalo, hay tantas personas como búsquedas que ya están reclamando tu producto o servicio.

3. Analiza la competencia

Si efectivamente has comprobado que hay mercado para tu negocio, el próximo paso es analizar a tu competencia para saber si realmente puedes competir en, al menos, igualdad de condiciones. Para ello, fíjate en algunas variables:

¿Hay varias empresas en la competencia? Eso significa que hay mercado. ¿Hay demasiadas? Puede ser que esté saturado y por lo tanto sea más complicado introducirse.

Para conocer a tus futuros competidores, puedes utilizar varios medios gratuitos o de bajo coste:

Internet: Consulta su web y redes sociales y descubre sus casos de éxito, estrategias comerciales y de posicionamiento, tarifas, etc. Además, podrás conocer la imagen de la marca entre los consumidores por sus comentarios en las redes y páginas especializadas. Si se trata de empresas con punto de venta físico, también puedes visitarlas directamente para ver qué tipo de servicios ofrecen o cómo es su atención al cliente.

Medios de comunicación o revistas especializadas: Hoy en día, la mayoría de los medios de comunicación tienen su hemeroteca al servicio de los lectores. Introduce el nombre de la entidad sobre la que desees informarte y comprueba si ha aparecido alguna vez en los medios.

Informes comerciales y sectoriales: No son gratis, si bien el coste no es muy elevado y puedes acceder a información de una empresa o de un sector en concreto muy pormenorizada y 100% fiable: balance de resultados, estado financiero, impagos y deudas, posición de esa empresa en su sector, situación actual… Servicios como Informa D&B o Axesor comercializan este tipo de informes que pueden ser muy útiles para conocer a tu competencia.

Este proceso también puede dar lugar al llamado benchmarking, o lo que es lo mismo, tomar ideas de las mejores prácticas de otras empresas para poder aplicarlas a tu negocio o producto.

4. Concluye

Si has llegado a este paso, es porque la posible oportunidad de negocio ha pasado todas las cribas anteriores y:

• Tu idea ha tenido éxito entre las personas a las que has preguntado.
• Existe demanda para tu producto o servicio y una porción de mercado por explotar.
• Conoces perfectamente a la competencia a la que te vas a enfrentar y sigues creyendo en la viabilidad de tu negocio.

Ha llegado el momento de que, con toda la información disponible, te decidas a dar el paso o, por el contrario, prefieras ser más conservador. Analiza, valora y decide.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.