Cursos online gratuitos para pymes y autónomos en abril
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Cursos abril

Cursos online gratuitos para pymes y autónomos en abril

Lectura: 6 min | 1 Abr 21

Autor: Mabel Cansado

Como dice el refranero, en abril, aguas mil, pero también, cursos mil como los que este mes te traemos en nuestro blog para que mejores tus conocimientos y la competitividad de tu negocio.

Gestión empresarial y finanzas

Los negocios actuales han nacido en un entorno plenamente digital. En su mayoría se mueven como pez en el agua entre las plataformas digitales y las relaciones con un cliente menos fiel. Pero la manera de organizar una pyme también ha cambiado. Gracias a las nuevas tecnologías, muchas tareas como llevar la contabilidad, poner al día el inventario o emitir facturas ya se realizan de manera informatizada, ganando eficiencia y rapidez. Aprende con estos cursos a gestionar la empresa.

Gestión de compras informatizada: Una empresa es lo que es gracias a su clientela, pero también por sus proveedores. De cara a dejar atrás los procesos manuales, los dueños de una pyme pueden ponerse al día gracias a una serie de habilidades y herramientas que le permitirán conocer las necesidades contables, mejorar la planificación de los artículos, los informes e impresos necesarios y, sobre todo, el control presupuestario.

Gestión de empresas digitales: Si, por el contrario, estás pensando montar tu propio negocio debes conocer el fundamento de una empresa digital. Aprende a mejorar tu liderazgo y capacidad de gestión de equipos, pudiendo llevar a la práctica las ideas que se te ocurran y transformarlas en proyectos reales. Cualquier empresa necesita profesionales que sepan liderar y gestionar proyectos plenamente, por lo que las posibilidades de mejorar tu empleo son muy altas.

Contabilidad general y tesorería: Organizar una empresa desde el punto de vista económico no es solo posible cuadrando los asientos contables, el pasivo y el activo. También es importante conocer la legislación mercantil vigente y llevar un proceso correctamente para evitar desviaciones. Aprende a interpretar el contenido del plan de contabilidad y su función como normativa de una forma más ágil. Con este aprendizaje se mejorará la eficiencia de la pyme.

Derecho laboral individual: Hay un error que hay que evitar a toda costa en un negocio: pensar que como siempre se ha llevado de una determinada forma no hay nada que se pueda cambiar. Olvídate de esta idea. Mercerías, cafeterías, ferreterías, restaurantes o repartidores con oficios que pueden aprender muchas cosas importantes en materia de derecho laboral como los secretos de un contrato de trabajo o la sucesión de la empresa.

Gestión administrativa: Por lo general, un pequeño negocio no cuenta con los suficientes recursos para contar con distintos departamentos que se encarguen de las finanzas, la logística o la distribución. Normalmente, suelen ser pocos empleados quienes lo hacen todo y es, por tanto, importante saber el funcionamiento interno de la empresa. Aprende a realizar las gestiones administrativas de tesorería y los registros contables, así como a informar y atender al cliente sobre productos o servicios.

Factura digital: Emitir facturas desde el puño y letra ya es cosas del pasado. Aprende la manera más eficiente y cómoda de introducir la facturación electrónica en el ámbito de un pequeño negocio de cara tanto al proceso de emisión como al de recepción como su integración en los sistemas contables.

Marketing Digital y herramientas digitales

Internet ha cambiado la relación del consumidor con el cliente. Las grandes empresas identificaron hace ya mucho tiempo las oportunidades comerciales que brinda este medio, pero su llegada a la pyme ha tenido un ritmo más lento. Todos los negocios, independientemente de tu tamaño, pueden beneficiarse. Descubre cómo hacerlo.

Márketing Digital: La comunicación digital no está reñida con el tamaño de una compañía. Incluso un puesto de carne en el mercado tradicional del barrio puede sacarle provecho al mundo de las redes sociales. Es cuestión de dedicarle algo de tiempo para ponerse al día.

Experto en SEO: Hoy en día los consumidores buscan, comparan y compran los productos que les interesa a través de internet. Aparecer en una posición más arriba en los motores de búsqueda es garantía segura de que te van a encontrar. Aprende los trucos básicos para lograr posicionar la página web de tu negocio en un servicio como Google.

Community manager: El consumo de contenidos en redes sociales es tan alto que las empresas de todos los sectores han querido tener presencia en estos canales de comunicación. Una pyme también puede hacerlo de manera razonable y accesible.

Fundamentos en redes sociales: Este tipo de herramientas colaborativas permiten a los usuarios compartir información en internet y crear su propio espacio, de una manera sencilla. Un pequeño negocio puede lograr atraer a una gran cantidad de clientes si descubre la forma correcta de hacerlo.

Análisis de datos de Excel: Aprender a realizar discusiones, análisis y a visualizar el tablero de datos avanzados desde el que ayudar a impulsar la toma de decisiones estratégicas. Descubre cómo procesar números para proyectos personales o para fines profesionales como ventas, inventario, recursos humanos o tecnología de la información.,

Técnicas de ventas

Satisfacción de clientes, calidad y atención telefónica de quejas: La estrategia de ventas de una microempresa suele apoyarse en la mera intuición. Suele haber una clientela fiel que mantiene los ingresos, pero hoy en día con internet se puede ampliar las opciones de venta. Pero, sobre todo, hay que prestar especial cuidado a la hora de tratar con aquellos que pagan tus facturas. No todo es poner una sonrisa diaria, sino que existen algunos procesos que se pueden aprender y que, sin lugar a dudas, mejorará la rentabilidad del negocio.

Calidad y orientación al cliente: En la actualidad, los consumidores son cada vez más exigentes; no suele casarse con nadie y se marcha a las primeras de cambio. Descubre el secreto para mejorar la calidad del servicio para obtener una mayor satisfacción con el cliente.

Tecnologías de gestión de ventas: Hay que tener presente que la labor de las tecnologías en gestión de ventas es digitalizar este proceso y hacerlo lo más transparente y visible. Aquí cobra especial relevancia los proceso de automatización, que incluso una pyme puede introducir en su negocio. Aprende qué se puede hacer en función de tus posibilidades.

Logística

Pequeños almacenes, pymes del sector hostelero, empresas de alimentación o comercializadoras tienen muchas características en común, pero una de ellas es la gestión logística. Es uno de los aspectos más importantes de una empresa y no se puede descuidar. Con estos cursos podrás tocar todos los palos en este ámbito.

Gestión logística: Descubre cómo adquirir los conocimientos relativos al concepto, objetivos y funciones de la logística para poder ser capaz de desempeñar las funciones de técnico con la eficacia requerida, así como manejar los sistemas de información y distribución conforme a la necesidad de la empresa.

Gestión y control de stock en el almacén: La gestión del stock implica la forma de organizar los flujos de existencias en el almacén de tal manera que se pueda hacer frente a la demanda del cliente de una manera competente y, sobre todo, a un coste óptimo para el negocio. Descubre cómo ponerlo en práctica.

Conducción de carretilla elevadora: En muchas ocasiones un pequeño almacén necesita de un operario cualificado que, entre otras muchas cosas, organice correctamente el inventario. Una de sus tareas diarias es conducir una carretilla elevadora, pero esta no es una tarea que se deba dejar al azar. Hay que saberlo hacer correctamente para trabajar con seguridad.

Instalación y mantenimiento industrial: Hay muchas pymes que se dedican al cuidado y mantenimiento de maquinaria en el ámbito industrial. Pero es un entorno en constante cambio que te obliga a ponerte al día en muchos aspectos. Analiza las necesidades en materia de instalación en planta de maquinaria y equipo industrial y su mantenimiento.

Almacenamiento de productos hortofrutícolas: El sector agrícola y el de la alimentación se han mantenido este primer año de pandemia. Aprende todo lo necesario para poder identificar los factores que influyen en la calidad de los productos y llegar a conocer el proceso de maduración de los mismos. Este aprendizaje puede mejorar la eficiencia de tu pequeño comercio.

Manipulador de alimentos: Si hay algo que se ha dejado patente durante el primer año de pandemia de coronavirus ha sido la necesidad de llevar una correcta higiene en todos los aspectos de nuestra vida. Los negocios que comercializan con productos alimenticios tienen una enorme responsabilidad. Aprende todo lo que necesitas saber acerca de los potenciales peligros que conlleva la contaminación de los alimentos y conoce las causa que pueden provocar intoxicaciones, así como aplicar las medidas preventivas necesarias para evitar una contaminación.

Idiomas

El saber no ocupa lugar. Saber idioma abre muchas puertas. Para una empresa es fundamental mirar más allá de su barrio. Dependiendo del tamaño, es posible que requieras de proveedores extranjeros o, incluso, clientes fuera de las fronteras. Empieza a dominar algunas de las lenguas del entorno europeo que pueden ayudarte en este objetivo.

Clases de portugués: La cercanía con Portugal puede hacer que muchos pequeños empresarios tengan la necesidad de conocer algunas expresiones típicas en portugués. Nunca se saber el momento en que va a llover una oportunidad.

Inglés fácil con vídeos: Por supuesto, saber algo de inglés es fundamental hoy en día. Al menos, para comunicarse con los turistas que vienen a España. Turistas que son potenciales clientes. No hace falta ser bilingüe para entender algunas frases que te den pie a vender tus productos.

Francés: El francés también es otro de esos idiomas del que te puedes beneficiar como pequeño empresario. Es cierto que como no tengas unas bases es complicado hablarlo, pero memorizar algunas expresiones típicas puede lograr cerrar algún acuerdo de venta en el caso menos inesperado.

Italiano: En el caso del italiano, la cosa es distinta. Es un idioma que, salvando las distancias, es más fácil de entender para un español que nunca haya aprendido su gramática. Al compartir la misma raíz lingüística es bastante agradecido a la hora de aprenderlo. Y, con ello, es posible comunicarse con proveedores en Italia que puedan mejorar los precios de tus productos.