Pymes: así es el nuevo paquete de ayudas económicas - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Pymes: así es el nuevo paquete de ayudas económicas

Lectura: 4 min | 12 Mar 21

Tras varios días de negociaciones, el Ejecutivo ha aprobado un nuevo paquete de ayudas gubernamentales para mitigar el impacto económico de la pandemia especialmente entre los autónomos y las pequeñas empresas. El paquete se centra especialmente en el sector del turismo y la hostelería, dos de los más afectados por las restricciones. Analizamos los detalles de las bonificaciones.

Las pequeñas empresas y los autónomos son las grandes beneficiarias de la nueva tanda de ayudas económicas que ha anunciado el Ejecutivo. En total, destinará 11.000 millones de euros que se repartirán, especialmente, entre este tipo de negocios. Además, el plan pone el foco en las empresas relacionadas con los sectores más afectados por la pandemia: la hostelería, el pequeño comercio, el turismo, la cultura o transporte.

El paquete llega un año después de que se decretase el Estado de Alarma, y lo hace tras haber sido aprobado en un Consejo de Ministros extraordinario. La principal novedad es que, de los 11.000 millones anunciados, 7.000 vendrán en forma de ayudas directas.

Además, serán gestionadas directamente por las Comunidades Autónomas, si bien será la Agencia Tributaria quien defina los criterios y requisitos para solicitarlas. A continuación, explicamos detalladamente cómo se repartirán los fondos anunciados y cómo pueden las empresas acceder a ellos.

11.000 millones de euros repartidos entre ayudas directas y fondos

Tal y como ya se hizo público hace varios días, el nuevo paquete de ayudas económicas está compuesto por 11.000 millones de euros en total. Esta cuantía se dividirá en dos partes: el 63% se destinará a ayudas directas y el 37% restante se dividirá en dos fondos.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital destinará un presupuesto de 7.000 millones de euros en ayudas directas. Esta era una de las principales demandas de los empresarios de los sectores del turismo, hostelería y comercio. También era el principal punto de desacuerdo entre los socios de Gobierno, aunque finalmente se ha resuelto.

Tal y como ha anunciado el Ejecutivo, la cuantía económica que recibirá cada empresa variará según su tipología. Los autónomos que coticen en el régimen de estimación objetiva optarán a 3.000 euros fijos, mientras que el resto podrán recibir entre 4.000 y 200.000 euros. En cualquier caso, el importe no superará el 40% de la caída adicional de ingresos como consecuencia de la pandemia para micropymes y autónomos. Para el resto de empresas, dicho porcentaje se reducirá al 20%.

Las ayudas directas serán gestionadas por las Comunidades Autónomas y tendrán carácter no reembolsable. Esto implica que, los empresarios que las reciban, podrán destinarlas a sufragar costes directos como los gastos de alquiler, deudas con proveedores, suministro eléctrico y de agua, etc. Por el contrario, no podrán cubrir los gastos indirectos como el pago del personal, puesto que se entiende que ya existen mecanismos como los ERTE específicos para ello.

Los 4.000 euros restantes del plan de ayudas económicas se distribuirán, previsiblemente, en dos fondos. El primero de ellos, de 3.000 euros, se empleará para financiar la reestructuración de los créditos concedidos con aval ICO durante la pandemia. Cabe destacar que, hasta el momento, se han otorgado 120.400 millones bajo la fórmula de créditos ICO, de los cuales el 98% ha sido para Pymes.

El segundo fondo, de 1.000 millones, se destinará a la recapitalización de las compañías medianas para garantizar su solvencia. Además, esta última partida se canalizará a través de la empresa pública Cofides.

¿Cuáles son los requisitos para recibir las ayudas económicas?

Las ayudas directas se gestionarán directamente a través de las Comunidades Autónomas, aunque los criterios para acceder a ellas se definirán desde la Agencia Tributaria. En cambio, los dos fondos serán tramitados desde la Administración Central. Esto implica que dichos criterios no podrán diferir entre las comunidades, sino que serán los mismos para todo el territorio nacional.

Con respecto a los principales requisitos necesarios para solicitar las ayudas, todo indica que las Pymes que soliciten las ayudas directas deberán demostrar haber perdido, como mínimo, un 30% de facturación durante el año pasado. No obstante, el Ejecutivo ha afirmado que “no puede garantizar que las ayudas lleguen en cuestión de días”.

Las ayudas deben ir destinadas a pagar las deudas que se hayan contraído desde marzo de 2020, y siempre que sean costes como pagos de proveedores, suministros, arrendamientos, etc. Asimismo, la concesión de las bonificaciones tiene que estar unida al mantenimiento de la actividad hasta junio de 2022. Por último, las empresas que las reciban deben estar al corriente del pago de las obligaciones tributarias.

Las Pymes de turismo, hostelería y comercio, las grandes protagonistas

La mayor parte de las empresas que se beneficiarán de este nuevo paquete de bonificaciones serán Pymes pertenecientes a los sectores más castigados por la pandemia. Además, la prevalencia de las ayudas directas ha sido el aspecto que más positivamente han valorado asociaciones como ATA. Lorenzo Amor, su presidente, afirma que, de esta forma, “se compensa a los autónomos que se han visto obligados a cerrar sus negocios y a tener limitaciones que han hecho que caiga su actividad”.

Por su parte, José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, también valora de forma positiva la medida, asegurando que “va a permitir a muchas empresas sobrevivir a una situación dramática como la que estamos viviendo”.

Con respecto al sector turístico, es importante resaltar que las comunidades de Canarias y Baleares recibirán un tratamiento especial. En este sentido, el Ejecutivo considera que son las más afectadas por la caída del turismo, tanto nacional como internacional. De hecho, de los 7.000 millones destinados a ayudas directas, 2.000 están reservados para estas dos comunidades.

El anuncio de este nuevo paquete de ayudas llega justo un año después del inicio del confinamiento y de la declaración del Estado de Alarma. En este sentido, los pequeños negocios cuentan con una situación compleja. Muchos de ellos continúan en ERTE, mientras que otros van modificando sus condiciones en función de las restricciones. A partir de aquí solo queda esperar que las ayudas lleguen lo antes posible.