[wpdreams_ajaxsearchlite]
Nuevos modelos de movilidad para ciudades

Nuevos modelos de movilidad en ciudades innovadoras

Lectura: 4 min | 25 Sep 18

El debate del transporte en ciudad está plenamente vigente, más tras la irrupción de nuevos players como los VTC o las plataformas de carsharing. Helsinki es un ejemplo de que esta situación puede gestionarse en clave de oportunidad: han desarrollado una aplicación para combinar todos estos servicios con la oferta de transporte público.

En este post te contamos los nuevos modelos de movilidad que están surgiendo en las ciudades. Todos ellos comparten el mismo objetivo: que el ciudadano deje el coche en casa. Y es que los tiempos cambian y las costumbres también. En todos los ámbitos. Y la movilidad no iba a ser una excepción.

Las ciudades, y por ende las Administraciones que las gestionan, se enfrentan a un desafío de proporciones mayúsculas: una nueva realidad en movilidad donde su sistema de transporte funcione como un todo, integrando a todos los actores.

El ciudadano cuenta con los medios y ya está preparado: gracias a los dispositivos móviles y a los sistemas GPS, los usuarios pueden saber en tiempo real dónde se encuentra un medio de transporte público, cuánto tarda en llegar el taxi que han solicitado o requerir los servicios de un coche con conductor a través de una app.

La pregunta es, ¿está también la Administración Pública preparada para gestionar esta nueva realidad y generar un sistema de transporte eficiente y complementario? Con un componente añadido de compromiso con el medio ambiente.

Nuevos modelos de movilidad en las ciudades

El modelo de coche propio resulta actualmente ineficiente, pues este medio de transporte hace tiempo que ya no se entiende solo como un bien, sino como un servicio, especialmente en el caso de las grandes ciudades, donde el tránsito y el aparcamiento se complican sobremanera. Como consecuencia, han aparecido nuevos modelos de movilidad para cambiar nuestra manera de entender el transporte urbano. En este contexto, algunas administraciones locales han dado un paso adelante proponiendo innovadoras formas de gestión:

4 ciudades innovadoras en movilidad

Helsinki: todas las opciones de transporte en una app

En la capital de Finlandia ahora es posible que un ciudadano tome en cada momento el medio de transporte que más le convenga. Todo, desde una sola app capaz de localizarle y procesar la compra de tickets para el transporte público o el pago en un taxi o en un servicio de bicicletas -también público-.

La aplicación Whim ha logrado unificar todas las opciones de movilidad de la ciudad finesa: taxi, bicicleta, autobús, tren, coche de alquiler… El usuario puede elegir además entre una suscripción mensual (entre 49€ con tickets ilimitados de transporte público y 499€ con uso ilimitado de cualquier medio de transporte) o pagar únicamente por los viajes que ha realizado.

El objetivo del Ayuntamiento es que el centro urbano esté libre de coches en 2025, por eso ha desarrollado esta app en colaboración con la empresa MaaS Global, ofreciendo con ella a los ciudadanos una alternativa más cómoda, barata y flexible que el coche propio.

El funcionamiento es muy sencillo: simplemente tienes que establecer tu ubicación o punto de recogida y el destino y te mostrará todas las opciones:

App Whim Helsinki

Si, como es el caso, escoges el transporte público, podrás comprar el ticket en el momento:

Compra de billete con Whim

Londres: aparcamiento inteligente en pleno centro

Todo el que ha estado en Londres habrá percibido que el tráfico y la dificultad para estacionar son dos de los principales problemas de movilidad de la capital británica.

Especialmente complicado es aparcar en zonas turísticas. Es por eso que el Westminster City Council puso en marcha el proyecto Smart Parking, un sistema de estacionamiento destinado a evitar la congestión del tráfico y a mejorar la calidad del aire de Londres. ¿Cómo? Instalando una serie de sensores en el suelo, de modo que los usuarios pueden, a través de una app, conocer en tiempo real qué sitios de aparcamiento hay en la zona, además de saber si son gratuitos, de pago, residenciales, comerciales, etc.

Los datos captados por los sensores son además integrados en la red de transporte de Londres, permitiendo obtener información sobre los hábitos de los conductores. Actualmente, gracias a estos sensores, en Westminster pueden recopilar información de más de 40.000 plazas de aparcamiento.

Por supuesto, el usuario puede pagar directamente desde la aplicación.

App para aparcar en Wetsminter

Singapur: peajes wireless para reducir el tráfico

En Singapur se combinan varios factores que hacen de la regulación de la movilidad un proyecto ineludible: se trata de una isla de reducido tamaño y con una densidad de población muy elevada (la tercera en el mundo tras Macao y Mónaco).

Peaje wireless en SingapurPor esto, las autoridades llevan varios años restringiendo el tráfico en carretera, un modo de luchar contra los atascos y la polución. De hecho, en este país se grava especialmente la adquisición de un coche: todo aquél que adquiera uno paga más en tasas que por el propio valor del vehículo. Además, deben tener el COE (Certificado de Entitulamiento), que les da derecho a circular únicamente durante 10 años.

Singapur cuenta además con un sistema denominado Electronic Road Pricing, consistente en diferentes peajes urbanos wireless ubicados en las vías más transitadas, de modo que los conductores deben pagar siempre que pasen por ellos. De esta forma, la Administración busca desincentivar el uso del automóvil.

Para asegurar la utilidad del sistema, todos los coches deben llevar un dispositivo emisor colocado en la esquina inferior derecha del parabrisas. Éste contiene una tarjeta de débito (CashCard) en la que se cargan las tasas cada vez que pase por los peajes de control, que a su vez están equipados con sensores y cámaras.

Sevilla: la ciudad de las bicicletas eléctricas

La capital andaluza es vista como un ejemplo por su sistema de bicicletas públicas y por la extensión y seguridad de su carril bici, de 179 kilómetros y que conecta toda la ciudad.

El sistema SEVici está formado por 2500 bicicletas eléctricas repartidas en 250 áreas de estacionamiento. Se trata de un modelo de bicicleta eléctrica con batería portátil desmontable e-BLS que conecta con un dispositivo móvil mediante una app.

Además, en los puntos de recogida o entrega hay una pantalla interactiva para darse de alta del servicio, obtener el abono o seleccionar la bicicleta a retirar.

Bicicletas públicas en Sevilla

Aprovechando la gran acogida del servicio y el incremento de usuarios experimentado, el Ayuntamiento ha instalado unos ecocontadores en las vías ciclistas de la ciudad para estudiar el flujo de circulación, la frecuencia en el tiempo y mejorar la gestión de movilidad de los ciclistas. Todo ello a través de unos sensores de alta tecnología que transfieren automáticamente los datos recogidos.

El aumento de la contaminación y el crecimiento continuado de la población en las áreas urbanas ha convertido en una urgencia la revisión de modelos de transporte tradicionales. Y, como se puede comprobar, muchas ciudades ya han comenzado su transformación con un nexo común, la tecnología y la innovación, apostando por nuevos modelos de movilidad.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.