[wpdreams_ajaxsearchlite]
Continúan los problemas de financiación

Continúan los problemas de financiación

Lectura: 2 min | 17 Ago 17

Para funcionar, para hacer sus inversiones, las empresas necesitan liquidez. De su posición depende conseguirla de una forma más o menos sencilla. Las Pymes, por su tamaño, lo suelen tener más complicado.

Según el último informe de la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR) más de la mitad de las pequeñas y medianas empresas encuestadas, un 56%, afirma tener dificultades para financiar los proyectos que lleva a cabo. El principal problema tiene que ver con una especie de pescadilla que se muerde la cola: las empresas necesitan financiación para crecer, pero no obtienen financiación porque no tienen recursos suficientes para aportar como garantía. El 34% reconoce que no llega a cumplir esas exigencias de los financiadores. Además, esa cifra supone un importante incremento, de más de diez puntos, respecto al año anterior.

Para el 24% el precio de la financiación (intereses y otros costes) es la principal barrera. Esta preocupación también aumenta respecto a 2016, cuando se situaba en el 16,6%.

Las Pymes que confiesan no tener ningún problema de acceso a la financiación han pasado, en un año, del 49% al 44%.

¿Cómo se soluciona?

Prácticamente todas las empresas que necesitan financiación beben de fuentes ajenas. Acuden a bancos, financiadores, créditos oficiales, Business Angels, etc. Pero, aunque minoritario, comienza a crecer el número de empresas que acuden a la financiación mediante recursos propios. Este ya roza el tercio de las empresas. Es el nivel más alto desde septiembre de 2015.

La financiación bancaria también reduce su peso. El 16% dicen haberla requerido en el periodo septiembre 2016-marzo 2017. Son seis puntos menos que durante el semestre anterior. Sin embargo, esa cifra puede esconder otra si se incluyen quienes no obtienen financiación por esta fuente. Siete de cada diez Pymes con necesidades de financiación ha tocado a la puerta de los bancos. Aun así es menos que en 2016, cuando alcanzó el 84%.

Diferencias y destino de la financiación

Hay diferencias según tamaños de empresas. La mayoría de Pymes son micro, es decir, muy pequeñas, prácticamente sin empleados. Sin embargo las que están internacionalizadas o apuestan más por la I+D, tienen más necesidades. Casi un tercio de las innovadoras confiesa necesidades, una cifra que sube a casi 4 de cada 10 en el caso de las exportadoras.

Para la mayoría de los encuestados, el 76%, la financiación va destinada a la tesorería. En segundo lugar, a bastante distancia (casi el 21%), a la inversión en bienes de equipo.

El empleo aumenta

Las pequeñas y medianas empresas pretenden crear 564.000 puestos de trabajo en los próximos tres años. Aunque eso depende mucho de la financiación. De hecho, más de 350.000 empresas confiesan que es fundamental el acceso al crédito al menos para mantener el empleo que ya han creado.

Para que este aumente, tiene que crecer el negocio. Las perspectivas mejoran ligeramente: un 42,3% confiesa que prevé crecer. ¿Cuál es tu caso? ¿Te sientes identificado con la radiografía que dibuja la SGR?

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.