[wpdreams_ajaxsearchlite]
Cómo hacer un estudio de palabras clave para posicionar tu web con garantías

Cómo hacer un estudio de palabras clave para posicionar tu web con garantías

Lectura: 5 min | 17 Jul 17

Saber qué palabras clave te interesa posicionar y trabajar en las distintas páginas de tu web es fundamental si quieres conseguir un buen posicionamiento SEO. Hay muchos factores a tener en cuenta. Todos ellos son importantes a la hora de decantarnos por una palabra u otra.

Antes de enseñarte cómo puedes hacer un estudio de palabras clave vamos a conocer algo sobre las keywords.

Tipos de Keywords

Vamos a distinguir dos tipos de keywords distintas, según su naturaleza, la intención de búsqueda del usuario o el objetivo que tengas al querer posicionar esas palabras clave.

  • Informativas: son aquellas keywords que responder a una búsqueda de información por parte del usuario. Dentro de una estrategia SEO, estas palabras se trabajarían para aportar valor y contenido de calidad a través de un blog. Cada palabra clave informativa se emplea en distintos artículos, intentando posicionarlas para atraer a un público objetivo a la web mediante el blog. Ejemplo: “cómo formatear un ordenador”.
  • Transaccionales: también llamadas keywords comerciales ya que detrás de ellas se encuentra un objetivo de venta. El usuario que busca estas palabras clave quiere encontrar productos o servicios. En una estrategia de SEO, estas palabras se utilizan en aquellas páginas de servicios, categorías o productos que pueden generar ventas.  Ejemplo: “alquilar apartamento en Madrid”.

Palabras clave por volumen de búsquedas

Ahora vamos a distinguir tipos de palabras clave por el volumen de búsqueda, es decir, cuánto se buscan esas palabras en Internet. Las distintas herramientas de keyword research nos ofrecen datos estimados de búsquedas mensuales.

  • Long tail: las palabras clave de cola larga o long tail son aquellas que se componen de varios términos; son búsquedas más específicas, más concretas. Suponen el 70% de las búsquedas en Internet y aunque tienen de media un volumen menor, en algunos casos es muy recomendable utilizarlas, por ejemplo, cuando quieres enfocarte a un nicho muy concreto. Ejemplo de long tail: “restaurante italiano en el centro de Madrid”.
  • Middtail: a medio camino entre las long tail y las head. Son búsquedas en las que se utilizan varias palabras. Ejemplo de middtail: “restaurante italiano”.
  • Head: son keywords muy genéricas, normalmente con un gran volumen de búsquedas pero también con una gran competencia. Son las más suculentas pero a la vez, más complicadas de posicionar. Ejemplo de head: “restaurante”.

Cómo buscar palabras clave

1. Uso de herramientas avanzadas: para encontrar las palabras clave que más te interesa trabajar es necesario el uso de herramientas profesionales. De esta forma te asegurarás que la estrategia que estás llevando a cabo es la correcta, sin dejar nada al azar.

Existen numerosas herramientas, de pago y gratuitas. Te dejamos con algunas de las más utilizadas.

  • SEMrush: es una de las más populares. Su amplia base de datos de palabras clave para distintos países y su gran cantidad de funciones, no solo para hacer keyword research, sino también para optimizar el SEO onpage o trazar una estrategia para SEM, la hacen una de las mejores opciones. SEMrush te permite buscar palabras clave, saber su volumen de búsqueda, su grado de competencia y quién está posicionando para esas palabras clave. Ofrece una opción gratuita, obviamente con limitaciones, pero la mayoría de las funciones avanzadas exigen pasarse a la versión de pago.

 SEMRush, una de las herramientas para buscar palabras clave

 

  • KWFinder: es una herramienta muy sencilla de utilizar y ofrece una versión gratuita, aunque muy limitada. No obstante, la versión de pago es bastante económica (mucho más asequible que SEMrush). En cuanto a las funcionalidades, ambas son similares como herramientas para el estudio de palabras clave. Así que la elección dependerá del uso que vayas a hacer de ella: mientras que KWFinder resulta muy útil para analizar palabras long tail de baja competencia, SEMrush ofrece algunos datos difíciles de conseguir en otras plataformas.

KWFinder, una herramienta para buscar palabras clave

 

  • Google Keyword Planner: es la herramienta gratuita y propia de Google para hacer estudio de palabras clave, en principio creada para Adwords pero también utilizada para SEO. Sigue siendo gratuita pero desde el año pasado no ofrece datos de volúmenes de búsquedas exactos si no se tiene activa una campaña en Google Adwords. Aún así, continúa siendo una de las mejores opciones para sacar ideas y sugerencias de keywords.

Google Keyword Planner, la herramienta gratuita de Google para buscar palabras clave

 

  • AnswerThePublic: es gratuita y no es tanto para encontrar palabras clave y sus volúmenes de búsqueda, sino para descubrir keywords long tail o intenciones de búsqueda de los usuarios.

Answer The Public, otra herramienta para encontrar palabras clave

2. Búsqueda por keyword: haciendo uso de herramientas como las anteriores, deberás buscar aquellas palabras clave que te convenga posicionar.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de buscar palabras clave?

1. Volumen de búsquedas: herramientas como Google Keyword Planner, SEMrush o KWfinder nos informan de las veces que se busca una palabra clave en un mes. Aunque son valores estimados hay que tenerlos en cuenta.

No hay un volumen que sea el adecuado o el mejor. Que el volumen de una keyword sea el adecuado depende de otros factores que verás más adelante. Obviamente siempre es mejor una keyword con un volumen de 5.000 búsquedas que una que solo tiene 500. Pero seguramente la que más búsquedas tiene también estará más competida. Por ello, llegar a posicionar puede ser complicado.

Algo que también podrías preguntarte es si esa keyword que tiene un volumen de búsquedas X puede ser rentable. O si el público que busca esa keyword es tu Buyer Persona. O si esa keyword te puede generar ingresos en el caso de que hablemos de ventas o servicios.

2. Competencia: las keywords más generales (head) suelen tener una competencia mayor, lo mismo ocurre con las que tienen mayor volumen de búsqueda. Cuando hablamos de long tail, la competencia baja, pero también lo hace el volumen de búsqueda.

Tener en cuenta la competencia que hay en los resultados de búsqueda de una keyword concreta es importante. Debes tener en cuenta principalmente dos parámetros:

KW Difficulty: SEMrush o KWfinder te dicen la dificultad de la palabra clave en función de quién está posicionando y de la autoridad de cada uno de esos resultados. Este indicador va de 0 a 100. Cuanto más cercano al 100 más difícil te será posicionar por encima de esas webs.

En la siguiente imagen, extraída de SEMrush, la dificultad de palabra clave correspondería a la columna ‘KD’. Las columnas CPC y Com. son de utilidad para campañas de SEM.

Con SEMrush puedes medir en la columna KD el grado de dificultad de las palabras clave

– Autoridad–MOZ: una buena vara de medir es el indicador de Autoridad de dominio (DA) y Autoridad de página (PA) que establece MOZ. También va de 0 a 100.

La autoridad de dominio corresponde a la autoridad que tiene el dominio en general (www.web.com). La autoridad de página corresponde a la autoridad de una página concreta (www.web.com/pagina1).

Hay que tener en cuenta la autoridad de dominio y de página de las webs que están posicionando para la keyword a la que estás haciendo el estudio. Pero también es importante que conozcas tu autoridad. Si tienes un DA de 20 y las webs con las que quieres competir por una KW tienen DA 50 lo vas a tener más difícil. Aunque no imposible; estamos hablando de un factor más.

La autoridad de un dominio, con MOZ, a la hora de estudiar las palabras clave

La mejor forma de saber la autoridad es utilizar una extensión para Chrome gratuita llamada MOZBar o directamente en Open Site Explorer de MOZ.

3. Elabora un documento con las palabras clave elegidas

Utilizando las herramientas antes citadas puedes crear un documento tipo Excel. Te permitirá organizar las palabras por informativas o transaccionales. Y también podrás incluir los volúmenes de búsquedas y el KW difficulty. Esto te ayudará a la hora de decidir qué palabras clave vas a emplear en tu estrategia.

4. Espiar a la competencia

Dentro de un estudio de palabras clave para una web también es recomendable saber qué palabras clave posiciona la competencia. Al menos, en el top 10 de Google. Hablamos de competencia para referirnos a webs que compiten con la tuya. En el posicionamiento de ciertas palabras clave o con las que quieres medirte.

SEMrush o Sistrix te podrán decir qué palabras clave tienen posicionadas entre los 100 primeros resultados de Google. Y también con qué páginas lo están logrando. De esta forma podrás comprobar si hay keywords que sería interesante trabajar en tu web. Por ejemplo, si encuentras una keyword que una web similar a la tuya en autoridad tiene posicionada en primera página y cuenta con un buen volumen de búsquedas.

Hacer un estudio de palabras clave es básico en cualquier proyecto que quiera mejorar su SEO. Utiliza herramientas profesionales y analiza tus resultados y los de la competencia en busca de ideas y conclusiones. Y haz las modificaciones necesarias hasta que consigas llegar a las primeras posiciones de Google. ¡Esperamos haberte ayudado!

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.