[wpdreams_ajaxsearchlite]
Pensión del autónomo

Pensión del autónomo: todo lo que necesitas saber

Lectura: 5 min | 4 May 19

El momento de la jubilación es uno de los más esperados. Tras toda una vida trabajando llega el merecido descanso para “disfrutar de la vida”, como se suele decir. Pero la pensión que reciben los autónomos difiere de aquella que disfrutan los trabajadores asalariados. A continuación analizamos todas las cuestiones relativas a la jubilación del autónomo.

La principal disparidad entre las cuantías que reciben ambos colectivos radica en la base de cotización. Según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), el 86% de ellos cotizan por la base mínima, lo que influye directamente sobre la cantidad mensual que reciben una vez finalizada su vida laboral. Por ello, es recomendable aumentar la base durante los últimos 20-25 años, a fin de que se incremente también la pensión.

Otro de los factores que debes tener en cuenta es que el periodo de cotización que sirve como base para calcular la base reguladora de la pensión va subiendo progresivamente. En 2019 se contemplarán los últimos 22 años, llegando hasta los 25 en 2022.

Son varias las dudas que asaltan a los trabajadores por cuenta propia a la hora de plantearse cómo mejorar su pensión. En este artículo respondemos a los principales interrogantes. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Edad de jubilación del autónomo: en 2019 será de 65 años y ocho meses, y aumentará progresivamente hasta alcanzar los 67 años en 2027.
  • Período mínimo de cotización: 15 años, de los que 2 tendrán que estar dentro de los últimos 15 años de trabajo.
  • Cantidad que se percibirá: varía en función del tiempo que hayas cotizado y de tu base de cotización.
  • Jubilación anticipada voluntaria: este trámite está disponible para aquellos autónomos que hayan cotizado, como mínimo, 35 años, y cuya edad sea inferior en dos años como máximo a la exigida. Es decir, si tienes 63 años y ocho meses.

Cotización mínima del autónomo

Cuándo elevar la pensión del autónomo

Como hemos comentado previamente, la desigualdad radica en la base de cotización de cada trabajador. Si, como autónomo, cotizas por la base mínima a lo largo de toda tu trayectoria, cobrarás una pensión menor que si lo haces por una base superior. Es en este momento donde surge una de las grandes dudas de los autónomos: ¿cómo y cuándo aumentar la base?

Teniendo en cuenta que la cuantía de tu pensión se calcula en base a los últimos 22 años trabajados, lo recomendable es que te plantees aumentar la cotización con antelación suficiente. Existen cuatro periodos al año en los que puedes modificarla, siendo los mismos todos los años:

  • 1 enero – 31 marzo: la aplicación se haría efectiva a partir del 1 de abril.
  • 1 abril – 30 junio: los efectos quedarían patentes después del 1 de julio.
  • 1 julio – 30 septiembre: con aplicación desde el 1 de octubre.
  • 1 octubre – 31 diciembre: con efectos a partir del 1 de enero.

Cómo modificar la base de cotización

El procedimiento para modificar la base de cotización puede ejecutarse a través de la web de la Tesorería General de la Seguridad Social. Los pasos son los siguientes:

  1. Entra en la Sede Electrónica de la web y haz clic en ‘Empresas
  2. Selecciona la opción ‘Afiliación e inscripción
  3. Pulsa ‘Cambio de base de cotización en el régimen especial de trabajadores autónomos
  4. Puedes acceder con el certificado digital, tu usuario y contraseña o tu Cl@ve

Cambio base cotización

Si no dispones de la opción telemática, puedes pedir el cambio de cotización presentando la solicitud TC4005 en cualquier oficina de la Seguridad Social.

Circunstancias que influyen en tu jubilación

Cada caso es un mundo, como se suele decir. No todos los autónomos están en la misma situación, lo que puede variar la cuantía de su jubilación.  Existen diversas circunstancias que pueden influir en ello:

Si eres pensionista activo, puedes cobrar hasta el 50% de tu pensión al tiempo que lo compatibilizas con otra actividad laboral. Siempre y cuando tengas la edad exigida. Cuando te jubiles definitivamente, percibirás el 100% de la cuantía. Así está estipulado mediante Real Decreto.

Prolongar voluntariamente tu actividad laboral también conlleva ciertas bonificaciones. Eso sí, tienes que haber cotizado el período mínimo y superar la edad de jubilación. Recibirás un porcentaje extra por cada año completo cotizado desde el momento en que cumples la edad legal exigida:

  • 2% por cada año si has cotizado 25 o menos
  • 2,75% si acreditas entre 25 y 37 años cotizados
  • 4% si tu período de cotización supera los 37 años

Tu jubilación podría verse alterada si has interrumpido parte de tu vida laboral para cuidar a tus hijos. La Ley sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social estipula que se computará como período de esta cotización el tiempo que pase desde los nueve meses anteriores al nacimiento hasta pasados seis años. Podrás computar como período cotizado un máximo de 270 días por cada hijo. Esta bonificación solo se otorgará a uno de los padres. En caso de desacuerdo, la madre sería la beneficiaria.

Cómo calcular tu pensión

La Seguridad Social pone a disposición del ciudadano un simulador con el que puedes calcular a qué edad te puedes jubilar, los períodos que llevas cotizados y la cuantía bruta de la pensión que recibirías. Necesitas tu certificado digital o tu Cl@ve para poder entrar en la web. Para acceder a este simulador, ve a la sección ‘Tu Seguridad Social‘ que encontrarás en la home de la Sede Electrónica de la Seguridad Social

Una vez hayas entrado al portal (con tu Cl@ve o certificado digital), podrás ver cuánto tiempo llevas cotizado a la Seguridad Social y cuánto te falta para optar a la jubilación ordinaria. Desde esa misma página puedes pulsar ‘Simular tu jubilación‘ para saber tu estimación.

Simulador pensión

Una vez en el simulador puedes modificar y concretar ciertas especificaciones como el número de hijos a tu cargo, países extranjeros en los que hayas trabajado o cualquier otra situación personal que afecte a la jubilación. Cuando hayas completado la información, acepta los cambios y accede al simulador.

Simulador de jubilación

Automáticamente la herramienta muestra la estimación de tu fecha de jubilación y la previsión de tu futura cotización. Además, permite ver la cuantía de la pensión que te quedaría. También puedes descargar un informe en el que se detallan los datos de la simulación.

Estimación futura cotización

Retribución para los autónomos: presente y futuro

La Ley 6/2017 de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo contempla la situación legal actual de los autónomos y las fechas de cambios de base que hemos analizado anteriormente. Por su parte, el Estatuto del Trabajo Autónomo establece que la cuantía de la pensión se calculará en función de los años de cotización efectiva. Ten en cuenta que el periodo mínimo para acceder a una pensión es de 15 años.

A partir de 2020 solo podrás acceder al 100% de tu base reguladora si has cotizado, como mínimo, 36 años. Continuando la progresión, en 2027 este límite aumentará hasta los 37 años. Además, también se incrementa la edad de jubilación, que en 2019 alcanza los 36 años y 9 meses.

Sin embargo, no todos los autónomos pueden permitirse cotizar por la base máxima, que asciende a 4.070,10 euros. Una solución para que los trabajadores autónomos mejoren su jubilación es recurrir a un plan de pensiones.

Imagina que abres un plan de pensiones a los 50 años e ingresas 100 euros mensuales. Cuando te jubiles con 65, dispondrás de unos 24.000 euros ahorrados íntegramente. Si iniciases este plan con 40 años, la cantidad ascendería hasta los 45.000 euros aproximadamente. Por tanto, activar un plan de pensiones es una buena opción para aquellos autónomos que no puedan cotizar por la máxima durante su periodo de ejercicio laboral.

Las diferencias existentes entre los regímenes laborales de los trabajadores autónomos y asalariados se hacen patentes también en la jubilación. Si, como trabajador por cuenta propia, tienes la posibilidad de cotizar por una base superior a la mínima durante 25 años, te garantizarás una pensión más elevada. Si no, te recomendamos barajar otras alternativas, como un plan de pensiones, que complementen tu retribución.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.