Del ‘customer centric’ al ‘people centric’, la tendencia empresarial del futuro - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]
people centric

Del ‘customer centric’ al ‘people centric’, la tendencia empresarial del futuro

Lectura: 3 min | 18 Sep 20

Las formas de trabajar evolucionan constantemente. También lo hacen los productos que ofrecen las empresas y los clientes que los compras. Vivimos en una época en la que lo que tenemos en estos momentos, en unos pocos años, pasará a estar anticuado. Si antes pensábamos que el concepto `customer centric´ era adecuado para definir el enfoque estratégico sobre nuestros potenciales clientes, ahora es `people centric´. Te explicamos en qué consiste y qué pasos tiene que dar tu empresa para aplicarlo.

En 2019 la Universidad de Oxford llevó a cabo un estudio en el que relacionaba la felicidad con la productividad de sus trabajadores. En este documento, vieron cómo los trabajadores aumentaban un 13% su productividad las semanas que indicaban que eran más felices. Por tanto, felicidad y productividad están estrechamente vinculados. Aceptar que una empresa está en un proceso de aprendizaje continuo es el primer paso para identificar los modelos de negocio y metodologías nuevas. La tecnología ocupa un papel fundamental en el desarrollo de los negocios y puede ayudarte a cumplir tus objetivos.

Las compañías han puesto el foco ahora en aprender de todo lo que las rodea: clientes, empleados, accionistas… con un ojo más humanizado que como se miraba antes hacia el sistema empresarial. Es aquí donde aparece el término `people centric´, a través del que tu negocio iniciará un camino que englobe las preferencias de la sociedad como personas y no como consumidores.

¿Cómo definimos la idea `people centric´?

Es la forma de ver y entender la actividad de una empresa con las personas como protagonistas. Además, este nueva modo de ver los negocios se preocupa de que todos los usuarios que estén involucrados en la compañía formen parte de los intereses de ésta. Es decir, los empleados tienen que estar satisfechos con las condiciones que rodean su jornada laboral, porque, de esta manera reflejarán su complacencia en su forma de trabajar. De la misma forma, los clientes mostrarán su satisfacción cuando perciben que la entidad se preocupa por su agrado.

people centric

Como aplicar una estrategia `people centric´

Adaptar nuevas normas y formas de trabajo es una función que conlleva mucha preparación y conocimiento sobre aquello que se va a ejecutar. Sin embargo, para cambiar el funcionamiento de la compañía, primero debes identificar qué es lo que no está funcionando para modificarlo y mejorarlo. Detallamos qué aspectos debes tener en cuenta para aplicar una metodología `people centric´y que puedas valorar si será un buen cambio para tu negocio:

  • Hiperautomatización de los procesos: puede parecer que la automatización vaya en contra de los trabajadores, sin embargo, es todo lo contrario. Tu empresa puede instalar tecnología que se encargue de hacer procesos automáticos de los que ahora se tienen que responsabilizar los trabajadores. Estas tareas suelen ser automáticas y poco retadoras. Al asignar estas funciones a la automatización, dejarás más tiempo a tus empleados para que, durante su jornada laboral, cumplan tareas más retadoras y vocacionales.
  • El papel del líder: el rol que desempeñan los responsables de la empresa es muy importante para el crecimiento de la misma. Implícate como líder y observa qué funciona y qué no con el trabajo de tus empleados. Después de las conclusiones que saques, podrás tomar decisiones y aplicar cambios que harán que el funcionamiento de la empresa mejore cada día.
  • El mensaje, más que palabras: la compra de productos y servicios ya no es cómo hace unos años, cuando el precio o las campañas de marketing se centraban en mensajes con impacto. Ahora tienes que convencer a los consumidores, porque la sociedad cada vez está más concienciada con las acciones que definen su personalidad. Elige bien tus palabras y se sincero con aquello que vayas a comunicar, no servirá de nada que traslades un mensaje si luego la empresa no lo ejecuta.
  • Diálogo constante: es normal que surjan dudas respecto a la ejecución de un servicio o producto. Tanto los clientes como los empleados agradecerán que les preguntes su opinión sobre determinados temas porque se sentirán involucrados y, sobre todo, valorarán que tengas en cuenta lo que piensan.
  • Personas, no números: analiza y estudia el customer journey y los gustos de tus potenciales clientes. Adaptar tus comunicaciones y el trato con los clientes para que estos se sientan bien atendidos, pondrá de manifiesto que la empresa se preocupa por satisfacer al cliente más allá del momento de la compra.

Por tanto, la clave está en valorar tu entorno desde una perspectiva más humanizada. La tecnología puede ayudarte a aplicar estos cambios siempre que entiendas su presencia como un medio para conseguir tus objetivos, no como un fin en sí mismo. Tener en cuenta de una forma más personalizada las circunstancias que rodean la vida de tus empleados y de tus clientes, será un aspecto que, sin duda, las partes implicadas valorarán muy positivamente.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.