[wpdreams_ajaxsearchlite]
weareknitters

We Are Knitters o cómo tener presencia en 13 países gracias a la tecnología [Vídeo]

Lectura: 3 min | 12 Mar 19

Cogemos aguja y ovillo para tejer la historia de We Are Knitters, una marca que en 8 años cuenta con una comunidad online de más de un millón de personas y está presente en 13 países gracias a la tecnología.

“El papel de la tecnología para We Are Knitters ha sido fundamental desde el momento en que empezamos a vender internacionalmente”, explica Pepita Marín, Co fundadora y CEO de esta marca online que vende ovillos y kits para tejer.

Actualmente cuentan con una facturación anual de 10 millones de euros y los ovillos y kits para tejer de We Are Knitters se venden en 13 países. “Principalmente en Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia y España. Empezamos aquí porque lo natural era ir al mercado de origen, aunque el producto se vende más en otro países con una cultura mayor de tejer”, señala Alberto Bravo, Co fundador y Director Creativo de We Are Knitters.

Uno de los pilares del éxito de We Are Knitters es haber trasladado sus 2 almacenes fuera de Madrid. “Empezamos en el salón de la casa de los padres de Pepita, después usamos como almacén la habitación de mi hermana y ahora los hemos llevado fuera de España”, apunta Bravo. Concretamente, los almacenes de We Are Knitters están: uno en Alemania, para cubrir los pedidos europeos; y otro en Estados Unidos, germen de este proyecto cuando vieron a una chica joven tejiendo en el metro con las típicas agujas y lanas que usaban las abuelitas de España.

“Todo va como la seda, sin errores gracias a la inversión en los procesos tecnológicos que hemos hecho”, señala Marín. Los almacenes de WAK están conectados con Magento, una plataforma de eCommerce, que les permite saber el stock en tiempo real y gestionar los 120.000 pedidos al año. Prueba de ello del buen funcionamiento de esta cadena es la facturación que consiguen: 10 millones de euros al año. Y con la oficina situada en Madrid.

“Tratamos de ser glocal, es decir, ser global siendo lo más local posible” matiza Bravo. Para ello, han apostado por traducir las webs a los idiomas donde están presentes, de manera que consiguen llegar más a los clientes de cada país. Así mismo, cuentan con un equipo internacional en la sede de Madrid que les permite conocer los pequeños detalles de cada región y conectar más con su público.

Reinventar el concepto de tejer usando la tecnología

Tejer, lejos de ser la afición de una minoría, se ha convertido en todo un fenómeno mundial. Entre sus seguidoras se encuentran las actrices Sarah Jessica Parker o Julia Roberts. Estando de visita en Nueva York, los fundadores de WAK se dieron cuenta de que este fenómeno tarde o temprano acabaría llegando a España. Decidieron ser ellos quienes lo trajeran, combinándolo con su pasión por la moda, y dándole la oportunidad de aprender a tejer a gente joven que no sabía.

Los kits para tejer de We Are Knitters incluyen todo lo necesario para crear tu propio proyecto: ovillos de lana 100% procedentes de Perú y que cuentan con un grosor característico, agujas grandes y de madera acompañados de patrones explicando de manera sencilla cada uno de los pasos. Como complemento, han creado videotutoriales con técnicas de tejer para todos los niveles. El proceso de compra resulta bastante sencillo, y en unos 4 o 5 días recibes el pedido en casa.

Una comunidad online formada por más de un millón de knitters

Otro de los pilares fundamentales del éxito de We Are Knitters es su comunidad online, donde los usuarios comparten trucos y consejos. Comenzaron usando Facebook a nivel usuario y en los últimos años también ha centrado su estrategia de marketing en Instagram. A día de hoy, hay más de 180.000 fotos bajo el hashtag #WeAreKnitters.

La experiencia de We Are Knitters no acaba hasta que la gente no comparte lo que hace con sus propias manos en una red social. Por eso, durante estos 8 años han tratado de que la gente se sintiera parte de una comunidad. Cuando haces algo con tus propias manos te sientes orgulloso de ello y sientes la necesidad de compartirlo con los demás a través de redes sociales. Y que los usuarios suban fotos con sus proyectos terminados ha ayudado muchísimo a dar visibilidad a la marca. “Es muy gratificante ver que los clientes se toman tiempo en hacer fotos bonitas de sus prendas terminadas”, reconoce Bravo.

También organizan meeting parties, reuniones de usuarios de la comunidad encabezados por una embajadora donde explica cómo tejer a todos aquellos interesados en aprender o simplemente en conocer y tocar el producto.

Entre los planes de futuro se encuentran seguir creciendo, expandir el negocio a Asia y quizá abrir una tienda física.

Por último, los fundadores de We Are Knitters dan dos consejos a futuros emprendedores: estar convencido al 200% de tu idea porque siempre habrá problemas y si es posible hacerlo en compañía para compartir los momentos buenos y los no tan buenos.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.