[wpdreams_ajaxsearchlite]
open_data_negocio

Open Data: una gran oportunidad de negocio [Infografía]

Lectura: 4 min | 21 Ago 18

El Open Data (datos abiertos) no es más que una colección masiva de datos a la que podemos sacar provecho, y que suelen estar guardados en bases de datos de las propias Administraciones Públicas. Dicho esto, surgen dos interrogantes: ¿dónde encontramos estos datos? ¿Qué podemos hacer con ellos?

Pero antes, por si no te convence el planteamiento, presentaremos algunas cifras para ver el estado de la cuestión. Según el informe Creating value through Open Data, elaborado por la Comisión Europea, se espera que el mercado de los datos abiertos crezca un 37% en el periodo 2016/2020. Eso, en dinero contante y sonante, son 325.000 millones de euros. En esta misma etapa se crearán 25.000 nuevos puestos de trabajo.

5 claves sobre el open data en el periodo 2016-2020

Fuentes de Open Data

Información suficiente, accesible y gratuita. Eso es lo que necesitamos si queremos sacar negocio del Open Data. Y eso es lo que tenemos. España es uno de los líderes europeos en datos abiertos. A nivel mundial ocupa el undécimo puesto, según el ranking que elabora la World Wide Web Foundation. Este informe otorga un sobresaliente a los datos correspondientes a leyes y procesos electorales; un notable a la información sobre contratos públicos, datos educativos, censo y mapas.

Las fuentes son muchas, pero aquí aportamos algunas ideas.

  • Catálogo Nacional de Datos Abiertos. Su mayor valor es su papel de índice de datos de todas las Administraciones Públicas, es decir, no es que sea un portal que lo albergue todo, pero sí nos hace más sencillo llegar a donde queremos. El catálogo está agrupado por categorías: economía, cultura y ocio, demografía, empleo, educación… y así hasta 22.
  • A nivel local también se proporciona información útil que nos puede valer para crear modelos de negocio como por ejemplo una aplicación que nos ayude a aparcar. Resultan interesantes los de Barcelona y Madrid.

A nivel internacional (¡quién sabe si algún día podremos expandirnos!) hay otros ejemplos:

Ya, pero ¿qué saco yo de esto?

Dicen que es el petróleo del siglo XXI. Habrás escuchado hablar del Big Data. Si te haces servir de los datos de una ciudad para organizar el tráfico mediante una aplicación, estás entrando en ese munco. Fascinante, ¿verdad? En el informe Re-using Open Data, de la Comisión Europea, nos habla de una cadena de 5 modelos. Se trata de distintas formas de crear valor a partir de los datos.

  • Facilitadores. Estos facilitan el acceso a datos que no son suyos, pero no los usan. Por ejemplo Libreborme.net da acceso a los datos del registro mercantil, según destaca el informe sobre ‘La reutilización de los datos abiertos‘, de la Fundación Cotec.
  • Proveedores. Generan datos y los ponen a disposición (aquí entran los portales de datos abiertos que hemos comentado).
  • Agregadores. Permiten mezclar datos que vienen de varias fuentes. Como ejemplo encontramos Datary.
  • Enriquecedores. Añaden valor a partir de los datos.
  • Desarrolladores. Crean servicios o aplicación a partir de los datos.

Este último punto será, quizá, el que más nos interese. Un ejemplo paradigmático es Moovit, un servicio de movilidad urbana a partir de datos que ponen a su disposición los distintos organismos de los que bebe. Tiene presencia en más de 60 países y comenzó en España gracias al portal de datos abiertos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid.

Hay otros casos que se presentan en el portal de Open Data de Euskadi. Por ejemplo, Aquadaia, un recomendador de riego para jardines y cultivos que permite automatizar los sistemas dependiendo, por ejemplo, de la meteorología. Otra aplicación como Papelea dice “simplificar la burocracia de nuestro país”. Sus creadores se ofrecen a ayudarte en tu seguramente tormentosa relación con la Administración.

Se trata de aplicaciones que beben en muchos casos de portales regionales. Por ejemplo, a partir de los datos de Castilla y León, han surgido tres aplicaciones sobre niveles de polinización: Polencyl, alergia polen Castilla y León y APCYL .

Del portal de datos del Cabildo insular de La Palma sale una aplicación del tiempo,  y otra de la red de senderos, como las más destacadas.

Los límites del Open Data

No gusta, pero también se tiene que hablar de lo malo. Desde la Fundación COTEC para la Innovación se identifican como amenazas principales la falta de geolocalización de algunos datos y las bajas frecuencias de actualización de datos en otros. Esto es lo principal. Si bebemos de bases de datos antiguas, ahí estamos teniendo una debilidad patente que se debe subsanar.

El profesor detecta también como amenaza, la dificultad para demostrar innovación en la reutilización de datos u objetivos que no van en línea entre la organización que crea un servicio y los gestores de portales de datos. También están los errores que cometen las aplicaciones. ¡Hay que tener cuidado! El más sonado tiene que ver con una app de deporte cuyo geolocalizador desveló la ubicación de bases secretas del Ejército de los Estados Unidos.

Concursos

Hablábamos de proyectos que muestra la web de datos abiertos del País Vasco. Esos proyectos han sido premiados en sus concursos. Por un lado cuentan con uno de aplicaciones. Se trata de presentar proyectos que beban de algunos de los catálogos de datos que especifican las bases. Hay un premio de 5.000 euros y otro de 3.000.

Además, también desde Euskadi, se organiza un concurso de ideas que consiste en presentar proyectos que sirvan para crear servicios. Calma, también hay premios. Son 4.000 para el mejor y 2.000 para el segundo. Ambas convocatorias están abiertas.

¿A qué esperas para subirte al carro del open data?

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.