Formación digital: la nueva fortaleza de las Pymes - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Formación digital: la nueva fortaleza de las Pymes

Lectura: 4 min | 6 Ago 20

En las empresas el aprendizaje forma parte fundamental de la evolución de los proyectos. El teletrabajo ha puesto de manifiesto la necesidad de los trabajadores de desenvolverse en un entorno 100% digital. Esto ha hecho que muchas Pymes se hayan enfrentado a la limitación de no poder gestionar el trabajo de forma presencial. Un escenario que hace que las pequeñas y medianas empresas deban tener muy en cuenta la formación y las aptitudes de sus empleados en materia de digitalización.

Aunque ahora damos por hecho que la transformación digital es esencial en el entorno laboral, esto no siempre ha sido así. En septiembre de 2019, hace menos de un año, el INE publicaba un estudio en el que aseguraba que solo el 20% de las empresas españolas invertían en formación digital para sus empleados. En el caso de las Pymes los datos son más sangrantes, ya que, para este colectivo de empresas el porcentaje era de un 4%.

De un tiempo a esta parte se han desarrollado ampliamente las técnicas de formación digital. Encontramos una variedad muy extendida de formatos a través de los que enseñar a los empleados: vídeos, juegos (o gamificación), tests, infografías, reportajes… Una gran cantidad de propuestas cuya aplicación en el entorno laboral proporcionará mayor conocimiento y expertise a los empleados de tu Pyme.

Teniendo en cuanta que cuatro de cada diez empleos están en riesgo de automatizarse la próxima década, estar preparados en materia de digitalización supondrá un cambio cualitativo muy importante para las empresas.

¿Por qué proporcionar formación digital a los empleados?

En muchas ocasiones la formación supone un importante incentivo laboral a la hora de contratar a alguien. El hecho de que una persona inquieta tenga la certeza de que su empresa se preocupe por su aprendizaje constituirá un estímulo laboral beneficioso para ambas partes. Además, una compañía con empleados formados en las últimas tendencias es una empresa competitiva. Algunas de las razones por las que una Pyme debería invertir recursos en formación digital son:

  • Mejora del rendimiento. Adelantarse a las exigencias del mercado hará que el trabajo de tus empleados se adecúe a lo que cada sector reclama y, en consecuencia, mejorará el rendimiento de la empresa.
  • Compromiso. Una entidad que forma a sus trabajadores transmite una imagen de negocio comprometido. El resultado será que los empleados estén involucrados con la empresa, gracias a los beneficios que ésta les repercute.
  • Versatilidad. Aumentar el conocimiento de los empleados les ayudará a adaptarse con mayor rapidez a los retos que la compañía plantee.
  • Adaptación al contexto actual. La digitalización es una realidad para todas las empresas hoy en día. Por tanto, aumentar las competencias digitales de tus empleados es señal de que tu Pyme está al día de las tendencias empresariales.

Plan de formación digital, la hoja de ruta para tu Pyme

Ahora que ya conoces la importancia de impartir formación digital a tus empleados es el momento de organizar tus recursos para ello. Una tarea nada fácil, especialmente teniendo en cuenta la distancia física que impera en las empresas hoy en día. Para ayudarte en este cometido te damos las principales claves que debes tener en cuenta a la hora de definir un plan de formación digital. Esta hoja de ruta no solo te ayudará a ti, sino que también servirá de orientación para tus trabajadores. En la medida en que tengan claro cuál es el sentido de esta formación digital, más fácil será que se involucren en ella. Estos son los pasos que puedes seguir:

  • Identifica las necesidades digitales de tu empresa

El primer paso es analizar cuáles son las carencias de tu Pyme en materia digital para saber en qué aspectos debes fortalecer a tus empleados. Este tipo de necesidades variarán en función de la actividad de tu negocio. Por ejemplo, si tienes una tienda es recomendable que tus empleados tengan conocimientos de eCommerce para que puedan gestionar la tienda online. Sin embargo, si tu Pyme se dedica a consultoría, quizá debas poner el foco en las herramientas de trabajo colaborativo que te permitan estar en constante comunicación con tus clientes.

  • Crea un calendario de formación

La organización es el factor más importante para que tus empleados reciban la formación adecuada sin alterar excesivamente su trabajo diario. Te aconsejamos establecer una plantilla temporal en la que planifiques cuántos días a la semana van a recibir formación y a qué hora será. Esta antelación les permitirá organizarse mejor para asistir a todas estas sesiones formativas.

  • Informa a tus empleados sobre cómo se va a desarrollar el plan formativo

Una vez has definido el calendario de sesiones, el siguiente paso sería compartirlo con tus trabajadores. En este caso te recomendamos seguir este orden. Recibir un itinerario formativo claro y conciso les proporcionará mayor seguridad y confianza que percibir indefinición en los planes. Además, conocer previamente qué día deben reservarse para ello les ayudará a organizarse internamente.

  • Las sesiones, mejor cortas y prácticas

De nada sirve impartir sesiones teóricas si no se prueban las enseñanzas, especialmente cuando se trata del uso de nuevas herramientas. Por ello es aconsejable organizar jornadas cortas y muy prácticas, en las que los asistentes puedan participar y tomar contacto directo con los recursos digitales. De esta forma será más fácil que se acostumbren a ellos y que resuelvan todas las dudas que les puedan surgir. El objetivo es optimizar el tiempo todo lo posible.

  • Marca objetivos a tus empleados

Establecer KPI’s y objetivos temporales suele incentivar más a los trabajadores que el hecho de que una meta se quede en el aire de forma indefinida. Eso sí, los objetivos que marques deben ser realistas y coherentes, de lo contrario se conseguirá el efecto contrario.

La oportunidad de estar presente en un mundo digital brinda a los trabajadores la posibilidad de adaptarse con facilidad y rapidez a los conflictos que se planteen en la empresa. Si tus empleados cuentan con habilidades digitales afrontarán las situaciones con la solvencia y la capacidad de resolución que exige la época en la que nos encontramos.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.