[wpdreams_ajaxsearchlite]
ganar clientes internet

Cómo utilizar Internet para ganar clientes

Lectura: 7 min | 27 Dic 17

En un mundo que tiende cada vez más a lo digital, la presencia de tu empresa en los diferentes escaparates que ofrece Internet es clave. Si no estás en Internet, no existes. Las posibilidades son múltiples y quizá no puedas abarcar todas. Y no por cuestión de presupuesto, sino por tiempo. Te contamos las posibilidades más conocidas para captar clientes para tu negocio.

Es prácticamente imposible que la vida cotidiana de cualquier ciudadano se desarrolle sin Internet. Hasta los relojes están ya conectados. ¿Cuántas veces miramos nuestro smartphone en busca de nuevas notificaciones? Esto, a nivel de negocio, se llama oportunidad. Tanto las grandes empresas como las más pequeñas tienen la ocasión de hacer de Internet su escaparate para impactar a su público objetivo y convertirlos en clientes.

¿Cómo? Desde una web hasta las redes sociales, pasando por newsletters y apps. Y atención, porque la inversión económica no tiene que ser necesariamente alta. Eso sí, te aconsejamos que le dediques mucho tiempo. Estar en Internet es ya obligatorio. Pero hay que hacerlo bien para que perjudicar la imagen de marca. Aquí te contamos las mejores opciones:

Crea una página web

Es la ventana al mundo más conocida en Internet. Eso sí, nada tienen que ver las de ahora con las que surgieron en los 90. Hoy por hoy encontramos páginas altamente interactivas, llenas de vídeos personalizados y de imágenes. Calma, porque tienes la posibilidad de crear algo más simple sin dejar de lado el aspecto visual. También puedes crear tu web de forma gratuita con plataformas como Wix.

No se trata de construir una web sin sentido. Una parte fundamental es el posicionamiento SEO. Esto sirve para que tu web aparezca en los primeros puestos en los motores de búsqueda. ¿Y quién está realizando una búsqueda relacionada con tu negocio? Exacto: un potencial cliente.

El posicionamiento no es solo incluir las palabras clave. También debes tener en cuenta los tiempos de carga de la web, que el diseño cuente con una versión responsive para dispositivos móviles y una serie de aspectos para no ser penalizado por el algoritmo de Google.

Antes de ponerte manos a la obra, debes definir qué quieres comunicar a tus clientes y tu objetivo:

  • Transacción: si tu objetivo es vender productos o servicios, plantéate montar un eCommerce para captar clientes.
  • Mostrar tus servicios: Si no ofreces compra online a tus clientes, crea la web para mostrar tu oferta de servicios y dar visibilidad a lo que te hace diferente respecto a la competencia. Recuerda: Internet es un escaparate y un buen lugar para la atención al cliente.

La imagen de marca es un apartado importante a la hora de conseguir nuevos clientes. En el caso de la web, este valor añadido se suele dar en forma de blog. Son muchas las empresas que crean contenido relacionado con su sector. Eso ayuda a trabajar a la marca como referente en su mercado, pues se gana la consideración de compañía que domina los aspectos que le rodea. También fortalece el posicionamiento y las relaciones con el target. Dos ejemplos son:

  • ‘En naranja’ de ING: Sus contenidos se basan en consejos de fácil lectura para clientes y potenciales clientes. Este contenido divulgativo ofrece confianza al target ante la posibilidad de una conversión.
  • ‘Salud y familia’ de Danone: La marca de lácteos ofrece tendencias saludables, ejercicios, momentos en familia y contenidos sobre hogar. Si una persona ve relevantes sus posts es más posible que compra sus productos.

Únete a las redes sociales

El 60% de los internautas se conectan para visitar las redes sociales al menos una vez al día. O lo que es lo mismo: nueva oportunidad para ti. ¿Tiene que estar mi negocio en redes sociales? Debido a los diferentes tipos de canales, seguramente sea una buena opción para ti para captar clientes.

Antes de realizar la inmersión, analiza bien a qué publico te diriges. Por ejemplo, si vendes productos para ancianos ten en cuenta que precisamente ellos no estarán en redes sociales por lo que tu esfuerzo será banal. Sin embargo, si tu target está presente en los medios sociales, el siguiente paso es elegir en cuál mostrar tu empresa. Estas son las más habituales:

  • Facebook: Una página en Facebook te ayudará a dar a conocer tus productos o servicios en la plataforma con más usuarios. Sobre todo si está relacionado con el ocio. En esta plataforma no te olvides de Facebook Mesenger para un trato personalizado con el cliente (algo cada vez más demandado).
  • Instagram: Muy recomendable para aquellas marcas que pueden ofrecer un contenido muy atractivo desde el punto de vista visual. Por este motivo marcas de moda, decoración, diseño o restauración están tan presente.
  • Pinterest: Si bien cuenta con menos usuarios que Instagram, tiene la ventaja de poder vincular una foto de nuestro producto a nuestra ecommerce (si la tuviéramos).
  • Twitter: Es un buen lugar para contactar con perfiles afines y crear conversación. Se aumenta así la visibilidad de nuestra marca. Además, son muchas las empresas que utilizan este canal como atención al cliente. Una buena respuesta puede convertirse en un nuevo cliente. Pero ten en cuenta que el contenido es muy efímero.
  • LinkedIn: Es la red social profesional más conocida. Si tu negocio se basa en el B2B, es más que recomendable estar. Será la forma de lograr contactos de profesionales y donde tu aportación en grupos o debates otorgará una muy buena imagen de tu empresa.
  • YouTube: Si tienes la posibilidad de crear vídeos que aporten valor a los usuarios, éste es sin duda tu canal. Además, si ponemos nuestros enlaces en la descripción como en las etiquetas del propio vídeo, nos ayudará al SEO por linkbuilding.
  • Google+: La red social de Google resultó un fracaso en el ámbito social. Pero que el gigante se encuentre detrás significa que tener tu negocio incluido en esta plataforma te ayuda al posicionamiento del mismo.

Todas estas plataformas te permiten, con tiempo y dedicación, obtener buenos resultados. No obstante, ningún inicio es fácil. Plantéate dedicar una partida de inversión para ayudar a dar a conocer tu marca en el canal escogido. La ventaja es que las campañas pagadas te permite un alto nivel de segmentación. También podrás adaptar tu inversión, no necesitas grandes cantidades.

Podemos llenar esta entrada con miles de ejemplos de empresas, este ejemplo de Goiko Grill en Instagram te puede ayudar a hacerte una idea de contenido visual:

Envía newsletters

¿Quién no tiene dirección de correo electrónico? Si tu público no lo tiene, posiblemente esta posibilidad que Internet brinda no sea adecuada para tu negocio. Si la respuesta es sí, ten en cuenta el siguiente dato: el 72% de los usuarios se conecta al menos una vez al día para consultar el correo. Por supuesto, esta oportunidad hay que aprovecharla. ¿Cómo? Mediante el envío de newsletters.

Cuando hablamos de newsletters nos referimos al envío de boletines de manera periódica con contenido de calidad. Es uno de los recursos más utilizados en el marketing digital. Es perfecto para crear conocimiento y trabajar la imagen de marca. Es decir, para acabar captando clientes. Si se construyen correctamente, resultarán efectivas y fomentarán las ventas.

Resultar comercial no es una buena idea. No solo por evitar el rechazo, si no por acabar automáticamente en la carpeta de spam. Si enviar contenido de calidad periódicamente no es una opción, te damos otras ideas:

  • Felicitar a los usuarios por sus cumpleaños. Mejora tu imagen de marca.
  • Enviarles promociones en función a su registro de compras. Se trata de contenido personalizado. No generará rechazo al tratarse de algo interesante para el  destinatario.
  • Informar de nuevos productos y servicios. Puede ser la fórmula para fidelizar clientes que ya hayan pasado por tu tienda al menos una vez.
  • Organizar concursos. Si el incentivo es bueno, la participación suele ser alta. Tras el concurso habrá usuarios que se queden como clientes
  • Incluir encuestas o formularios para conocer su perfil. Es dotar de un sentido más analítico el envío de newsletters. Conocerás mejor a tu público objetivo. Esto te servirá para modificar aspectos de tu negocio y lograr clientes.

Una vez definas cuándo enviar la newsletter, tendrás que pararte a construir el diseño y el contenido. A tener en cuenta:

  • El asunto: Es el título del mail, lo primero que ve el usuario. Debe ser claro, conciso y con gancho para generar interés. De nada sirve que tengamos un contenido estupendo si el asunto del mail no invita a entrar. Te dejamos una serie de consejos para que elijas los que mejor se adapten a tus objetivos:
    • Crea sentimiento de urgencia para que el usuario no lo deje pasar: “Compra hoy y consigue un 20% de descuento”
    • Incluye números para ayudar a una lectura rápida y, por lo tanto, a mejorar el ratio de apertura del mail.
    • Personaliza el asunto para que el impacto al usuario sea mayor: “Te invitamos a probar nuestro nuevo plato estrella”
    • Genera expectación para que el usuario se anime a encontrar más información: “Recordatorio de inscripción”
    • Incluye el nombre de tu empresa para que los usuarios te identifiquen.
  • El cuerpo del mail: En este apartado es donde aparecerá el contenido que se ofrece a los destinatarios. Es decir, lo que verá el usuario. La calidad del contenido y el diseño son los dos pilares fundamentales para lograr el objetivo de captar el interés de un posible cliente. Es el momento de convencer al usuario para que finalmente compre tal o cual producto, para que visite tu web, para que lea cierta información, etc. Por esto el contenido debe ser convincente, atrayente y, claro, tiene que estar bien escrito.

Lo mejor es que después de la explicación, veamos algunos ejemplos prácticos. Este primero de Fitbit tiene un carácter comercial, pero aprovechaba el Black Friday. En este periodo de mayor consumo los usuarios son más receptivos a recibir comunicaciones sobre productos que le interesen

Si ves que es necesario para tus clientes, piensa en crear una App

Las apps de móvil cada vez son más importantes para un negocio. Esto se debe a la alta penetración que tienen los Smartphones en la sociedad. ¿Qué significa esto? Un nuevo territorio con una nueva oportunidad para captar clientes. Teniendo en cuenta la importancia de los dispositivos móviles, es obligatorio pensar si desarrollar una app ayudaría a dar a conocer y comercializar tus productos y servicios.

Crear una web no tienen por qué suponer una inversión. Existen plataformas gratuitas, como App Marker Store. No obstante, y como sucede en todos los ámbitos, una inversión te permitirá un mejor producto.

Las posibilidades que ofrecen las apps son muy numerosas y dependen del objetivo. Incluso, puedes incluir varias de ellas para dar un servicio más completo:

  • Compartir novedades de tus productos y tu empresa.
  • Guiar mediante GPS a tus clientes insertando tu dirección en la app.
  • Enviar notificaciones informando, por ejemplo, de nuevas promociones.
  • Mostrar tus vídeos, imágenes o textos.
  • Crear encuestas para conocer mejor a tu público y lo que este demanda.
  • Integrar tus redes sociales y tu blog.

Si te lanzas a crear una, debes tener en cuenta que lo más importante es que debe estar optimizada para el móvil. Crear una experiencia de uso adaptada al soporte es fundamental para lograr la conversión a venta. Además, a la hora de darla a conocer es interesante utilizar promociones exclusivas con la descarga para aumentar la generación de interés. Es la forma de captar el interés de tu target y lograr que se instalen la app en su móvil.

Una vez vistas todas las posibilidades te lanzamos la siguiente pregunta: ¿tiene tu empresa cabida en Internet para poder trabajar la consecución de nuevos clientes?

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.