Gracia Catalina Piñero: emprendimiento con el Programa Minerva
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Gracia Catalina

Gracia Catalina Piñero: emprendimiento con el Programa Minerva

Lectura: 6 min | 15 Oct 21

Charlar con Gracia Catalina Piñero, directora de la aceleradora de empresas Minerva, es abrir una puerta a la inspiración. Ingeniera Superior de Telecomunicación, y siempre vinculada al sector TIC, decidió especializarse en el entorno empresarial cursando un MBA en la Universidad de Pekín (China). Hace más de once años que se dedica profesionalmente al mundo del emprendimiento y startups, y desde 2014 dirige el Programa Minerva, una de las principales aceleradoras en nuestro país. Hoy tenemos la suerte de conocer su visión sobre el valor de los emprendedores, retos que afrontan y oportunidades que les brindan las nuevas tecnologías.

Para comenzar si te parece Gracia, cuéntanos en qué consiste el Programa Minerva y de qué manera apoyáis e impulsáis proyectos emprendedores

El Programa Minerva es una aceleradora de empresas de base tecnológica respaldada por la Junta de Andalucía y Vodafone. Trabajamos para impulsar el emprendimiento TIC y para ayudar a las empresas a consolidar sus negocios en Andalucía. Así, formamos parte del ecosistema emprendedor andaluz y ayudamos a crear empleo de calidad en la región. Es una iniciativa sin coste para el emprendedor.

En el programa participan proyectos, startups y empresas de todos los sectores, siempre y cuando la base fundamental de su modelo de negocio sea la tecnología. Cada año se lanza una nueva edición (este mes de octubre lanzamos la convocatoria para el año 2022) y se seleccionan hasta 30 proyectos entre todas las candidaturas presentadas. Los participantes seleccionados comienzan un completo programa de emprendimiento, aceleración y crecimiento con el objetivo de desarrollar y/o consolidar su negocio tecnológico. El programa es de concurrencia competitiva y está diseñado en forma de embudo comenzando por 30 participantes y concluyendo por 10 finalistas, con el claro objetivo de que los participantes muestren el máximo compromiso, esfuerzo y que saquen el mayor partido posible de lo que les ofrecemos.

La aceleración consiste en un acompañamiento intensivo con formación de alto nivel a través de cuatro áreas de trabajo: el desarrollo de negocio, donde se valida el modelo y se determina la propuesta de valor; las ventas, para conocer al cliente potencial y realizar el primer acercamiento al mercado; el marco legal, para resolver las dudas jurídicas habituales en una empresa; y la comunicación y el marketing, para sacar el máximo potencial a las oportunidades mediáticas y al entorno digital.

De esta manera, nuestro objetivo es que la aceleración Minerva les sirva para impulsar su crecimiento y su llegada al mercado de manera más rápida y más escalable, y que así se puedan convertir proyectos empresariales en empresas consolidas en Andalucía.

¿Cuál es la “fórmula secreta” del “Método Minerva” para que estéis consiguiendo tantos éxitos como aceleradora de startups?

No existe una fórmula secreta pero desde luego considero que el equipo humano que está detrás del programa tiene mucho que ver en nuestros reconocimientos y premios. Estamos aquí para ayudar, y nos preocupamos por cada startup como si fuera parte nuestra. En cierta forma, lo es. Sufrimos con los malos momentos y nos entusiasmamos por cada éxito que consiguen los emprendedores Minerva. Para nosotros, no hay mejor carta de presentación del programa que la facturación de nuestras startups, los acuerdos que llegan a cerrar, el número de empleados que va aumentando año tras año.  Lo importante es acompañar de forma efectiva, ser de utilidad a esas personas que se juegan la piel poniendo en marcha un negocio.

Tú que llevas ya muchos años vinculada al mundo startups y como profunda conocedora y referente del ecosistema emprendedor, ¿cómo crees que ha evolucionado el sistema emprendedor de nuestro país en los últimos años?

Ha evolucionado a mejor, pero todavía falta mucho por hacer. Hace 20 años no se daban materias de emprendimiento ni en la educación básica ni en la universidad, ahora empieza a notarse que hay una firme apuesta por impulsar competencias emprendedoras en los más jóvenes y cada vez hay más asignaturas vinculadas a la empresa, la economía y el emprendimiento en todo tipo de carreras. Es decir, se percibe que vamos a dar un salto importante en la percepción del emprendedor como ‘profesión de éxito’, un cambio positivo porque hasta hace pocos años el que emprendía no se veía con los mismos ojos.

También es cierto que las diferentes crisis económicas y sociales que hemos atravesado en los últimos años nos han motivado a ser más creativos y más independientes profesionalmente para buscarnos el futuro. Muchos emprendedores lo son por necesidad, porque necesitaban una fuente de ingresos, y son figuras igualmente válidas en el ecosistema que, en muchas ocasiones, son ejemplos a seguir.

Gracia Catalina

¿Cómo piensas que esta situación de pandemia que estamos viviendo ha influido en el mundo emprendedor?

Creo que el confinamiento nos dio la oportunidad de trabajar nuestra creatividad para hacer frente a todos los problemas que suponía dejar de vivir ‘presencialmente’. Por ejemplo, respondiendo a la problemática del cierre presencial de las aulas, han surgido muchas startups con desarrollaban soluciones prácticas de e-learning, o bien mejoraban la gestión y la comunicación entre alumno y profesor. En Minerva empezó a forjarse la idea de BrainsPro, hoy en día una realidad y referente en plataformas de creación de academias virtuales; y startups como Wuolah u Opoque ayudaron a los estudiantes a seguir sus rutinas de estudio y no perder completamente el año académico.

Por supuesto, las innovaciones en el sector salud u orientadas a resolver problemas de contaminación y contagios han tenido su auge entre 2020 y 2021. Lógicamente era un nicho de mercado emergente para los que prácticamente no existían soluciones. Por mencionar alguna startup en este sentido, Tales Technology se ha centrado en crear sistemas de medición del aire urbano para poder conocer su nivel de contaminación, con el objetivo de poner mayor peso en la salud de los ciudadanos.

¿De qué manera la digitalización ha ayudado a dinamizar e impulsar el emprendimiento de nuestro país? ¿qué importancia toma la digitalización hoy en día si en la creación y desarrollo de una startup?

Ha habido un rápido avance de los negocios digitales. Especialmente aquellos que resolvían problemas en la transformación digital de las empresas, pues al vernos confinados en casa para trabajar, se ha hecho patente la importancia de abordar estrategias de digitalización efectivas. Por tanto, se ha notado un incremento de ideas de negocio 100% digitales, que daban respuesta a problemas de este tipo y que también se podían implementar rápido.

Muchas de las startups que se lanzan, desgraciadamente no tienen la continuidad y el éxito esperado y finalmente abandonan su proyecto, ¿cuáles son los errores más habituales que comenten los emprendedores?

En muchas ocasiones, los emprendedores jóvenes, sin experiencia previa, cometan errores que los emprendedores más séniors o que vienen de una larga trayectoria laboral. La inexperiencia en muchos ámbitos empresariales, desde los aspectos jurídicos, hasta la tesorería, la gestión de equipos o la comunicación, pueden ser cruciales para determinar el éxito o el fracaso de una idea de negocio.

Por otro lado, tener una buena idea de negocio no es garantía de nada. En Minerva hemos visto buenos negocios desmoronarse por una mala relación entre los promotores o por lentitud en su camino hacia el mercado. Cuando emprendes, tienes que conocer bien el mercado en el que vas a hacerlo y tener una previsión básica de supervivencia en números. Y en lo que se refiere a las empresas tecnológicas, es fundamental contar con un perfil técnico en el equipo promotor y muchas startups tienden a subcontratar el apartado técnico, lo que puede resolver un problema inmediato pero no a la larga.

En general hay muchos obstáculos a lo largo de la vida de una empresa, y el carácter de los emprendedores es clave: si son resilientes, sabrán salir adelante y resolver los posibles errores que hayan cometido.

¿Cómo es el sistema emprendedor en otros países europeos o EEUU? ¿Qué podemos aprender de ellos?

El sistema emprendedor es diferente en cada país, al igual que las legislaciones empresariales. EEUU es un claro referente, porque desde allí han surgido las grandes tecnológicas que lideran el mercado actual (entre ellas, el grupo GAFA: Google, Apple, Facebook y Amazon) y muchos emprendedores aspiran a ser como ellos, o a ser el ‘Netflix de…’. De hecho, también aspiran a trasladarse allí, a Silicon Valley o a zonas de mayor potencia empresarial. EEUU también lleva la inversión a la cabeza, a niveles difíciles de superar ahora mismo en Europa.

Cada país tiene sus condiciones para emprender, mejores o peores. Y el tipo de cliente también es determinante, pues no es igual el ciudadano estadounidense que el ciudadano español. Tienen diferentes necesidades y diferentes intereses, por lo que muchas ideas de negocio no tienen porqué aspirar a la internacionalización obligada: hay que centrarse en el cliente que se puede alcanzar.

También es destacable el sistema emprendedor de Israel, considerado el segundo ecosistema emprendedor mundial y uno de los países que más apuestan por la tecnología como modelo de negocio. De ellos se puede aprender lo importante que es normalizar la figura del emprendedor y facilitar los aspectos burocráticos para agilizar el crecimiento de las startups.

¿Qué consejos darías a un emprendedor que se está planteando lanzar su proyecto empresarial?

Que se informe muy bien de todas las opciones de apoyo a las que puede acceder, que por fortuna hay mucho apoyo público y privado y tiene que aprovechar todas las oportunidades que se le planteen. Que se forme a conciencia en las materias más relevantes relacionadas con la empresa y, lo que no pueda controlar en primera persona, que busque colaboradores. Emprender en soledad es muy duro, por lo que también le animaría a que siempre busque un equipo que le acompañe en la aventura de emprender y que formalice esa relación con los socios, porque vendrán momentos buenos, pero también malos, y en estos siempre surgen fricciones. Que se marque objetivos concretos, objetivos por los que deberá pelear, pero que deben marcarle el camino para que el día a día no le haga perder el foco. Y, por último, le animaría a trabajar duro, el camino de emprender nunca es fácil, y siempre requiere, además de mucho conocimiento, mucho trabajo y esfuerzo.

Muchísimas gracias Gracia Catalina, por compartir tu experiencia con nosotros. En IdeasParaTuEmpresa.es estamos seguros de que tus palabras inspirarán a miles de emprendedores para que aprovechen las nuevas tecnologías como una oportunidad para impulsar sus proyectos empresariales.