Por qué abrir tu tienda online es el paso definitivo para tu digitalización
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Curso ISDI

Por qué abrir tu tienda online es el paso definitivo para tu digitalización (y cómo hacerlo)

Lectura: 4 min | 21 Jul 20

Autor: Arantxa Herranz

Cuando hablamos de digitalización o transformación digital hacemos referencia al proceso de cambio a procesos digitales. Para ello, se necesita contar con una infraestructura de TI eficaz, aplicaciones digitales y una red óptima.

Cuando un negocio se digitaliza, se hace un seguimiento más eficaz de todos los procesos. A veces, los productos y servicios que se desarrollan son también digitales, pero no necesariamente. Pueden ser “analógicos”, pero todo su proceso es controlado por sistemas digitales, lo que permite optimizar la información de todos las fases del proceso. Algo que nos brinda mucha información que se puede analizar para tomar futuras decisiones y que éstas estén basadas en realidades, y no en suposiciones o percepciones.

La transformación digital ha supuesto una verdadera disrupción en todas las industrias. La automatización, la optimización, la autonomía de los procesos, así como una mayor flexibilidad e individualidad de los productos y servicios son solo algunos de los beneficios y oportunidades de la digitalización. El proceso también conduce a modelos comerciales innovadores y productos digitales.

Los consumidores, además, son el principal motor de esta digitalización: se han acostumbrado a estos modelos y los demandan. Por eso, las empresas que no se digitalicen tienen el serio peligro de desaparecer. Una amenaza que afecta a grandes y pequeños: según un estudio de Capgemini, desde el año 2000, el 52% de las empresas del Fortune 500 se han declarado en quiebra, fueron adquiridas o dejaron de existir. Es más, las corporaciones estadounidenses en el índice S&P 500 en 1958 permanecían en dicho índice durante un promedio de 61 años. En 1980, ese dato bajó hasta los 25 años. En 2011, el promedio se redujo a 18 años.

El estado de la digitalización

Pero, ¿en qué momento de la digitalización están las empresas españolas? Según el Observatorio de Empresas Vodafone, la mayoría de las empresas, independientemente del segmento al que pertenecen, se autoperciben en el grupo intermedio. Sin embargo, son las Microempresas donde el proceso va más lento: 1 de cada 3 está en el nivel básico. Es decir, que todavía queda mucho camino por recorrer para la plena digitalización de la economía española.

Los costes de implantación siguen siendo la principal barrera para apostar por las tecnologías digitales. De hecho, a la hora de invertir, esta partida está más paralizada en el segmento de empresas más pequeñas. Aunque desde 2017 los planes de digitalización han crecido, lo cierto es que los presupuesto para los mismos cae.

Los servicios más importantes para las empresas españolas siguen siendo los relacionados con la seguridad y la conectividad, independientemente de su tamaño. Más del 60% de las empresas, en todos los segmentos, considera que la seguridad y la conectividad son sus prioridades en términos de inversión.

Digitalización: beneficios para todos

Sin embargo, todas las empresas, independientemente de su tamaño, coinciden en que el mayor beneficio que obtienen al digitalizarse es una mayor eficiencia en los procesos y una reducción de gastos y ahorro de tiempo. A mayor número de empleados de la empresa, más relevancia tiene la eficiencia de procesos respecto al ahorro de gastos o tiempo.

Decíamos al principio que la digitalización permite a las empresas obtener mucha más información de su negocio y, por tanto, poder tomar decisiones basadas en datos y no en intuiciones. Pero la digitalización tiene muchos otros beneficios, como reducir los costes, incrementar la seguridad y una mayor productividad.

Quizá todos tenemos en mente los primeros casos de digitalización por el tsunami que supuso para determinadas industrias, como la música, los medios de comunicación (especialmente la prensa escrita) o más recientemente el transporte. Pero, como decíamos, la digitalización es una tendencia que impacta en todos los sectores. El cloud computing, la movilidad, el Big Data o el Internet de las Cosas están liderando estos cambios en todas las industrias

Mucho más que un escaparate en internet

Por ejemplo, en el alquiler de pisos y habitaciones de hotel. Pero también en los viajes, las reservas de restaurantes o centros de salud y belleza. Y también en el comercio. Según los últimos datos de la CNMC, dados a conocer en abril y relativos al tercer trimestre de 2019, la facturación del comercio electrónico en España ha aumentado en un 23,5% interanual hasta alcanzar los 12.493 millones de euros.

De hecho, el comercio electrónico está creciendo mucho más rápido que el minorista. Y, sin embargo, aún sigue siendo una porción relativamente pequeña del pastel. De hecho, se calcula que el año pasado la participación del comercio electrónico en las ventas minoristas globales totales fue del 14,1%. Es decir, que aún tiene mucho margen de crecimiento.

Cuando un negocio decide abrir su propia tienda de comercio electrónico obtiene muchos beneficios. En primer lugar, sigue teniendo la relación directa con el cliente, sin depender de plataformas de terceros (como Amazon). Algo que también permite ofrecerle un mejor soporte post venta y recopilar y utilizar los datos del cliente. Algo que supone un verdadero beneficio, ya que puede emplear toda esta información para personalizar la experiencia del cliente. Al conocer al cliente, podemos ofrecerle productos y ofertas personalizadas, basadas en sus gustos y preferencias.

Vodafone e ISDI te ayudan a abrir tu tienda en Internet

Como estamos viendo, todas las empresas necesitan ser digitales en sus procesos, pero aún queda camino para completar esta transición, especialmente en los negocios más pequeños. Vodafone es consciente de esta situación, pero quiere ayudar a pisar el acelerador en esta digitalización del tejido productivo español.

Por eso, la compañía ha llegado a un acuerdo con ISDI para ofrecer a sus clientes un curso online que, en 5 semanas, permitirá a los gestores de los negocios tener todos los conocimientos necesarios para poder abrir su propia tienda en Internet.

 

 

 

Autor

Arantxa Herranz

Periodista y freelance. Especializada en tecnología e innovación, Internet, papel, radio.

Le puedes encontrar en:

Twitter: @aherranz

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.