Cómo integrar los “Stories” de Instagram en una campaña de marketing
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Cómo integrar los “Stories” de Instagram en una campaña de marketing

Lectura: 5 min | 16 Dic 20

Autor: Jose Manuel Sanchez

Los hábitos de los consumidores están continuamente cambiando. Las relaciones con los servicios digitales están supeditadas a las costumbres que van apareciendo en internet. Si el uso de ordenadores implicaba interacciones de horas, la aparición de los móviles inteligentes ha reducido el tiempo de exposición. Pero han ampliado, sin embargo, el promedio de tiempo dedicado a consumo de aplicaciones. En este entorno, uno de los formatos más exitosos han sido las llamadas “Stories”, las historias como se conocen en español. Un tipo de contenido que abre un enorme potencial para realizar campañas de marketing para promocionar negocios.

 

¿Qué son los “Stories”?

Lo primero es recordar un poco de dónde nace, porque en realidad es una función que apareció en Snapchat y que rápidamente conquistó a sus usuarios. A Facebook le llamó la atención y ha ido integrando esta función en todos sus servicios. Donde más ha funcionado ha sido en Instagram, la conocida aplicación de fotografía que acaba de cumplir sus primeros diez años. Se lanzó en 2016 y, ahora, es un filón. La idea es crear publicaciones efímeras, es decir, que desaparecen pasadas las 24 horas.

¿Qué opciones ofrece?

Los usuarios de esta “app” pueden además enriquecer y personalizar los contenidos con frases, usar pegatinas (“stickers”), geoetiquetas o aplicar filtros muy divertidos, que van actualizándose con el tiempo, así que hay que estar atentos. Para ello, hay que entrar en la función “Stories” que se encuentra en la parte superior izquierda sobre el icono de perfil de Instagram.

Una vez que entramos podemos seleccionar el tipo de contenido que vamos a publicar. A los negocios les interesa como herramienta para sus campañas de promoción. Entre otras cosas, también se guardan los archivos una vez que desaparecen. Han evolucionado constantemente, con lo que cada cierto tiempo se suman nuevas funciones.

Crear publicaciones de texto: la aplicación permite, desde la función “Crear”, añadir un texto sobre un fondo que escojamos. Si navegamos por las distintas opciones se puede cambiar el fondo para felicitar a alguien por su cumpleaños. Se puede, además, modificar el tamaño del cuerpo de texto para hacerlo más grande o alinearlo hacia la izquierda o derecho, así como editarlo en otros colores.

Añadir imágenes en formato GIF: desde el mismo apartado se puede añadir una imagen en formato GIF (hay que buscar una imagen en función de una palabra clave como “trabajar”) o añadir una de sus múltiples plantillas para aderezar las publicaciones.

 

Crear encuestas: una de las opciones más interesantes es la creación de encuestas. Hay que buscar la opción desde el menú de navegación y acceder al espacio donde se puede modificar la pregunta e, incluso, las dos respuestas que permite.

 

Hacer preguntas: los usuarios, y esto también es útil para una pyme, pueden lanzar preguntas a sus seguidores. Una vez que se accede a la opción, hay que añadir la cuestión que se desea trasladar. La función deja modificar algunos aspectos como el color de la fuente.

 

Pedir donaciones: como herramienta de responsabilidad social corporativa, Instagram Stories incluye una opción para  seleccionar una organización sin ánimo de lucro para animar a los seguidores a participar en una campaña.

 

Recordatorios: esta opción consiste en que los usuarios pueden establecer una cuenta atrás para añadir un recordatorio. Se puede utilizar, por ejemplo, para avisar de cuándo va a empezar el fin de semana, algo interesante para los negocios de restauración.

 

 Trivial: la última opción de este tipo es la creación de trivial. Sencillos juegos en donde los usuarios intentan captar la atención de sus seguidores por medio de simples adivinanzas como escoger el juego favorito.

 

Boomerang”: esta función es muy práctica también. Con ella es posible producir pequeños clips de vídeo de pocos segundos que se repiten en bucle. Son fáciles de crear e incluye distintas plantillas que, en muchos casos, incluyen realidad aumentada.

Layout”: también se pueden realizar collages de varias fotos. Esta es muy práctica para los comercios, dado que pueden presentar distintas imágenes al mismo tiempo aprovechando el espacio para dar a conocer tus productos o servicios.

Superzoom”: esta función, muy utilizada por “influencers”, genera un zoom automático hacia el rostro de manera automática. El efecto es sensacional porque destaca un enfoque que puede pasar desapercibido. También le otorga cierto dramatismo o sorpresa si se utiliza en condiciones.

 

¿Por qué triunfan entre los usuarios?

Las Historias de Instagram son un fenómeno global. Es un formato agradecido y versátil. Triunfan entre los seguidores porque es un formato divertido, que aprovecha el factor tiempo. Juegan con la ansiedad e incentivan un consumo compulsivo. Como van a desaparecer al cabo de un día, los seguidores conectan enseguida con las publicaciones. No quieren perdérselas. Ya las utilizan más de 500 millones de usuarios y tiene una media de edad de 35 años.

 

Ejemplos de casos de éxito

Las “Stories” son un buen escaparate para muchos negocios. Además, es buen momento para empezar a hacerlos porque Instagram ha lanzado recientemente nuevos “stickers” comerciales para las pymes. La función está pensada, en especial, para ser utilizada por restaurantes y otros locales. “Apoya a las pequeñas empresas”, es el lema. Mediante esta etiqueta los usuarios pueden ponerse en contacto con el pequeño negocio mediante un acceso directo al perfil de la aplicación.

Por ejemplo, firmas como Bankinter, Milton and Goose, Heinz las utilizan periódicamente. Una pequeña marca que le saca provecho es la hamburguesería Goiko Grill que tiene un par de locales en Madrid. Desde su perfil de Instagram aparecen historias en las que anuncian los menú de cada semana y las recetas de algunos de sus platos. Lo hacen de una manera divertida y didáctica que pica en seguida la curiosidad.

 

Otro ejemplo de pyme es “Carmen: en zapatos planos”, un blog sobre complementos para boda en donde aprovechan las “Stories” para comunicar sus propuestas. Dedicada al mundo del zapato, Nuria Cobo es una zapatería sevillana que emplea su perfil de Instagram como escaparate de sus productos. Una costumbre que también se vislumbra en otra tienda de calzado como Alma en Pena (Madrid). Original uso es el que le otorga By Ego, un restaurante y coctelería. En Murcia otro ejemplo de pequeño negocio lo encontramos en Ferretería Verónicas, que aprovecha el servicio para dar a conocer sus novedades.

 

Consejos para sacarle partido

 Entre los beneficios de los “Stories” se encuentran la posibilidad de humanizar a la marca, generar empatía, captar el interés de los usuarios y aumentar el compromiso o “engagement”. Lo primero es conocer a la audiencia y descubrir la mayor información posible de los seguidores de la comunidad. Es importante, entre otras cosas, definir bien su “Buyer persona”, es decir, una representación gráfica del cliente potencial. Eso nos ayudará a ajustar los Stories” al tipo de usuarios que los van a recibir. También hay que pensar antes cuál es el objetivo que perseguimos con estas acciones.

Para una pyme pueden ser varios: dar a conocer la oferta de productos que se venden, divulgar conocimiento para generar interés por el sector o mandar un mensaje que conecte con los seguidores. Después de reflexionar sobre las distintas posibilidades es necesario generar una identidad visual que poder explotar y que debe responder a los valores de la marca.

La idea principal es intentar hacer los stories más atractivos, enfocarlo al mundo de la empresa, cómo poder sacar provecho a los stories para tu estrategia de negocio. ¿Cómo? Con mensajes espontáneos pero con una escena cuidada, aprovechar el “timing” de las audiencias gracias a pruebas y estadísticas, emplear los recursos gráficos. Una marca de ropa puede publicar su nueva colección de chaquetas para el invierno. A una agencia de viajes le interesa añadir destinos interesantes que atraigan a los turistas, mientras que un restaurante puede aprovecharlo para anunciar ofertas temporales para el fin de semana poniendo los dientes largos a sus seguidores.

Autor

Jose Manuel Sanchez

José M. Sánchez «Daze» es periodista. Tras pasar por redacciones como «Las Provincias», Onda Cero o «20 minutos», desde 2009 trabaja como redactor en «ABC», por donde ha desempeñado diversas tareas como redactor de deportes, community manager y social media strategist, redactor de continuidad y cultura hasta su desembarco en ABC Tecnología, cargo que ocupa desde 2012.

Le puedes encontrar en:

Twitter: @josedaze