[wpdreams_ajaxsearchlite]
Running Company: deporte en red

Crear rutinas de innovación, como Google

Lectura: 3 min | 9 Ago 16

Google introdujo el concepto Proyecto 20% por el cual los empleados dedican una quinta parte de su tiempo a innovar, a llevar adelante su propio proyecto. Son las rutinas de innovación que introducen algunas empresas. No se trata de que se encienda la bombilla en un momento de inspiración, sino de prender la luz de forma programada.

¿Cómo nace la idea de aplicaciones de éxito mundial como Google Maps, Google Images o Google News? A veces pensamos que las grandes empresas crean ideas de éxito de la nada, que siempre tienen un as bajo la manga, y en cierta medida así es. El gigante estadounidense Google es un ejemplo de ello.

Su programa 20% se basa en que todos los empleados de Google pueden destinar el 20% de su tiempo a “desarrollar o crear una idea o iniciativa que esté relacionada con algo a lo que la empresa se dedica”, explica a Ideas para tu empresa Anaïs Pérez, directora de Comunicación de Google España y Portugal.

Uno de los proyectos nacidos de esta iniciativa fue también el Cultural Institute, una idea que salió de una empleada que trabajaba en la oficina de España. La herramienta se utiliza para descubrir exposiciones, rutas culturales y colecciones de museos y archivos de todo el mundo y permite explorar “tesoros culturales con profusión de detalles, desde joyas ocultas hasta obras maestras”, nos explican desde Google. Una muestra reciente de este proyecto mundial nacido en España fue el especial sobre Cervantes que preparó Google con motivo del 400 aniversario de su muerte.

“Cualquier empleado puede proponerle a su manager el proyecto al que se quiere sumar o que quiere iniciar por su cuenta y, cuando tenga el visto bueno por parte del jefe, él mismo puede empezar a desarrollarlo”, asegura la responsable de Comunicación. Es un programa que se extiende a toda la organización mundial, incluida su oficina en España. También se incluyen en el ‘20%’ actividades de mentoring, tanto a otras personas dentro de la oficina como externas, así como labores de voluntariado.

La sede de Google en California

¿Cómo funciona en el día a día?

En la práctica, el programa 20% supone que un día a la semana los ingenieros de Google pueden trabajar en proyectos que no necesariamente pertenecen a su área de actividad habitual. Se trata de utilizar su tiempo en desarrollar cosas nuevas o arreglar problemas que hayan surgido durante la semana.

“Utilizando Google Reader me di cuenta que cuando se utiliza el lector es importante disponer atajos (más de los que ya existen en la herramienta), por lo que me puse a trabajar en ello para solucionarlo”, explica Alex K., ingeniero de Soluciones Técnicas de la compañía, en el blog oficial de Google. Alex fue uno de los pioneros en el proyecto 20%, en 2006, cuando Larry Page y Sergey Brin lo pusieron en marcha.

El ingeniero revela que envió un email al equipo del Reader, con la esperanza de que fueran capaces de añadir un atajo al teclado. “Me contestaron de inmediato y me explicaron lo fácil que era añadir el acceso directo por mí mismo. Tenían razón, fue muy sencillo porque la documentación que me proporcionaron fue buena y el código con el que había que trabajar era muy sencillo”, comenta Alex.

Y concluye su experiencia con un mensaje motivador. Al utilizar cada día el nuevo código de acceso directo (‘Shift’ + ‘N’) “siento un poco de emoción por la facilidad con la que fui capaz de implementar mi propia idea”, explica a sus compañeros.

En definitiva, esta medida pretende motivar a los trabajadores de la compañía a pasar horas de trabajo en proyectos personales que puedan llegar a convertirse en ideas revolucionarias como en su día fueron Google Maps o Google Images. En realidad, más que una norma estricta es una filosofía de trabajo, una práctica que hace que los empleados se sientan libres para invertir su tiempo en lo que más provecho saque de ellos y los estimule.

La creación de rutinas de innovación supone que las empresas renueven y pongan a prueba sus productos antes de que lo haga la competencia. Es como crear un competidor interno que trabaje de forma sistemática. Esta forma de enfocar la innovación ha traspasado la frontera de las empresas y se aplica con éxito en el mundo educativo. En el centro San José de Calasanz, de Santurtzi (Vizcaya), han creado un departamento de I+D+i donde alumnos y profesores proponen ideas que pasan, primero, por una fase de estudio y validación y luego se ponen en marcha con todas las consecuencias. Le llaman también “Rutinas de Innovación”. Gracias a ello se han convertido en uno de los centros de Formación Profesional punteros en España y sus alumnos escriben artículos científicos y participan en congresos donde exponen sus investigaciones.

En tu negocio, ¿dedicas un espacio y un tiempo determinados a la generación de nuevas ideas y soluciones o lo dejas para los tiempos muertos? Un 20% puede parecerte exagerado, pero cuando un modelo funciona es algo de lo que podemos aprender. ¿Te animas a funcionar como Google?

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.