Fondos europeos de recuperación: qué son y cómo pedirlos
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Fondos europeos

Fondos europeos de recuperación: qué son, cuánto dinero implican y cómo pedirlos para tu empresa

Lectura: 3 min | 12 Ene 21

Autor: Carlos Otto

Si tienes una empresa, hayas notado o no la crisis, seguro que en estos meses has oído hablar de los famosos fondos de recuperación que la Unión Europea va a dar a todos los países miembros para que su economía se recupere y las empresas puedan tener ciertas ayudas económicas con las que capear el temporal.

Y lo más probable, también, es que te hayas preguntado si tu empresa puede recurrir a estas ayudas y cómo debe hacerlo.

Si estás en esta tesitura. Te vamos a ayudar. Sí te adelantamos que en la gestión de estas ayudas aún hay mucha tela que cortar, pero esto es todo lo que se sabe hasta ahora.

¿De dónde salen estas ayudas?

El Consejo Europeo, en su reunión extraordinaria del pasado 17 de julio, acordó un paquete de medidas valoradas en 1,82 billones de euros para toda Europa. Las medidas abarcan dos programas básicos:

  • Marco Financiero Plurianual (MFP).
  • Medidas extraordinarias de recuperación en el marco del instrumento ‘Next Generation UE’. Estas son las medidas que nos interesan.

¿De cuánto dinero estamos hablando?

Los fondos Next Generation implican un monto de 750.000 millones de euros para la recuperación económica y empresarial de los países miembros de la UE. De ese total, España se llevará cerca de 140.000 millones. Este dinero se repartirá en dos modalidades distintas:

  • Transferencias no reembolsables. Es decir, ayudas directas. España gestionará cerca de 72.700 millones de euros.
  • Transferencias reembolsables. Es decir, préstamos, que en este caso se podrán devolver hasta el 31 de diciembre de 2058.

¿Cuándo van a llegar y quién los va a distribuir?

La previsión es que el dinero se reparta entre 2021 y 2026. Entre 2021 y 2023 llegará el 70% del importe, mientras que el 30% restante se extenderá hasta 2026. Los fondos los recibirán cada Gobierno y sus correspondientes ministerios, pero las Comunidades Autónomas e incluso las entidades locales también podrán acceder a ellos o aglutinar los proyectos más interesantes de las empresas de sus respectivos territorios.

¿Con qué criterios se va a dar el dinero? ¿Hay sectores con más papeletas que otros?

Conviene dejar claro que ningún país va a entregar dinero a sus empresas por el mero hecho de estar constituidas, sino que deberán presentar proyectos concretos y enmarcarse dentro de unos objetivos. La Unión Europea marca unas líneas maestras e insta a los Gobiernos miembros a establecer sus propios planes. El Gobierno español cuenta con su propia estrategia, el llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que asume los siete objetivos y nichos de actividad que recomienda la UE:

  1. Activación: puesta en marcha temprana de tecnologías limpias y aceleración del desarrollo y el uso de las energías renovables.
  2. Renovación: mejora de la eficiencia energética de los edificios.
  3. Carga y repostaje: fomento de tecnologías limpias para acelerar el uso de un transporte sostenible, accesible e inteligente.
  4. Conexión: despliegue rápido de servicios de banda ancha rápida en todas las regiones y hogares, incluidas las redes de fibra y 5G.
  5. Modernización: digitalización de la Administración y los servicios públicos.
  6. Ampliación: aumento de las capacidades industriales en materia de datos en la nube y desarrollo de procesadores de última generación y sostenibles.
  7. Reciclaje y perfeccionamiento profesionales: adaptación de los sistemas educativos en apoyo de las competencias digitales y la educación y formación profesional a todas las edades.

Estos siete ámbitos pueden resumirse en los tres que, desde hace años, viene impulsando la UE: la transición ecológica/energética, la digitalización y la reindustrialización de los modelos productivos de los países.

¿Cómo pueden acceder las empresas a estas ayudas?

En este punto sentimos no poder ser más concretos, pero es que todavía no hay un cauce establecido de manera formal, oficial ni oficiosa. Ni en España ni en casi ningún otro país, ya que la Unión Europea aún no ha hecho efectivo el reparto de los 750.000 millones de euros (de los que, repetimos, España gestionará cerca de 140.000 millones).

Tal y como asegura el Gobierno en su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, los ministerios lanzarán convocatorias para que empresas o administraciones públicas presenten proyectos en función de su sector de actividad. Las convocatorias, asegura el Gobierno, “se realizarán con publicidad y transparencia en cumplimiento de la legislación vigente”.

Y hasta entonces… ¿puedo ir haciendo o preparando algo?

Sí que puedes, ya que hay organismos privados que están estableciendo servicios tanto de información como de asesoría para las empresas que quieran optar a estos fondos. Un buen ejemplo es el de CEOExEuropa, la web en la que la patronal de los empresarios, a modo de ventanilla única, aglutina toda la información en torno a las ayudas y en la que, llegado el momento, estarán disponibles todos los trámites necesarios para que las empresas que quieran solicitar fondos puedan hacerlo.

Autor

Carlos Otto

Periodista de tecnología, economía, reportajes y emprendimiento en El Confidencial.