Por qué tu negocio debería tener presencia en Internet
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Por qué tu negocio debería tener presencia en Internet

Lectura: 4 min | 16 Oct 20

Autor: Alberto Payo

¿Tienes una empresa o negocio tradicional? ¿Hasta ahora te ha ido relativamente bien y no has necesitado usar los canales digitales para vender o darte a conocer? Más tarde o más temprano vas a requerir tener presencia en Internet, no solo por llegar a más usuarios, sino también por no perder oportunidades. Tu competencia seguramente ya esté online y se esté adelantando a ti. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Al igual que para tu empresa tienes una oficina o un local, en el mundo digital también debes disponer de tu propio espacio. Por ello, es interesante que dispongas de tu propia página web. Tenerla te permitirá mejorar tu posicionamiento cada vez que alguien busque un negocio como el tuyo en Google.

Contar con tu propia página web también te dotará de una imagen de profesionalidad y seriedad. Ahora bien, esta debe estar cuidada, tener un diseño limpio y, por supuesto, funcionar correctamente porque si no, la imagen que dará tu página será la contraria: de dejadez y de desorganización.

Hay un aspecto crucial hoy en día. Si decides hacer tu web o contratar a alguien para que la haga, asegúrate de que es ‘responsive’. Esto significa que está adaptada a dispositivos móviles, de tal forma que cualquier usuario que navegue por ella con su smartphone o table pueda verla correctamente.

Para tener tu propia página web no necesitas realizar una gran inversión. Actualmente hay plataformas que te dan la oportunidad de crear una web personalizada de forma sencilla, sin requerir conocimientos de programación y de manera muy económica. Generalmente son servicios que tienen cientos de plantillas preparadas para cada tipo de negocio o sector y que puedes personalizar según tus necesidades particulares. Por muy poco parecerá que te has hecho una página a medida, como si fuera un traje.

Otros escaparates digitales que debes cuidar

Tener una página web propia es muy necesario, pero no es suficiente. También es crucial que te asegures de que tu negocio aparece listado en Google para que se pueda encontrar en Google Maps por todos aquellos usuarios que estén buscando o necesitando de un tipo de negocio o tienda como la tuya por tu zona. Así mejorará la interacción con tus potenciales clientes.

¿Cómo dar de alta tu negocio en Google? Puedes hacerlo a través de la herramienta Google My Business. Para acceder a ella solo necesitas una cuenta de Google, como la que ya tienes en Gmail. Lo primero es que completes un formulario con ciertos datos sobre la dirección y se lo mandes a la empresa tecnológica. Esta los chequeará y te mandará un código por correo ordinario a dicho lugar como método de comprobación. A partir de entonces, puedes usar tu cuenta.

Seguramente ya lo indicaras en el formulario que completaste, pero no olvides incluir información como tu teléfono, la página web, un email, los horarios, etc. Esto facilita que se puedan poner en contacto contigo antes de ir. Actualmente Google My Business incluso posibilita añadir una carta o catálogo de productos y su PVP, lo que resulta algo muy útil si el visitante es sensible al precio.

Una vez tengas el perfil habilitado y validado por la compañía de Mountain View, es importante que lo cuides. Si se produce cualquier modificación en la dirección, tienes que preocuparte de actualizarlo. Igualmente, es interesante que indiques tu horario en fechas señaladas, como festivos o ante posibles cortes o restricciones en tu área.

Por otro lado, hay un motivo más por el que tienes que estar pendiente de tu presencia en Google y Google Maps. Los usuarios van a ir publicando reseñas y comentarios de tu negocio y es importante que los respondas y trates de apaciguar si se trata de críticas negativas. Si no vigilas lo que se dice de ti tu empresa será visible, pero estas reviews poco afortunadas pueden ahuyentar a posibles clientes.

Si aún no has creado perfiles de redes sociales para tu empresa ¿a qué estás esperando? Muchas pymes están aprovechando estas plataformas para conectar mejor con sus públicos y vender más. Todo depende a lo que te dediques y cuál es tu target de cliente, pueden venirte bien unas u otras. Además, por una inversión muy pequeña puedes hacer publicidad en ella a un usuario totalmente segmentado por gustos, ubicación, edad, etc.

Muchos negocios tienen su perfil en Facebook, de manera muy parecida al de Google Maps, y habilitando también un chat para que los clientes puedan dirigirse a ti por ahí. Los que tratan de captar a un público más joven o se dedican a un ámbito como el diseño, la imagen, el marketing, la fotografía utilizan Instagram como su canal. Además, también permite crear fichas de productos y dirigir hacia una compra. Twitter es más conversacional y aquí debes ser ocurrente con tus palabras. En cuanto a Linkedin, conviene que te hagas un perfil personal profesional para relacionarte con otros profesionales y saber qué pasa en tu sector.

YouTube puede ser otra fenomenal canal de venta si consigues crear un contenido útil. Por ejemplo, si tienes un taller puedes subir vídeos de cómo arreglar algunos aspectos del coche o si tienes un restaurante, quizás puedas grabar clips sobre cómo preparas ciertas recetas. Debes pensar en qué puede resultar de interés y no en tanto en promocionarte, porque de esa forma obtendrás más seguidores y notoriedad y a la larga podrás obtener más clientes.

Otras fórmulas para que tu negocio sea visible en Internet

Otra alternativa es que te apoyes en algún partner para vender en Internet o conseguir clientes. En este sentido, puedes tener presencia online o móvil sin necesidad de desarrollar tu propia herramienta o web. Todo depende del negocio que tengas o a lo que te dediques.

Por ejemplo, hay muchas compañías que han decidido vender sus productos a través de Amazon, pese a contar con su propio ecommerce. A través de la plataforma de Jeff Bezos, pueden llegar a un público más amplio, tener más visibilidad y aprovecharse de su gigantesco servicio de logística, algo que en otro caso quizás correría de su cuenta. Puede ser una buena vía para vender muebles, ropa, libros, objetos de decoración, productos de tecnología, etc.

Si tienes un negocio que se dedica al ámbito de la restauración o la hostelería puedes empezar a vender comida a domicilio mediante aplicaciones como Just Eat, Glovo, Deliveroo o Uber Eats. Aquí ocurre algo parecido, ya que estas compañías suelen suministrar sus propios repartidores o riders asociados y te despreocuparás de tener que llevar tú el pedido en moto o coche.

Igualmente, hay otras apps que te dan la oportunidad de dar salida a aquella comida que se haya cocinado en tu local como excedente, que esté en buen estado, pero no se va a consumir, como son Too Good To Go o Phoenix.

Por otro lado, si eres propietario de una pequeña tienda o un comercio de barrio también tienes herramientas a tu disposición para ‘enganchar’ a futuros compradores mediante ofertas y descuentos. Con apps como Goveo o Billionhands, puedes mostrar a las personas que se encuentran cerca los productos que ofreces antes de que entren en tu local o se acerquen al escaparate.

Autor

Alberto Payo

Periodista/ digital/ tecnología/ redactor/ reportero/ startups/ apps/ emprendedores/ transformación digital

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.