[wpdreams_ajaxsearchlite]
Normativa SILICIE

Normativa SILICIE: ¿Quiénes están obligados y cómo cumplir con la ley?

Lectura: 3 min | 25 Jul 19

La Agencia Tributaria ha puesto en marcha el proyecto de orden del Suministro Inmediato de Libros de Información Contable de Impuestos Especiales. Conocido por sus siglas SILICIE, entrará en vigor el 1 de enero de 2020.

La normativa SILICIE afecta a las empresas sujetas al pago de Impuestos Especiales y supondrá que, desde el momento en el que la norma se hace efectiva, dichas sociedades tendrán la obligación de declarar los procesos, movimientos y existencias de sus productos y, si es necesario, también de las materias primas.

La AEAT habilitará para ello un portal específico, mediante el cual las empresas habrán de declarar la contabilidad de forma electrónica. Si no estás al tanto de cómo afecta a tu negocio o qué tienes que hacer para cumplir con la normativa, sigue leyendo, este post te interesa.

¿En qué consiste la normativa SILICIE?

El nuevo proyecto de orden obliga a las empresas sujetas al pago de Impuestos Especiales a llevar su contabilidad prácticamente en tiempo real. Hasta ahora, los negocios disponían de un mes para suministrar a la Agencia Tributaria los libros contables. A partir de 2020, ese plazo se reduce a un máximo de 24 horas, y el envío electrónico a la Agencia Tributaria se hará a lo sumo en 4 días.

La normativa prevé este plazo para prácticamente todas las operaciones. Aquellas de entrada o salida de productos que vayan a transportarse por carretera han de considerarse como realizadas en el momento en el que se produce dicha entrada o salida, instante a partir del cual se contabiliza el plazo de las 24 horas. Por otro lado, para las operaciones vinculadas a los hidrocarburos cuyos procesos se autoalimenten continuamente, los asientos contables correspondientes se podrán entregar los cinco días siguientes al cierre del mes.

¿Qué empresas están obligadas?

Tal y como hemos dicho, se verán afectadas las empresas sujetas al pago de Impuestos Especiales. Pueden ser fábricas, depósitos y almacenes fiscales, depósitos de recepción y fábricas de vinagre.

Los obligados se clasifican en cuatro grupos, en función del objeto del impuesto:

  • Impuesto sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas, que aglutina la cerveza, el vino y las bebidas fermentadas, así como los productos intermedios
  • Impuesto sobre las labores del tabaco
  • Establecimientos que almacenan y/o comercializan productos afectados por los impuestos de bebidas alcohólicas y labores del tabaco
  • Impuesto sobre hidrocarburos

Pueden acogerse a una excepción los elaboradores de vino y bebidas fermentadas que produzcan menos de 10.000 litros anuales y los destiladores artesanales. Ambos grupos están exentos de la contabilidad electrónica y pueden optar por hacerla en papel.

De cualquier modo, el decreto dictamina que los libros contables y los ficheros transmitidos tienen que ser igualmente almacenados por la empresa. Este almacenamiento puede ser en papel o digital, para una posible inspección de Hacienda.

Normativa SILICIE quote

¿Qué información tengo que entregar?

A pesar de esta reducción del período de entrega de libros contables, hay una clara ventaja para las empresas. Se trata de la reducción de las declaraciones informativas:

  • No tendrás que presentar las declaraciones de operaciones cuando la contabilidad de impuestos especiales se lleve en la sede electrónica de la AEAT
  • Las empresas del sector de hidrocarburos estarán exentas de presentar el modelo 570 de la declaración de operaciones
  • Los fabricantes de productos alcohólicos no tendrán que presentar el modelo 553 de declaración de operaciones en fábricas y depósitos de vino y bebidas fermentadas, ni tampoco el modelo 548 de declaración informativa de cuotas repercutidas

Los contenidos que han de estar presentes en los asientos contables están definidos en cada caso por la Agencia Tributaria. Además han de enviarse en una de las siguientes formas:

  • A través de la Sede Electrónica de la AEAT, mediante los formularios que se habilitarán en su página. Esta será la opción idónea para las empresas con un número reducido de asientos contables
  • La segunda opción es más recomendable cuando el volumen de asientos es mayor. Pasa por utilizar directamente los sistemas informáticos de los propios titulares de los establecimientos, bien sea importando sus propios ficheros o enviándolos mediante un sistema contable informático.

Ten en cuenta que los intermediarios que actúen en esta fase como representantes de los sujetos obligados tendrán también que registrar sus asientos mediante un formulario en la página de la AEAT.

El sistema de prueba de la normativa SILICIE entró en vigor el 1 de junio de 2019. Sin embargo, el suministro inmediato no será obligatorio hasta el 1 de enero de 2020. No lo dejes pasar, pues es posible que tengas que adaptar tus sistemas, tus métodos de trabajo o formar al personal para adaptarte a este nuevo sistema de contabilidad.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.