Nuevas formas de financiación: hay vida más allá de los créditos - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Financiación sin bancos

Nuevas formas de financiación: hay vida más allá de los créditos

Lectura: 4 min | 8 Jun 21

“Batering” o “Bootstraping” son términos que ahora se utilizan para hablar de financiación empresarial. Pero para usarlos hace falta saber qué significan. Las formas de financiar una empresa han variado mucho en los últimos años, lejos quedó ese momento en el que el banco era el único que podía proporcionarte el presupuesto que necesitabas. A continuación, detallamos qué posibilidades nuevas tienes como empresario para que puedas acceder a todas las opciones.

Hace ya un tiempo que el camino a la financiación de una Pyme no hace una parada obligada en el banco. Probablemente a raíz del endurecimiento para acceder a un crédito en los últimos años, han surgido alternativas y nuevas formas de financiación, para las Pymes. Te contamos cuáles son las más populares:

Crowlending

Puedes recurrir al crowlending si necesitas ayuda financiera para abarcar un proyecto dentro de la empresa. No importa si es material, como la compra de nuevas oficinas o la reforma de las que ya tienes, o inmaterial, como una internacionalización o la digitalización de la compañía.

Las plataformas de crowlending son totalmente digitales y ofrecen financiación con préstamos de 30.000 a 70.000 euros para devolver en hasta 7 años. Son una solución sencilla que además no obligan a adquirir productos relacionados.

Venture capital

Las sociedades de capital riesgo, también llamado venture capital, son una fórmula de financiación muy utilizada por startups y empresas innovadoras que necesitan financiación externa para seguir creciendo.

Normalmente son grandes gestoras de fondos económicos que invierten en proyectos con expectativas de rentabilidad muy altas, con el objetivo de vender su participación en un futuro para obtener beneficios. Muchas están formadas exclusivamente por empresas de capital privado, pero, también, por grandes empresas, bancos o la propia Administración Pública.

Neobancos

El desarrollo de la tecnología digital e inteligencia artificial aplicada al ámbito financiero ha impulsado la irrupción de los neobancos. Bancos digitales que ofrecen servicios más transparentes, baratos y personalizados. Suelen tener comisiones más reducidas que los bancos tradicionales y la mayoría ofrece servicios de préstamos de terceros dentro de sus plataformas.

Los neobancos, también llamados bancos virtuales o en línea, son proveedores financieros, 100% digital, accesible a los clientes única y exclusivamente a través aplicaciones móviles y plataformas digitales personales.

financiación_neobancos

Factoring

Este tipo de financiación está especialmente orientada a las pequeñas y medianas empresas. Consiste en un contrato mediante el que una empresa traspasa el servicio de cobranza futura de los créditos y facturas existentes a su favor y, a cambio, obtiene de manera inmediata el dinero de esas operaciones, aunque con un descuento previamente acordado.

Private equity

Este es un tipo de financiación parecido al anterior. El concepto de private equity nació en Estados Unidos y, cada vez más, gana presencia en nuestro país.

Se trata de instituciones que gestionan fondos económicos con el objetivo de invertirlos en empresas privadas con altas posibilidades de crecimiento, a cambio de un porcentaje de acciones en el capital social de la compañía.

Como decíamos, es habitual confundirlo con las sociedades de venture capital, pero, aunque a grandes rasgos, su funcionamiento y criterios coinciden en mayor medida, los fondos de private equity suelen invertir cantidades superiores sin desechar ningún sector en particular, mientras que las sociedades de capital riesgo están más centradas en Pymes con un alto componente tecnológico.

Bootstrapping

El bootstrapping hace referencia a la financiación de proyectos a través de los ahorros propios de los fundadores y de los ingresos generados de la facturación, sin depender de financiación externa como inversiones o préstamos.

Esta fórmula se hizo popular en España en el 2008, a partir de la crisis. Requiere olvidarse de los beneficios a corto plazo y apostar todo por el crecimiento de la empresa, puesto que todos los ingresos se reinvierten en el crecimiento del negocio.

 Business angels

Otro concepto importado de Estados Unidos. Inversores dispuestos a aportar, no solo liquidez a las Pymes, sino también su experiencia. Estos inversores ayudan a los emprendedores con los niveles de riesgo y la falta de liquidez. Especialmente en las etapas iniciales de la constitución de la empresa.

Este tipo de inversores se implican al máximo en las iniciativas, con un alto grado de compromiso. Así, las pequeñas y medianas empresas que recurren a ellos para financiarse obtienen un beneficio que va mucho más allá del económico.

En España, la Asociación de Redes de Business Angels (AEBAN) tiene como misión principal promocionar la actividad de estos inversores y sus redes en el territorio español.

Bartering

El intercambio de servicios o bartering, si optamos por el término anglosajón, consiste en llegar a acuerdos comerciales con otras empresas, a través de la obtención de un beneficio sin intercambio monetario, casi como si volviéramos al trueque.

Aunque no es un sistema de financiación directo, ayuda a reducir costes fijos y supone un ahorro que puede ser empleado en cubrir otras necesidades. Es muy habitual que se use en publicidad. Con el aumento de la digitalización, podemos encontrar acciones de bartering en  sitios web basados en intercambios de banners, enlaces, post patrocinados o intercambios de patrocinios.

Existen dos tipos de bartering:

  • Directo: cuando las dos partes acuerdan un intercambio de servicios de manera directa.
  • Indirecto: En el acuerdo comercial están involucradas más de dos partes, por lo que entran en escena diferentes socios, es más complicado llegar a un acuerdo, pero los beneficios potenciales aumentan en la misma medida.

 

Por supuesto, también es posible acceder a financiación gracias a las subvenciones, asociaciones de empresarios,  a las ayudas del Gobierno o de la Comunidad Europea, es conveniente mantenerse al día de los cambios en esta materia porque pueden ser el origen de muy buenas oportunidades.