ERTE y cese de actividad: así son las condiciones de la prórroga - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

ERTE y cese de actividad: así son las condiciones de la prórroga

Lectura: 4 min | 27 May 21

Tras varias semanas de negociaciones y a punto de finalizar el plazo de vigencia el 31 de mayo, el Ejecutivo y los agentes sociales han alcanzado un acuerdo para extender los ERTE. Así, las empresas que continúen con sus trabajadores bajo esta fórmula podrán seguir acogiéndose a ella hasta final de septiembre. Te contamos todo lo que debes saber al respecto.

Después de varias reuniones que culminaron sin un acuerdo, el Ejecutivo y los agentes sociales han alcanzado un entendimiento para prorrogar los ERTE. El período de vigencia tras la última extensión finalizaba el 31 de mayo, por lo que la necesidad de llegar a un acuerdo imperaba. Finalmente, la decisión pasa por extender los ERTE hasta el 30 de septiembre. Será la quinta prórroga desde que se decretase el Estado de Alarma en marzo de 2020.

El acuerdo proporciona cobertura de cara a la campaña de verano. Esto resulta especialmente importante para las empresas del sector turístico, para las que la época estival es fundamental. Cabe destacar que el 53% de las personas que continúan en ERTE pertenecen a este sector, según datos de la Seguridad Social. Y es que de las 638.238 personas en ERTE por COVID-19, 337.016 trabajan en alguna empresa relacionada con el turismo y la hostelería.

Por tanto, esta quinta prórroga alivia la temporada de verano y permite a las empresas mantener su actividad durante estos meses. Sin embargo, el nuevo acuerdo para extender los ERTE trae consigo una serie de condiciones novedosas que desgranamos en este artículo.

Las exoneraciones, el punto clave del acuerdo

El principal punto diferencial entre la patronal y el Ministerio de la Seguridad Social eran las exoneraciones sobre las cotizaciones sociales para los trabajadores en ERTE. El Ministerio de la Seguridad Social era partidario de ir rebajando las exoneraciones progresivamente durante los próximos meses para incentivar la vuelta de los ERTE. Por su parte, la CEOE criticaba esta posición al entender que no era una solución para muchas empresas que no pueden hacer frente a esta vuelta, con las condiciones que planteaba el Ejecutivo.

Finalmente, ambas partes han cedido para dar pie a un acuerdo, que deja el escenario de la siguiente forma:

  • ERTE por limitación: en este caso se mantendrán las exoneraciones del 85% (para empresas de menos de 50 empleados) y 75% (más de 50 empleados) durante los meses de junio y julio. En agosto y septiembre, estos porcentajes se reducen hasta el 75% y 65% respectivamente.
  • ERTE ultraprotegido: los sectores “ultraprotegidos” también verán progresiones en las exoneraciones. Durante junio, julio y agosto, ascenderán al 85% (menos de 50 trabajadores) y 75% (más de 50 empleados). En septiembre, dicha cuantía descenderá hasta el 70% y 60% respectivamente. Además, en este caso se promoverán también mayores exoneraciones para las empresas que sacan a sus empleados del ERTE (95% y 85% según el tamaño).

Tres nuevos sectores “ultraprotegidos”

En el acuerdo se contemplan, además, tres nuevos sectores calificados como “ultraprotegidos” por los ERTE, al tiempo que salen cinco. Las empresas que se pueden acoger a este listado son aquellas que, entre finales de abril de 2020 y finales de mayo de 2021, han recuperado la actividad en un porcentaje inferior al 75%, y que además cuenten con un porcentaje de afiliados cubiertos por los ERTE igual o superior al 15%.

Así, los tres sectores que pasan a formar parte de esta lista, según su CNAE, son:

  • 1419: Confección de otras prendas de vestir y accesorios
  • 4637: Comercio al por mayor de café, té, cacao y especias
  • 7420: Actividades de fotografía

Por su parte, los cinco sectores que dejan de considerarse actividades ultraprotegidas son:

  • 1811: Artes gráficas y servicios relacionados con las mismas
  • 2670: Fabricación de instrumentos de óptica y equipo fotográfico
  • 4741: Comercio al por menor de ordenadores, equipos periféricos y programas informáticos en establecimientos especializados
  • 5122: Transporte espacial
  • 7734: Alquiler de medios de navegación

Cese de actividad: así es el acuerdo para prorrogar las ayudas

Prácticamente a la vez que se conocía el entendimiento al que habían llegado los agentes sociales y el Ejecutivo para extender los ERTE, la Asociación de Trabajadores Autónomos hacía lo propio con el de cese de actividad. Igual que en el caso anterior, la prestación por cese de actividad se prolongará hasta el 30 de septiembre, con el objetivo de dar garantías a los autónomos durante la campaña de verano. Tal y como comunicaba ATA, los 450.000 autónomos que actualmente perciben la prestación seguirán haciéndolo durante los próximos cuatro meses.

El texto reza que la principal novedad es la inclusión de exoneraciones de las cuotas para todos los autónomos que hayan estado adscritos a las ayudas. El objetivo de estas exoneraciones es fomentar la reactivación de la actividad empresarial, quedando de la siguiente manera:

  • Junio: 90%
  • Julio: 75%
  • Agosto: 50%
  • Septiembre: 25%

El acuerdo también incluye el mantenimiento de las prestaciones extraordinarias vigentes para los autónomos que sigan sin desarrollar su actividad de forma normal. Esto se traduce, fundamentalmente, en cuatro puntos:

Bonificación extraordinaria por suspensión de actividad

Esta prestación se otorga a los trabajadores por cuenta propia que hayan suspendido temporalmente toda su actividad como consecuencia directa de la pandemia. La cuantía de la prestación asciende al 70% de la base mínima de cotización, condición que se mantendrá cuatro meses más.

Prestación compatible con la actividad

Se aplica a los autónomos que no pueden acceder a la prestación ordinaria de cese de actividad pero que cumplen dos requisitos. Por un lado, que su facturación del segundo y tercer trimestre de 2021 se reduzca un 50% con respecto al mismo período de 2019. Por otro lado, que no hayan percibido, en el segundo y tercer trimestre de 2021, rendimientos netos computables que superen los 7.980 euros.

Prestación extraordinaria para quienes no puedan acceder a ninguna de las anteriores

Los autónomos que no se ajusten a las condiciones para solicitar la prestación ni el cese ordinario, podrán pedir una extraordinaria según los mismos términos establecidos en la normativa de Real Decreto-ley. En este caso, la cuantía de la ayuda es del 50% de la base mínima de cotización, manteniendo la exoneración de pagar las cuotas y la cotización. Para pedir esta alternativa, se debe justificar una caída de ingresos del 50% con respecto al mismo período de 2020. Tampoco se podrán haber percibido rendimientos netos superiores a 6.650 euros en 2021.

Ayuda para autónomos de temporada

Finalmente, se prolongará la prestación para los autónomos de temporada, que asciende al 70% de la base mínima. Eso sí, siempre y cuando no se declaren ingresos que sobrepasen los 6.650 euros en el segundo y tercer trimestre de 2021.

El acuerdo suscrito entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos garantiza el mantenimiento de la actividad a las puertas de la campaña estival. Una época especialmente relevante para muchas de las empresas que, a día de hoy, continúan sin poder retomar su actividad como consecuencia de las restricciones para controlar la expansión de la pandemia. Tendremos que esperar a septiembre para ver cuáles serán los próximos pasos, muy condicionados también por la evolución de la situación sanitaria.