[wpdreams_ajaxsearchlite]
dia internacional de la mujer

Día Internacional de la Mujer: Radiografía de la mujer en la empresa [Infografía]

Lectura: 4 min | 8 Mar 19

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, una fecha reconocida a nivel mundial. Pero, ¿cómo ha evolucionado su papel y presencia en el ámbito empresarial a lo largo de los últimos años? ¿Cuál es la situación actual en España? Lo analizamos a continuación.

La Ley Orgánica para la igualdad efectiva de hombres y mujeres fija en ocho años el plazo para que las empresas que tengan obligación de presentar una cuenta de pérdidas y ganancias no abreviada incluyan en su Consejo de Administración un número equilibrado de hombres y mujeres. Sin embargo, no todas lo están cumpliendo.

Es más, si bien la presencia de las mujeres en los consejos de las principales empresas españolas se ha incrementado, todavía no alcanza, ni de lejos, el objetivo del 40% que la Comisión Europa propuso para 2020. Tampoco la recomendación de la CNMV, que en su Código de Buen Gobierno establece como meta un 30%. Es decir, se está produciendo un crecimiento en ese sentido pero a un ritmo más lento de lo previsto. Y de lo deseable.

Sin embargo, también hay datos que invitan al optimismo. España cuenta con un ratio de emprendimiento femenino superior a la media europea, según el Informe Mundial GEM más reciente. En nuestro país, hay nueve mujeres que emprenden su propio negocio por cada diez hombres. Por su parte, la media europea se sitúa en seis.

A continuación os mostramos una infografía interactiva sobre la situación de la mujer en la empresa española en la actualidad. Para visualizar los datos, pincha en el símbolo “+” y verás más detalladamente cada explicación.

Más mujeres ocupando puestos de responsabilidad

Actualmente, en España la tasa de empleo femenino en el cuarto trimestre de 2018 es del 44,45%, frente al 56,15% de hombres. Por su parte, la tasa de actividad femenina alcanza el 53,08%, por debajo del 64,45% de los hombres. Pero, ¿cuántas de ellas ocupan cargos de responsabilidad en sus compañías?

Según el Instituto Nacional de Estadística, a lo largo del año pasado las mujeres representaron más de la tercera parte del total de personas que ostentaban los órganos superiores y altos cargos de la Administración. Por su parte, solo un 22,2% de mujeres ocupan puestos en los Consejos de Administración de las compañías registradas en el Ibex-35. Esta cifra supera en más de un punto al dato de 2017.

Entonces, ¿hemos realmente evolucionado? A día de hoy, el ratio de mujeres ocupando puestos en los consejos de las empresas más relevantes del país dobla a las cifras de 2012. Y es que, hace siete años, este porcentaje estaba en 11,7%. Asimismo, las mujeres con cargos de presidencia ocupan el 8,8% actual, frente al 2,9% de 2012.

En el vagón de cola europeo

Es importante también contextualizar estos datos en una realidad como es la europea. Según el informe “Women to Watch” de PwC, son varios los países que ya se acercan al objetivo del 40%. En la locomotora y los vagones delanteros destacan Francia con un 38%, Suecia con un 36% e Italia con un 33%. Le siguen Finlandia (30%) y Alemania (27%). Esto es, España estaría rezagada en lo que a paridad en los consejos de administración se refiere.

Otro estudio, concretamente el titulado “Mujeres en la sala del consejo de administración” de Deloitte, expone datos más preocupantes. Según este reporte, en España las mujeres en los consejos representan un 16% del total, un 4% más que en 2015. De estas, un 4% ostentan la presidencia de la compañía.

En el marco europeo, Noruega ocuparía el primer puesto con un 42% de mujeres en puestos directivos, seguida de Francia con un 40% y Suecia con un 31,7%. Recordamos que el primero estableció una cuota de género por la que al menos el 40% de estas posiciones deben estar ocupadas por mujeres.

La Comunidad de Madrid, a la cabeza en España

Volviendo a España, las diferencias son notables entre comunidades autónomas. El estudio Women in Business de Grant Thornton cifra en un 27% la presencia de mujeres en cargos directivos, si bien solamente existe una región por encima de ese ratio. Se trata de la Comunidad de Madrid, que con un 33% se desmarca claramente del resto. Ligeramente por debajo de la media nacional están Cataluña y la Comunidad Valenciana, ambas con un 26%. Más atrás, otras comunidades como Andalucía (24%) y el País Vasco (21%).

Un dato para la esperanza es que un 80% de las empresas españolas tienen, al menos, una mujer en puestos de dirección. La cruz de la moneda, ese  20% que no cuenta con ninguna. Entre estas últimas, una comunidad lidera de manera muy destacada este negativo índice: Andalucía, donde un 42% de las compañías no tienen ni una mujer en la dirección. Tras esta, País Vasco (21%), Cataluña (20%) y la Comunidad Valenciana (15%). Por su parte, en Madrid solo una de cada 10 organizaciones no dispone de una mujer en una posición directiva.

Liderar departamentos tecnológicos, la asignatura pendiente

A nivel sectorial se aprecian grandes diferencias en España. Un estudio de Infojobs apunta a que la brecha es especialmente pronunciada en departamentos tecnológicos, donde solo un 18% están liderados por mujeres (por un 82% de hombres al cargo).

Además del ámbito tecnológico, los ratios son especialmente bajos en departamentos de Dirección de Negocio y Estrategia, donde el 79% de los líderes son hombres; Dirección General o Gerencia (79%) e I+D (72%). Lejos del 50% están otros como Comercial y Ventas (70%), Finanzas (63%) o Marketing (54%).

En el extremo opuesto encontramos tan solo 4 excepciones. Departamentos liderados por más mujeres que hombres son Atención al Cliente (67%), Recursos Humanos (56%), Administración (52%) y Comunicación (51,4%).

Analizando todos estos datos, podemos afirmar que la presencia y relevancia de las mujeres en el ámbito empresarial ha evolucionado a lo largo de los últimos años. No obstante, todavía queda un largo camino por recorrer hacia la consecución de la plena igualdad. Esta senda debe transitarse no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional. En este sentido, es conveniente plantearse ciertos objetivos comunes y seguir las directrices de forma conjunta y equitativa.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.