Por qué deberías tener una web y perfil en redes sociales
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Negocio Digital

Por qué deberías tener una web y perfil en redes sociales (y cómo hacerlo con éxito)

Lectura: 3 min | 22 Jul 20

Autor: Arantxa Herranz

¿Alguna vez has buscado información sobre un producto, servicio o empresa y te has dado cuenta de que no tiene página web? ¿Ni perfil en redes sociales? ¿Que los primeros resultados de búsqueda te dirigen a páginas donde se recopila el nombre y la dirección social de aquello que andas buscando? Seguro que sí.  

Ahora párate y piensa la impresión que eso te produjo. Es más. Haz uso de tu memoria e intenta refrescar si finalmente encontraste la información de esa empresa que buscabas y si llegaste a pagar por sus productos y servicios. 

Buscar y comparar antes de comprar 

La mayoría de los usuarios buscamos todo tipo de información en Internet antes de realizar cualquier compra o contratación de un servicio. Nos documentamos sobre aquello por lo que queremos pagar, la empresa por la que nos inclinamos así como su competencia. Valoramos también la opinión que otros usuarios tienen de su experiencia con el producto y servicios. Y, finalmente, nos decidimos a pagar por ello, bien de forma física o bien a través de Internet. 

Lo normal es que, cuando tecleamos el nombre de una empresa en la barra del buscador, el primer resultado que nos salga es la página web de ese negocio. Pero no siempre es así. 

De hecho, hay muchas empresas que su presencia en Internet es tan limitada que no tienen ni siquiera una página web. Un reciente informe asegura que casi la mitad de los pequeños negocios (el 46%) no tiene un dominio propio. 

Sin embargo, tenerlo es casi la primera medida en una buena política de Internet de cualquier negocio. Incluso es recomendable que, sobre todo si tu negocio es de nueva creación, que compruebes si la marca que habías pensado para tu empresa tiene disponible su correspondiente dominio en Internet.  

Pero, ¿de verdad necesitas una página web? 

Si eres de ese amplio conjunto de empresas que aún no tiene su presencia en Internet puede que te acabes preguntando si realmente necesitas una página web, más si cabe cuando haces negocio sin tenerla. 

Pues la respuesta es breve, clara y directa: sí, necesitas tener tu propia página webUna de las principales razones por las que tener un sitio web es básico para una pequeña empresa es que, al ser tú el propietario y dueñotú tienes el control de lo que pasa en ella. No dependes de terceros, quienes muchas veces pueden cambiar su política de uso. 

Cuando tú eres el propietario de la web, puedes decidir el diseño que quieres que tenga, las secciones, las fotos, su tamaño, los enlaces (internos y externos) que quieres incluir, si publicas información de contacto y cuál… 

Otra y poderosa importante razón por la que tu empresa necesita esa página web es porque aquellas que no tienen su dominio propio están perdiendo clientes. Acuérdate de lo que veíamos más arriba de cómo nos comportamos todos como usuarios ante una empresa que no conocemos. Y este mismo comportamiento se aplica si tu negocio ofrece productos y servicios a otras empresas y no al usuario final.  

¿Quizá vendes azulejos y otro material de obra? Con tu página web puedes mostrar las materias con las que trabajas, cómo los guardas, quiénes son tus proveedores y algunos de tus clientes, así como el listado de precios orientativo con el que trabajas. Añade una forma de contacto y deja que aparezca la magia.  

¿Tienes un taller de reparación del automóvil? ¡Cuántos usuarios pueden necesitar de tus servicios porque se han quedado sin batería o se les ha pinchado una rueda y buscan el taller más cercano en Google Maps! Gracias a tu página web podrán comprobar las instalaciones de tu taller, las certificaciones que tienes y si estás homologado por las casas de seguro. 

Completa tu web con las redes sociales 

De hecho, y como hemos visto también aquí mismo, la presencia de tu marca en Internet no debe limitarse únicamente a tu página web. Armar y desarrollar una buena política de redes sociales es fundamental para cosechar el éxito. Tener perfiles en Twitter, Facebook o Instagram y mantenerlos actualizados, con contenido de calidad, te ayudará a gestionar ese “engagement” con los clientes y también te permitirá posicionarte mejor en los resultados de búsqueda de Google. 

Ten en cuenta, además, que aunque tengas un perfil en otras redes, como Facebook, no siempre apareces en las búsquedas orgánicas y que, en muchas ocasiones, el cliente irá siempre a buscar tu página web para conocerte mejor. Lo mismo ocurre con restaurantes y bares que puedan aparecer en plataformas como TripAdvisor. 

Tenerlo todo no es la cuadratura del círculo 

Así pues, tu presencia en Internet debe ser completa: debes tener tu página web, tu perfil en redes sociales y, en la medida de lo posible, armar relaciones con otras plataformas que puedan ser de utilidad e interés para tu negocio. 

Es más sencillo de lo que parece, sobre todo si sabes cómo hacerlo. Vodafone pone a disposición de todas las pequeñas empresas de este país su servicio Vodafone Negocio Digital, una forma de que puedas controlar toda la información de tu negocio en Internet de forma segura y fiable. Y, además, con relaciones e integraciones en diferentes sitios y portales de Internet. 

 Y, dado que cada negocio es un mundo, la oferta está compuesta de diferentes paquetes, que van desde las opciones más básicas (posicionamiento y difusión digital) a las más completas (con rediseño anual de la web, estrategia SEO y community manager para tus redes sociales). 

Autor

Arantxa Herranz

Periodista y freelance. Especializada en tecnología e innovación, Internet, papel, radio.

Le puedes encontrar en:

Twitter: @aherranz

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.