[wpdreams_ajaxsearchlite]
Plan Estabilidad 2019-2022

Implicaciones fiscales del Plan de Estabilidad 2019-2022 para las empresas

Lectura: 3 min | 6 Ago 19

Las empresas registradas en la Seguridad Social están sujetas a unas normativas fiscales que evolucionan y se adaptan a la situación económica general. Recientemente hemos conocido el Plan de Estabilidad que ha presentado el Gobierno para el período 2019–2022, el cual recoge ciertas modificaciones que tienes que tener en cuenta si tienes una empresa. Recogemos las principales medidas. 

El Gobierno ha actualizado el Plan de Estabilidad para el período 2019-2022. Se espera que, al finalizar este plazo, el país haya alcanzado el equilibrio presupuestario. Para conseguirlo se contempla una subida de impuestos total de unos 5.600 millones para 2020, repartida entre una serie de medidas. Pero no todas ellas afectan a las empresas.

Según recoge el documento, el Ejecutivo va a llevar a cabo un aumento de la presión fiscal durante los próximos años. Sin embargo, las Pymes y los autónomos van a ver ciertas rebajas en los impuestos derivados de su actividad y vamos a contarte cuáles son. Es importante que las conozcas y que sepas cómo afectan a tu negocio.

Baja el Impuesto de Sociedades para las Pymes

El Impuesto de Sociedades afecta a todas las empresas y entidades jurídicas. Se trata de un impuesto directo y proporcional, cuyo importe varía dependiendo del beneficio obtenido de la actividad empresarial. El porcentaje que la entidad ha de pagar está definido por tramos. Esto quiere decir que, dependiendo de cuánto facture tu empresa, tendrás que acogerte a un porcentaje u otro.

Tal y como se ha planteado en el Plan de Estabilidad, el tipo nominal de las Pymes que facturen menos de un millón de euros se reducirá del 25% al 23%. En cambio, para las empresas que acumulen en un año más de 10 millones de euros de beneficio, subirá del 23% al 24%. Las sociedades que facturen más de 20 millones tendrán que acogerse a una tributación mínima del 15% sobre la base imponible del impuesto de sociedades.

Plan de Estabilidad para las empresas

Más incentivos para los autónomos

Los autónomos suponen un 54% de las empresas de nuestro país. El Ejecutivo ha planteado una serie de ayudas para aumentar los ingresos de este sector por cotizaciones sociales, por el que se espera recaudar 500 millones de euros el próximo año. El documento del Plan de Estabilidad recoge las medias del Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, mediante el cual se ampliaba la protección social y la contribución de los autónomos tanto de las contingencias comunes y profesionales (lo que engloba las enfermedades y accidentes, ya sean vinculados a la actividad laboral o no), como el cese de actividad y la formación y prevención.

En este nuevo plan sube también el tipo mínimo de la Tarifa de Primas de cotización por contingencias profesionales al 1,5%, (actualmente es del 0,9%). Para los autónomos que tengan un reductor de la edad de jubilación, la cotización por contingencias profesionales se acogerá al tipo más alto. Por otro lado, se mantiene la tarifa plana de la que se benefician 208.000 autónomos, consistente en una cuota fija de 60 euros durante los 12 primeros meses de actividad.

Creación de un Impuesto sobre Servicios Digitales

Es posible que hayas escuchado hablar últimamente sobre el impuesto digital (también conocido como “tasa Google”) pero, hasta ahora, no estaba registrado como tal. El ISD (Impuesto sobre Servicios Digitales) afecta a las empresas que se beneficien económicamente de la participación de los usuarios. Es el caso, por ejemplo, de las entidades que reciben dinero por las visitas a su web (ya sea por publicidad u otras medidas lucrativas), pero que no están tributando esa actividad. Esta medida va a afectar a muchas empresas tecnológicas que hasta ahora no pagaban un impuesto específico por esto.

El ISD será de un 3% y contempla los servicios de publicidad en línea, los de intermediación y la venta de datos que ofrecen los propios usuarios. Sin embargo, no ha de preocupar en exceso a las Pymes. Este impuesto afecta a las empresas con más de 750 millones de euros anuales de beneficio cuyos ingresos derivados de los servicios digitales sean superiores a 3 millones de euros.

quota tasa Google

Esta medida ha causado cierta controversia y cabe la posibilidad de que algunas empresas decidan dejar de ofertar en España ciertos servicios para evitar el pago del IDS. De cualquier modo, cómo se va a ejecutar exactamente está aún por determinar, aunque con esta medida se espera recaudar 1.200 millones de euros.

No pierdas de vista estas modificaciones fiscales, pues pronto tendrás que adaptarte a ellas. El Ministerio de Economía, que ha sido el encargado de elaborar este Plan de Estabilidad, asegura que las medidas de ingreso comenzarán a ser efectivas en 2020.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.