[wpdreams_ajaxsearchlite]
Plan igualdad empresas

Plan de Igualdad: Nueva normativa legal obligatoria para empresas

Lectura: 4 min | 5 Mar 20

El año pasado se aprobaba el Real Decreto-ley 6/2019 de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. El Ejecutivo otorgaba así un plazo a las empresas para adoptar planes de igualdad entre sus empleados. 2020 es el año límite en el que las empresas de entre 150 y 250 trabajadores tendrán que implantarlas. En 2021 se verán obligadas las de 100-150 trabajadores, y en 2022, las Pymes de más de 50. Desglosamos cada caso.

Las empresas avanzan progresivamente hacia un modelo de igualdad laboral entre hombres y mujeres. Aún queda mucho camino por recorrer, pero son cada vez más las iniciativas que se aprueban en esta dirección. Es el caso de la adopción de un plan de igualdad en las empresas, que a partir de este año ya se convierten en una obligación para algunas de ellas.

Así lo dispone el Real Decreto-ley aprobado por el Ejecutivo el año pasado. No obstante, nos encontramos ante un objetivo común a nivel mundial. Tanto es así que es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU. Sin embargo, las condiciones para implementar planes de igualdad varían en función de las empresas.

Plan de Igualdad en las empresas: ¿cuándo debe implantarse?

El tamaño de las empresas es el factor que determina la fecha límite en la que tienen que acometer estos planes. Así, la división es la siguiente:

  • Las empresas de más de 150 trabajadores y menos de 250 están obligadas a implantar el plan de igualdad ya consensuado antes del 7 de marzo de 2020. Cabe señalar que las compañías con una plantilla superior a 250 trabajadores ya estaban obligadas a disponer de este plan.
  • En el caso de las compañías que cuenten con 100-150 empleados disponen de un año más, la misma fecha de 2021.
  • Por último, para las Pymes de más de 50 trabajadores el plazo se amplía hasta marzo de 2022.

De esta forma, a partir de 2022 habrá alrededor de 24.500 Pymes que contarán ya con un plan de igualdad en su negocio. Las empresas de menos de 50 trabajadores están exentas de esta obligación, lo cual no las exime de introducirlo voluntariamente.

Quote plan de igualdad

Cómo elaborar el Plan de Igualdad de las empresas

El Real Decreto-ley que regula esta obligatoriedad estipula que el procedimiento para crear el plan se divide en tres fases: un diagnóstico previo, una selección de acciones encaminadas a reducir la brecha de género y el registro del plan. Todas son relevantes, si bien la fase de diagnóstico debe ser muy precisa y realista. Hay que tener en cuenta que las acciones posteriores se definirán en función de las carencias detectadas en la primera etapa.

Fase I: diagnóstico negociado

El análisis se realizará dentro de la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad, en la que habrá representantes legales de los trabajadores. Los aspectos que se evaluarán en esta etapa son los siguientes:

  • Proceso de selección y contratación
  • Clasificación profesional
  • Formación
  • Promoción profesional
  • Condiciones de trabajo, entre las que se incluye una auditoría salarial
  • Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral. Por ejemplo, lo relativo a la implementación de medidas de conciliación
  • Poca representación femenina
  • Retribuciones
  • Prevención de acoso sexual y por razón de sexo

El análisis debe tener en cuenta, como mínimo, estos elementos, siendo decisión de cada compañía incluir alguno más.

En caso de que tu empresa no implemente el plan dentro del límite establecido se enfrentará a sanciones económicas. Las multas pueden oscilar entre 626 y 6.250 euros (si se consideran graves) o entre 6.251 y 187.515 euros (si son muy graves).

 

Fase II: elaboración

Una vez hayas realizado el diagnóstico completamente, es momento de definir qué acciones debes llevar a cabo para reducir las diferencias entre hombres y mujeres relacionadas con cada uno de los aspectos analizados. El BOE define este plan como un “conjunto ordenado de medidas evaluables dirigidas a remover los obstáculos que impiden o dificultan la igualdad efectiva de mujeres y hombres”.

El contenido del plan depende de la circunstancia específica de cada empresa. Sin embargo, a modo de índice general, algunos de los puntos que se pueden incluir son:

  • Objetivos generales y específicos
  • Acciones y medidas a implantar
  • Timing y calendario organizativo
  • Presupuesto destinado
  • Evaluación

Es recomendable que la empresa designe a un comité de igualdad, que sería el encargado de revisar y aprobar el plan definitivo, así como de realizar el seguimiento posterior y velar por su cumplimiento.

 

Fase III: registro

El siguiente paso es registrar el plan de igualdad. En este punto cabe destacar que el Real Decreto-ley especifica que el Ejecutivo debe crear un Registro de Planes de Igualdad. Hasta el momento este espacio específico no se ha creado, lo cual no exime a las compañías de esta obligación.

Para solventar este problema el Registro de Convenios y Acuerdos Colectivos (REGCON) ha habilitado un Registro de Planes de Igualdad para las Empresas. El trámite es muy sencillo: debes acceder al apartado “Acceso y tramitación” con tu firma digital o con tu Cl@ve.

Una vez dentro, encontrarás la opción “Sin antecedentes (Nuevo acuerdo)”. Pulsa y selecciona “Empresa”, “Acuerdos sobre Planes de Igualdad”.

Las empresas están cada vez más concienciadas en materia de responsabilidad social corporativa. La adopción de este tipo de planes contribuye a alinear la estrategia de las compañías con los objetivos sociales. A día de hoy se hace a base de regulación legislativa, si bien la tendencia de futuro posicionará este reto como algo inherente a la propia empresa.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.