eCommerce: alternativas para vender en Internet sin tener una tienda online - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]
ecommerce

eCommerce: alternativas para vender en Internet sin tener una tienda online

Lectura: 4 min | 9 Mar 21

Desde que la venta online irrumpiese como una realidad entre las empresas y los consumidores, las Pymes han tenido que adaptarse a este nuevo formato. La pandemia ha acelerado que las pequeñas y medianas empresas vean en las plataformas digitales un punto de venta y, de hecho, en muchas ocasiones les ha ayudado a poder seguir adelante con su proyecto. Sin embargo, cuando pensamos en un eCommerce, nos viene a la mente la tienda online convencional de cualquier negocio y existen muchas más opciones, por ejemplo, Amazon. En este post detallamos las alternativas que tienen las empresas para poner en marcha un eCommerce sin tener que crear ellos mismos uno propio.

Hace unos años se escuchaba constantemente la frase “hay que estar presente en las redes sociales” y no se equivocaban. Una vez superada la barrera de las redes como herramienta de comunicación y de generación de negocio, el ecosistema digital ha seguido creciendo y ahora lo que deben tener todas las pequeñas y medianas empresas es la posibilidad de vender sus productos de forma remota, o por lo menos conocer qué posibilidades tienen. Aquí los grandes eCommerce son fundamentales.

Los datos han variado mucho entre 2019 y 2020 por razones que todos conocemos: la cuarentena y la limitación de movimiento de la sociedad ha hecho que los usuarios compren más por internet. De hecho, España ha sido uno de los países que más ha crecido a este respecto: el crecimiento de la venta online en nuestro país aumentó un 36% en 2020, situándolo como el tercer mercado de mayor crecimiento a nivel mundial según eMarketer.

ecommerce

La venta de productos y servicios a distancia tiene muchos beneficios para las empresas, como el ahorro de costes para no tener que invertir en un local, entre otros. No obstante, las empresas no tienen por qué contar siempre con un soporte web independiente. Las Pymes cada vez cuentan con más opciones como los macromarketplaces como Amazon o Aliexpress para vender sus productos por internet. Te mostramos algunas opciones y te explicamos las características de cada uno de ellos para que puedas tenerlo en cuenta a la hora de crear una cuenta en algunas de estas empresas:

Amazon

El macromarketplace por excelencia tiene algunas diferencias respecto al anterior. Una de las más destacadas es que como empresario te supondrá un coste fijo construir tu perfil de venta en su herramienta cuando superes los 40 artículos vendidos al mes a través de su plataforma. Por otra parte, la empresa comprende un servicio de logística al servicio de sus clientes con el que estos pueden gestionar envíos sin preocuparse de este proceso.

Como empresario y responsable de la cuenta deberás actualizar el catálogo de productos que quieras ofrecer a los usuarios constantemente y gestionar desde ese mismo perfil todas las peticiones que te lleguen. Recuerda que debes atender con mucha dedicación los perfiles que crees en estas plataformas, lo contrarío haría que los usuarios no se sientan atendidos y que no vuelvan a comprarte.

amazon

(Fuente: Amazon)

ebay

Esta plataforma puede que sea la más veterana de las que ofrecemos en este post y también tiene una opción para crear un perfil de empresa. Esta empresa pone a tu disposición toda la información relativa a lo que implica crear un espacio de venta en ebay, como qué requisitos debes cumplir, cómo debes adaptar tus publicaciones o las opciones que puedes elegir a la hora de poner en marcha un perfil corporativo: Tienda ebay básica, tienda ebay avanzada y tienda eBay premium, cada una mejora las condiciones de la anterior pero también el precio: 19,5€ la tarifa básica, 39,50 la avanzada y 149,5 la premium.

ebay

(Fuente: ebay)

Etsy

Este eCommerce ofrece un perfil diferente para los empresarios porque está muy centrada en un sector: la decoración, manualidades, menaje, ropa, calzado… las opciones son más limitadas, porque aquí no encontraremos tecnología, por ejemplo. Si cumples con las opciones que abarca esta plataforma debes saber que la publicación de un producto tiene un coste de 0,16€ y unos intereses de un 5% por transacción. Además, tienes a tu disposición varios planes como el Standard o el Plus que, suma un mayor número de herramientas que ayudarán a tu negocio a crecer y que implica un coste de 8,20€ al mes.

etsy

(Fuente: Etsy)

Facebook e Instagram

Aunque el origen de estas páginas es el de una red social, el paso del tiempo hizo que las dos plataformas (que comparten dueño) se convirtiesen al mismo tiempo en plataformas de contenido y tienda online. Para publicar un catálogo de productos en Instagram o en Facebook, lo primero que tienes que hacer es subir el catálogo en Business Manager. No obstante, si tienes ya tienes configurado un perfil en Shopify o BigCommerce, también puedes vincularlo. Por otra parte, al tratarse de un escaparate de fotos, artículos y vídeos, podrás hacer promoción de tus productos redirigiendo a la tienda sin que les llame la atención a los usuarios un anuncio de tus artículos.

Aliexpress

El gigante chino, el último eCommerce en ganar gran fama, llegó hace unos años para plantarle cara a Amazon y convertirse en la alternativa a la empresa capitaneada (hasta enero de este año) por Jeff Bezos. Algunos de los aspectos que tienes que saber para comenzar tu actividad comercial en esta plataforma es que tienes que estar dado de alta como autónomo, ofrecer dos años de garantía a los usuarios y asegurar un plazo de devolución mínimo de 15 días. Por otra parte, Aliexpress cuenta con algunos beneficios para las empresas que decidan usar su página como el coste cero por comenzar a usar su plataforma, unas comisiones relativamente bajas (entre el 5% y el 8%) y la contratación de tu propio servicio de transporte.

aliexpress

(Fuente: Aliexpress)

Los cambios en las plataformas de eCommerce son constantes y su presencia en el modelo de negocio de las empresas cada vez más importante, por tanto, no dejes de informarte y de valorar si tu empresa puede cumplir con las exigencias de alguna de estas cuatro opciones y, por supuesto, las de los usuarios que demandarán tus productos.