Mireia Ranera: claves para impulsar la digitalización empresarial
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Mireia Ranera

Mireia Ranera: claves para impulsar la digitalización empresarial

Lectura: 5 min | 24 Oct 20

Mireia Ranera es consultora de Transformación Digital y Socia Fundadora de INCIPY y Vicepresidenta y Directora de su división “Employee Digitalization”. Además, es co-fundadora y consejera de empresas digitales como: Womenalia, Inesdi e Indigital entre otras. En nuestro blog de IdeasParaTuEmpresa.es le hemos pedido que comparta con nosotros, su visión y experiencia sobre el valor de la digitalización para impulsar el negocio de las pymes y autónomos de nuestro país. 

¿Cómo crees que esta crisis de la COVID19 ha transformado y acelerado la digitalización de las empresas españolas?

Esta crisis del COVID19 han puesto a prueba a todas las organizaciones con un claro desafío digital: la necesidad de adaptarse a nuevos modelos de relación digital con los clientes, y a nuevas formas de trabajo digital con los empleados.

La situación ha acelerado claramente, aunque fuera de manera forzosa, a tener una mentalidad más abierta a todo lo digital, a ser más conscientes de la necesidad de transformarnos como compañía a nivel de negocio y de cómo llegar a los clientes.  Y también ha sido así, a nivel de empleados, con nuevos escenarios de teletrabajo, que exigían madurez digital para trabajar con herramientas digitales. Algo que ha venido para quedarse con nuevas políticas de flexibilidad que van a evolucionar, y con modelos de empresas híbridas y en remoto.

Hoy más que nunca los canales con clientes y empleados son digitales y urge impulsar nuevos escenarios desde los ámbitos de Negocio y de Organización.

 

¿Cuáles son las principales claves o ejes que las Pymes de nuestro país deben trabajar para impulsar su digitalización?

Los entornos digitales nos han puesto a todos (pymes, medianas y grandes empresas al mismo nivel. Desde INCIPY, llevamos más de diez años acompañando a organizaciones en sus procesos de Transformación Digital y no importa el tamaño. Al contrario, las Pymes tienen la gran ventaja de ser más ágiles adoptando los cambios. Los 4 ejes clave para puede impulsar la digitalización:

  1. Visión y apuesta desde la alta dirección por el tema digital como clave de negocio. Ellos tienen que ser los impulsores del cambio de mentalidad, del cambio de cultura, los que marcan el camino, aunque sea acompañados, y definen el hacia donde queremos ir y con qué hoja de ruta digital.
  1. Poner al cliente en el centro de toda la estrategia de la empresa para identificar cómo a través de los canales digitales podríamos potenciar la escucha, la conversación, la relación y el engagement con el cliente.
  1. Poner al empleado en el centro de la organización para involucrarlo y empoderarlo en la transformación con formación, nuevas herramientas de trabajo en red, innovación y digitalización de procesos clave y estrategias de employer branding para comprometer y atraer al talento.
  1. Y abordando los tres anteriores: identificar, globalizar, innovar, expandir, crear, etc. nuevas oportunidades de negocio gracias a los nuevos escenarios digitales.
  • ¿Qué metodologías deben seguir para transformar sus empresas y convertirlas en organizaciones más ágiles para dar respuesta a los retos actuales y futuros?

La metodologías ágiles no son tanto métodos, sino un modo de pensar. Por supuesto que existen metodologías a seguir, pero es más una forma distinta de trabajar y de organizarse, centrada en el cliente, adaptándose a su feedback y a los cambios del entorno. Con un estilo de liderazgo transparente y empoderado, y trabajando con equipos multifuncionales y autogestionados con libertad para actuar, para tomar decisiones rápidas, con una comunicación abierta y en tiempo real con el cliente y el resto de la organización.

Ser una “Organización Agile” en un ecosistema digital requiere, no sólo implementar metodologías y prácticas ágiles (scrum, kanban, design thinking…)  sino una forma diferente de pensar con comportamientos alineados a valores y principios ágiles, y a una nueva Organización, Liderazgo y Cultura que cuestione los principios de funcionamiento tradicionales, con roles, competencias, estructuras muy diferentes a las jerárquicas y departamentales habituales.

 

Especialmente ahora, ¿qué papel crees que juega la flexibilidad y el entorno digital en el día a día de una empresa?

La actual situación ha forzado el teletrabajo, con experiencias que han roto frenos y mentalidades, y esto está impulsando nuevas políticas de flexibilidad, conciliación y “home office” en compañías que nunca se lo habían planteado.

Vamos hacia nuevos estilos, formatos y escenarios de trabajo, no solo asociados a trabajar desde casa, sino a otros espacios que ofrezca la empresa en la misma ciudad, pero cerca de casa o en otra ciudad /país, o desde un co-working, o en habitaciones de hotel que ya se están alquilando con este fin, en hubs de empresas compartidas, o espacios con otros fines que se abren para atraer visitas (bancos, tiendas…).

Todo para flexibilizar, conciliar, ser más atractivo para el talento y para acceder a todo tipo de talento esté donde esté, así como para limitar desplazamientos y preservar el medio ambiente, ahorrando costes y reconvirtiendo los espacios de oficinas para otros fines y nuevos propósitos más centrados en acercar a las personas, mantener la cultura, colaborar y no solo centrados en ser un lugar desde donde trabajar.

Tendremos que ser empresas con equipos altamente preparados para trabajar en digital, en red y con herramientas tecnológicas, pero sobre todo con una cultura y mentalidad digital, basada en la confianza, la transparencia, responsabilidad, y con equipos altamente maduros para trabajar en remoto.

 

 ¿Cómo ayuda la transformación digital a la hora de conseguir nuevos clientes o fidelizar a los que ya lo son? ¿cómo nos ayuda también a captar talento para nuestras empresas?

Internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías están revolucionando el cómo hacemos las cosas, cómo las vivimos, cómo decidimos… compramos, consumimos, recomendamos.

En un mundo infoxificado de productos y servicios, lo que nos mueve a elegir es una experiencia memorable, diferente, fácil, cómoda, innovadora… Una experiencia que no asociamos solo a la compra o consumo, sino a los diferentes momentos de contacto y relación con dicho producto o servicio.

Por eso, la Transformación Digital es precisamente el proceso de cómo reorientamos y cambiamos nuestra empresa hacia un modelo eficaz de relación digital con nuestro cliente para mejorar la experiencia en todos los puntos clave de contacto con él. Y no solo del cliente externo, también del cliente interno (nuestros equipos y empleados).

En la medida que identifiquemos cómo en los entornos digitales podemos mejorar esta experiencia, marcaremos la diferencia y el cliente nos elegirá a nosotros frente a la competencia.

En la medida que mejoremos la experiencia de los empleados, con una cultura más abierta y digital, fomentemos nuevas formas más ágiles y flexibles de trabajar con herramientas digitales, potenciemos espacios digitales de comunicación interna colaborativos, y acompañemos el proceso de cambio, nos convertiremos en una empresa atractiva para trabajar, en la que los empleados serán nuestros mejores embajadores de marca para atraer a nuevo talento.

No es un reto tecnológico, la tecnología es el facilitador, es un reto de gestión de cultura y de gestión del cambio, que tenemos que acompañar. El principal freno de la Transformación Digital son las personas y la cultura. No por incorporar tecnología somos digitales.

 

A partir de tu propia experiencia como emprendedora (socia fundadora de INCIPY y Consejera de Womenalia). ¿Qué consejos darías a un emprendedor que está iniciando su proyecto?

Ser emprendedor es una actitud. Es apasionante porque construyes algo de la nada, muy motivador porque creas algo nuevo en lo que crees mucho, pero cuando pones en marcha tu idea, tienes que ser consciente que te conviertes en empresario o empresaria, y también tienes que estar preparado para momentos duros y difíciles.

Daría los siguientes consejos:

  • Ser muy persistente, valiente y muy trabajador. No solo sirven las ideas, lo importante es la ejecución.
  • No perder nunca la curiosidad, estar siempre pendiente de tendencias, del mercado, de qué se hace en otros países…
  • Ser creativo buscando soluciones ante los problemas.
  • Rodearte de gente mejor que tú y muy diferente a ti, pero gente con la misma pasión por el proyecto y compatible en valores.
  • Construir siempre sobre la transparencia de la verdad, para poder tener raíces solidas.
  • Tener siempre como prioridad el cliente y al equipo.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.

*Campo obligatorio
*Campo obligatorio
*Campo obligatorio