Herramientas y apps gratuitas para editar tus vídeos
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Herramientas de Edición de Vídeo

Herramientas y apps gratuitas para editar tus vídeos

Lectura: 5 min | 29 Jul 20

Autor: Jose Manuel Sanchez

El vídeo es uno de los formatos más exitosos en internet. Genera grandes conversiones y permite atraer a usuarios de todo tipo. Y para un negocio es fundamental aprender a sacarle partido porque sigue siendo el formato predilecto para consumir contenido.

Dominarlo a la perfección requiere años de experiencia, aunque con un poco de imaginación se pueden crear productos de bastante calidad. Para ello, te presentamos una colección de herramientas y aplicaciones de edición, algunas de pago destinadas a profesionales y otras más accesibles incluso para utilizarse desde un teléfono móvil.

Herramientas de vídeo gratuitas

iMovie: Este es un programa multiplataforma destinado a los productos de Apple. Tiene versiones para la familia Mac y para dispositivos móviles tipo iPhone o iPad, aunque el entorno para ordenador cuenta con varias funcionalidades extra que puede mejorar el resultado. El software permite editar vídeo fácilmente por distintas pistas, introducir efectos especiales y añadir transiciones entre secuencias. Se puede añadir fácilmente pistas de audio y música desde una librería ya incluída y libre de derechos.

Es compatible con calidad 4K, aunque en tiempo en renderizar una película o documental con esta resolución puede variar en función de los recursos introducidos y, sobre todo, de la potencia del equipo informático empleado. También se pueden añadir textos y títulos de crédito a partir de una colección de propuestas de todo tipo. A su vez, y aunque puede alterar ligeramente el resultado, es posible aplicar filtros para destacar alguna secuencia o corregir de manera rápida algunos parámetros visuales. Su uso es bastante intuitivo. Tan solo hay que ir añadiendo los distintos clips, recortando y dividiendo las secuencias una después de otra sobre una línea de tiempo.

Magisto: Este es un editor sencillo y básico que, a diferencia de otros competidores, funciona online. No requiere de instalar ni un cliente ni un programa en el ordenador. Se echan en falta algunas características pero para procesar un vídeo que quede más o menos decente.

Está muy enfocado a contenidos para redes sociales, con lo que una pyme puede sacarle provecho como herramienta para hacer vídeos corporativos o invertir en marketing de contenidos que, por lo general, suele tener bastante relevancia entre los potenciales clientes.

Sus posibilidades de creación van desde introducir filtros (sepia, negativo…) y distintos efectos sobre cada clip de vídeo. La herramienta, propiedad de Vimeo, permite edición automática, cuyos resultados son magníficos en la mayoría situaciones. De tal manera que el usuario puede despreocuparse porque el propio software logra efectos sensacionales.

Herramientas de vídeo de pago

Movavi: Disponible para el sistema operativo Windows y Mac, editor tiene un previsualizador muy útil que permite hacerse una idea rápida del resultado final. Al igual que la mayoría de editores, funciona por pistas fáciles de seguir. De manera sencilla se puede reducir el tamaño del zoom para navegar más rápidamente. Esto es útil, sobre todo, para proyectos de larga duración como un documental para una empresa o una presentación de la compañía a posibles inversores.

También se puede grabar directamente, aunque lo conveniente es importar los clips de audio y vídeo una vez capturado con un buen equipo técnico. Se pueden modificar algunos parámetros como la relación de aspectos para cambiar el estandarizado 16:9. Esto es algo que mejor consultarlo previamente con un experto sobre sus virtudes y defectos. Ofrece compatibilidad con resolución 4K. Además, puede capturar la pantalla del ordenador.

Sony Vegas Pro: Es una de las herramientas que utilizan profesionales. Potente, completo y ágil, este software de creación multimedia se presenta como uno de los líderes del sector por sus innovaciones en el ámbito de la edición no lineal, es decir, el sistema que se ha impuesto en la era de la informática y que la mayoría de editores ha incorporado. Se puede ampliar o reducir cualquier secuencia de una edición o montaje sin alterar ni dañar las secuencias posteriores. Tiene estabilización de vídeo y seguimiento de movimiento, por la cual los usuarios pueden mejorar los encuadres y modificar los fragmentos de vídeos para integrarlos de una manera casi cinematográfica. Para una pequeña productora, esta será una de sus grandes alternativas. Para una pyme de otro sector que solo desee crear de vez en cuando un vídeo es posible que se salga de los presupuestos.

Adobe Premiere Pro: Orientado al público profesional, uno de los aspectos más determinantes de esa herramienta de creación de vídeo es la integración con otros programas de Adobe como puede ser Photoshop o After Effects. Todos comparten menús de navegación, con lo que si aprendes atajos de teclado sirven para todos los demás. Posee un amplio catálogo de efectos especiales, pero se puede ampliar por medio de “plugins” o extensiones fácilmente descargables.

Con una vocación ágil, cuenta con potentes herramientas de automatización para ahorrar tiempo en algunos procesos. Además, edita secuencias en cualquier formato, desde 8K hasta la realidad virtual. Con este software se puede, entre otras muchas cosas, reformatear automáticamente los vídeos para ajustarse a otros tipos de pantalla, por si por ejemplo a un negocio le interesa producir contenido para móviles que normalmente se ve en vertical. El ajuste de curvas es otra de las grandes apuestas para mejorar la calidad de imagen y corregir algunos defectos de grabación.

Final Cut Pro: Disponible para ordenadores Mac, este software de postproducción permite la edición de vídeo y audio, gráficos animados y exportación inteligente. Permite gestionar proyectos complejos y trabajar con fotogramas más grandes, frecuencias de fotogramas más altas y mayor cantidad de efectos. Es una herramienta muy profesional. Y esto es algo que también se nota en otras opciones como la edición multicámara, que permite sincronizar automáticamente hasta 64 ángulos de vídeo con diferentes formatos, tamaños y frecuencias de fotogramas. Mejora el aspecto de imágenes oscuras o de archivo con potentes herramientas que disminuyen o eliminan el grano y el ruido del vídeo. Gradación de color, gestión de subtítulos, reordenar funciones, eliminar atributos innecesarios.

Apps gratuitas

Quik: Propiedad del gigante de las cámaras de acción GoPro, esta aplicación gratuita disponible para iOS y Android puede crear videos increíbles con solo unos pocos toques. Tan solo hay que hacer una selección de fotos (hasta 200) y vídeos que desees y luego dejarlo todo a la “magia” del sistema. En pocos segundos, crea efectos asombrosos y añade transiciones. Y todo, bien sincronizado todo al ritmo de la música escogida. Por supuesto, permite personalizar la propuesta con textos, audio y compartir el resultado fácilmente con amigos. Es un servicio interesante para pymes puesto que es fácil de usar.

Animoto: De la misma naturaleza que la anterior propuesta, esta “app” permite añadir múltiples fotos y vídeos para crear sensaciones creaciones, añadiendo efectos increíbles y divertidos, incorporando textos curiosos y muy llamativos. Gracias a esta herramienta un negocio puede producir vídeos fantásticos para distribuirlos entre sus distintos perfiles de redes sociales oficiales. Y más teniendo en cuenta que se puede añadir el logo de la empresa fácilmente.

Inshot: Este servicio presenta más opciones de personalización y funciones manuales al estilo de los clásicos editores de vídeo para ordenadores, pero por supuesto sin llegar a su excesiva complejidad. Montar una película corporativa es cuestión de poco tiempo. Para ello, hay que ir grabando previamente con el “smartphone” lo que uno desee, como por ejemplo, una presentación de una colección de ropa, y recortar los clips, organizarlos, añadir fácilmente efectos de texto y pegatinas para enriquecerlo y, voilà, obtener un resultado que sorprendería a más de uno.

Clips: Disponible para iOS, esta “app” está muy enfocada a crear vídeos divertidos. Se puede aplicar filtros artísticos tipo cómic, “stickers” o pegatinas, recursos visuales animados. También se puede crear video “selfies” envolventes en 360 grados, que van a sorprender a todos tus clientes. Su interfaz de usuario es sencilla, incluso para personas que nunca antes habían tocado nada parecido. La idea es crear vídeos en tiempo real con controles sencillos, sin línea de tiempo, pistas ni complicadas herramientas de edición. • Graba vídeo, haz fotos y añade contenido de tu biblioteca.

Adobe Rush: De la familia de Adobe llega esta propuesta de fácil uso. Tan solo es necesario grabar los momentos que quieras destacar de tu negocio y añadirlos en la línea de tiempo. Entonces, escoger la música que mejor se adapte al relato que quieras presentar de tu empresa. Si se desea se puede modificar algunos parámetros como la velocidad, ajustar automáticamente la música para lograr el resultado más adecuado o meterle transiciones entre las secuencias de imagen. Una gran alternativa para aquellos que no quieren complicarse.

Autor

Jose Manuel Sanchez

José M. Sánchez «Daze» es periodista. Tras pasar por redacciones como «Las Provincias», Onda Cero o «20 minutos», desde 2009 trabaja como redactor en «ABC», por donde ha desempeñado diversas tareas como redactor de deportes, community manager y social media strategist, redactor de continuidad y cultura hasta su desembarco en ABC Tecnología, cargo que ocupa desde 2012.

Le puedes encontrar en:

Twitter: josedaze

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.