Las Pymes ante una encrucijada de una nueva economía digital - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Las Pymes ante una encrucijada de una nueva economía digital

Lectura: 3 min | 26 Jun 20

La crisis socio-sanitaria que hemos vivido en los últimos meses ha convertido la transformación digital en una necesidad para la mayoría de las empresas de nuestro país, pero muy en particular para las Pymes, que suponen más del 99% del tejido empresarial español y que emplean a más de 8,7 millones de personas, su aporte a nuestra economía es pues, inmenso. Es tal su importancia también para la economía mundial, que la Asamblea General de Naciones Unidas decidió declarar el 27 de junio como el Día Internacional de las Pequeñas y Medianas Empresas.

La crisis económica generada por la COVID-19 ha impactado especialmente en las Pymes, que son mucho más vulnerables que las grandes empresas a las caídas en la demanda, a la falta de liquidez, a las restricciones en la cadena de suministro y, en general, al cese de actividad por confinamiento. De hecho, según datos de Eurostat, las pequeñas y medianas empresas generan el 71,9% del empleo en nuestro país y son los negocios con mayor riesgo de quiebra ante una situación de emergencia en la que estamos inmersos aun entrada ya la “Nueva Normalidad”.

Por ello, la prioridad debe ser ayudar a las Pymes a mantener en marcha sus negocios, poniendo a su disposición las ventajas propias de la digitalización. En este sentido, durante estos últimos meses, algunas ya han respondido creando tiendas virtuales y fomentando el comercio electrónico. Hasta el punto de que, según la Organización Empresarial de Logística y Transporte, las ventas online crecieron hasta un 12,5 % en España durante los primeros días de confinamiento.

No obstante, todavía queda mucho camino por recorrer. Según un informe del Observatorio Vodafone de la Empresa de noviembre de 2019, el 34% de las pymes contaba con planes de digitalización, pero de éstas solo el 48% tenía presupuesto asignado para su ejecución. En el caso de los profesionales y microempresas las cifras son aún más bajas, el 22% tenía planes de digitalización, y de estos solo el 35% tenía presupuesto asignado para tal fin. Ahora, en un entorno en el que el E-commerce y la Transformación Digital se han convertido en palancas absolutamente necesarias para la supervivencia empresarial de las pymes y de los profesionales, el sector de las telecomunicaciones tiene el deber de ser parte activa de la reconstrucción económica y social de nuestro país.

Impacto de la COVID-19 en el desarrollo futuro de las Pymes

La buena noticia es que tenemos a nuestra disposición la tecnología necesaria para hacer realidad la digitalización y que las administraciones públicas han empezado también a poner en marcha diferentes iniciativas para ayudar a pymes y autónomos a atenuar el impacto del COVID-19 en su actividad. En este sentido, el Gobierno aprobó hace unas semanas una línea de crédito ICO (Instituto de Crédito Oficial) para los próximos dos años por 200 millones de euros y Red.es ha lanzado el programa Acelera Pyme para ayudar a la formación de las pequeñas y medianas empresas en soluciones y herramientas para la digitalización y consolidar plataformas que fomenten el teletrabajo.

Y en cuanto al aspecto puramente tecnológico, las redes 5G que, por su naturaleza tienen la capacidad de integrar múltiples tecnologías, pueden facilitar nuevas oportunidades de recuperación y de transformación de múltiples sectores de actividad económica. Las Pymes tienen ante sí una autopista de banda ancha ultrarrápida móvil 5G para relanzar su actividad empresarial, pudiendo servirse también de tecnologías afines como IoT, Edge Computing, inteligencia artificial, e-commerce, Big Data y analitycs, blockchain o los sistemas hiperconvergentes

La digitalización de las Pymes, el gran aprendizaje de 2020

En definitiva, estamos en disposición de ofrecer a las Pymes la tecnología, la conectividad y las herramientas necesarias para transformarse, pero será prioritario seguir trabajando en mejorar la colaboración público-privada y en que autoridades, nacionales, regionales y locales colaboren para aumentar la resiliencia de las pequeñas y medianas empresas en un marco estructural que favorezca el crecimiento económico. Lógicamente esto pasa por adoptar nuevas tecnologías y prácticas digitales que les permitirán fortalecer su competitividad en el escenario económico ante el que nos encontramos, por ejemplo: con subvenciones enfocadas en la digitalización de las pymes, programas de formación en habilidades digitales, o eliminando todas aquellas barreras regulatorias que dificultan la creación de negocios de una forma rápida y eficiente.

No podemos olvidar que hoy la digitalización ya no es una opción para todas aquellas pymes que quieran sobrevivir y dar la batalla en la nueva economía digital.

Autor: Jose Miguel Garcia Aguilar, Director de Pymes de Vodafone España

 

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.