[wpdreams_ajaxsearchlite]
Llollo-Home-video

Llollo: la solución para viajeros de negocios [Vídeo]

Lectura: 2 min | 2 Feb 17

Llollo es una empresa española que da respuesta a la necesidad de los viajeros, sobre todo de los de negocios. Te recogen el coche en el aeropuerto o estación de tren y lo custodian hasta que vuelves del viaje. Seguridad, facilidad a la hora de gestionarlo desde su app y ahorro de costes son sus ventajas más destacadas.

Desde 2015 operan en Barajas y la estación de Atocha, en Madrid, y en el aeropuerto de El Prat y la estación de Sants, en Barcelona. Pronto darán el salto a Europa. Los siguientes puntos de recogida de Llollo: Gatwick (Londres) y Charles de Gaulle (París). Empezaron hace solo año y medio operando en el madrileño barrio de Salamanca. Pronto se dieron cuenta del potencial de su producto para las empresas y los viajeros frecuentes: recogerte el coche allí donde te encuentres.

Llollo funciona como las apps de los taxis o de la comida a domicilio: pides el servicio con un solo clic y el operativo de Llollo se pone en funcionamiento. Sus agentes esperarán tu coche en la terminal de salidas del aeropuerto o en la misma puerta de la estación de tren. Durante tu viaje lo mantienen en uno de sus estacionamientos y te lo devuelven cuando lo solicites. El servicio, según nos cuenta el cofundador y director de Operaciones (COO), Alejandro Vigaray, es más económico que los aparcamientos de los aeropuertos y estaciones, con un ahorro del 28 al 58%.


Llollo capta a sus clientes sobre todo a través de acuerdos con empresas y agencias de viajes. Sus principales clientes son compañías que necesitan respuestas rápidas para sus empleados y ejecutivos, acostumbrados a viajes de negocio frecuentes, y requieren una facturación centralizada y mensual, sin tickets de estacionamiento. Ejemplos de empresas que ya lo utilizan: Santander, Carrefour o Baker & McKenzie.

Durante la custodia del vehículo entra en juego el valor añadido: además de guardar el coche, ofrecen servicios adicionales como lavado, cambio de neumáticos, revisión mecánica o repostaje, que también se activan a través de la app.  En el aeropuerto o la estación, el agente de Llollo recibe el vehículo y lo conduce a uno de los aparcamientos de la empresa, vigilados 24 horas. Durante todo el proceso de recogida, custodia y entrega  por parte de Llollo el vehículo está asegurado a todo riesgo por Allianz.

La app está desarrollada íntegramente por Llollo en España. Un 60% de los usuarios se decantan por la versión en Android y un 40% por la de iOS, según Vigaray.

Hoy trabajan en Llollo 95 personas en dos ciudades. Tras este año de operaciones y con la vista puesta en la expansión internacional, Alejandro Vigaray y Hans Christ, su socio y cofundador, cumplen un sueño y materializan una idea que se les ocurrió cuando vivían en persona el problema de perder un vuelo por culpa del coche. Ahora, igual que sus clientes, disfrutan de valet-parking como un VIP pero a precio low-cost.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.