Pymes: tipos de gastos que afrontarán en la nueva normalidad - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Pymes: tipos de gastos que afrontarán en la nueva normalidad

Lectura: 5 min | 10 Jul 20

Contar con una foto general de los gastos fijos y variables que tiene tu Pyme es imprescindible para elaborar los objetivos y presupuestos anuales. Sin embargo, la actualidad ha supuesto un importante cambio en los gastos más habituales para las Pymes. Factores como el teletrabajo o la formación digital, que hasta el momento copaban una partida pequeña, han aumentado mucho durante el confinamiento y seguirán a niveles más altos en la nueva normalidad. Analizamos qué nuevos gastos debe tener en cuenta tu Pyme.

Las Pymes que han recuperado su actividad empresarial se encuentran atravesando un proceso de reajuste completo. Y no solo por los cambios que se están produciendo en el contexto general de las compañías. También por las nuevas partidas de gastos derivados de la nueva normalidad a las que la mayor parte de empresas tendrán que hacer frente.

El confinamiento ha consolidado una nueva forma de trabajar, mucho más deslocalizada físicamente pero conectada digitalmente. Esto se traduce en que las empresas deben adaptarse para seguir operando bajo esta fórmula. No todas tienen las mismas condiciones para desarrollar su trabajo de esta manera, pero pueden buscar fórmulas alternativas.

Las Pymes que ofrecen servicios de atención al público a priori no pueden extrapolar su desarrollo digitalmente al 100%. Sin embargo, el confinamiento ha puesto de manifiesto que también este tipo de compañías debe contar con soportes virtuales, como plataformas de comercio electrónico, que les permitan continuar con sus ventas online.

Nuevas competencias, nuevos gastos a tener en cuenta

Es difícil prever con exactitud qué cambios reales se mantendrán en el modelo laboral general y cuáles se irán disipando con el paso del tiempo. Lo que sí sabemos es que la situación actual ha obligado a las empresas a acelerar en la carrera hacia la digitalización. Especialmente a las Pymes, que han tenido que avanzar a marchas forzadas.

La principal implicación de este escenario es que muchas Pymes tienen que implementar nuevas herramientas y recursos tecnológicos para poder llevar a cabo los procesos digitales y seguir siendo competitivas. Y esto se traduce, inevitablemente, en nuevas partidas de gasto que quizá hasta el momento eran inexistentes o muy pequeñas. A continuación resumimos cuáles podrían ser algunos de estos gastos que tu Pyme deberá tener en cuenta de cara al futuro.

Teletrabajo: gastos derivados de recursos, soluciones y herramientas tecnológicas

La implantación del teletrabajo, que para muchas empresas ha llegado de forma abrupta, ha sido uno de los aspectos más comentados recientemente. Todo parece indicar que esta es una de las tendencias que se quedará en las compañías, aunque sea de forma híbrida y se produzca una mezcla entre el trabajo a distancia y el presencial.

El Real Decreto-ley que publicó el Ejecutivo para decretar el estado de alarma otorgaba a las empresas la responsabilidad de adoptar las medidas oportunas para realizar el trabajo a distancia en aquellas empresas en las que fuese posible su implantación.

De igual manera, el proyecto de ley en el que está trabajando actualmente el Gobierno también contemplará la opción de que sean las empresas las que sufraguen los gastos relacionados con el teletrabajo a sus empleados.

La cuantía de los gastos derivados del teletrabajo variará en función de los recursos que necesite tu empresa, así como de aquellos con los que ya cuente. Por ejemplo, si tu Pyme trabaja con plataformas colaborativas como Google Drive y no necesite un software de gestión documental ad hoc, tendrá un gasto menor que una Pyme más tecnológica que sí lo precise.

Formación digital: gastos derivados de la educación tecnológica de tus empleados

De la misma manera que el teletrabajo es una de las fórmulas que nos acompañarán a partir de ahora en las empresas, la digitalización es otra de las grandes tendencias en las que el confinamiento ha supuesto un punto de inflexión. Si asumes que tu Pyme tendrá que adentrarse en un contexto más digitalizado, debes asegurarte de que tus empleados saben manejarse en él.

Son muchas las empresas que han aprovechado el confinamiento para formar a sus trabajadores en el uso de herramientas tecnológicas. En este sentido conviene tener cierto sentido estratégico a la hora de formar a tus empleados. No se trata de enseñarles a manejar todas las herramientas existentes, ni aquellas que son complejas. Te recomendamos seleccionar aquellas que vayas a seleccionar para implantar en tu Pyme y formarles únicamente en ellas. De esta forma evitas que los empleados reciban demasiada sobreinformación que podría ser improductiva, y haces que se centren en aquellas que vayan a utilizar.

La complejidad de las herramientas y recursos que escojas también dependerá de las necesidades de tu Pyme. Si, por ejemplo, no cuentas con una herramienta de videoconferencias, es un buen punto de partida. Lo importante es que te cerciores de que tus trabajadores saben manejar correctamente las herramientas que necesite cada uno, independientemente de su complejidad técnica.

eCommerce: gastos derivados de incorporar un canal online de venta

Si la actividad de tu Pyme está relacionada con la venta de productos, contar con un Marketplace o una plataforma de comercio electrónico es casi una obligación. Ya no solo para complementar tu facturación, sino para tener un método de venta alternativo que pueda suplir a la venta física, por ejemplo, en caso de que se produzcan rebrotes severos. No olvides que los consumidores están cada vez más acostumbrados a adquirir productos telemáticamente.

Existen diferentes alternativas para implantar una plataforma de eCommerce, por lo que la partida presupuestaria en este caso dependerá de cuál contrates. Debes tener en cuenta que la inversión inicial será superior debido a la instalación, si bien el pago mensual podría reducirse exclusivamente al mantenimiento y soporte técnico de la plataforma.

¿Qué gastos podría suprimir tu Pyme?

De la misma manera que debes contar con gastos que hasta ahora no eran necesarios, es posible que también tengas que analizarlo viceversa. Esto podría suceder si tu Pyme ha decidido cambiar su estrategia de negocio y digitalizarse completamente, por ejemplo. Estos son algunos ejemplos de gastos que podrías eliminar:

  • Alquiler de oficinas: si tienes una Pyme tecnológica o en la que has decidido cambiar tu modelo de negocio y optar por el teletrabajo como fórmula definitiva, podrías ahorrarte el alquiler de una oficina física, pues ya no sería necesaria. Otra opción que podrías barajar, si no quieres prescindir de local físico, sería alquilar uno más pequeño en caso de que alguno de tus trabajadores lo necesitase, o contratar un espacio de coworking. En este caso también te ahorrarías parte del gasto del alquiler.
  • Gastos de desplazamiento: si tu Pyme se hace cargo del desplazamiento de tus empleados hasta el centro de trabajo, este gasto podría verse reducido si apuestas por el trabajo a distancia. Si el trabajador necesitase desplazarse por motivos laborales, estaría igualmente cubierto. No obstante, dicho gasto no sería periódico como hasta ahora, sino puntual.

La clave para afrontar los gastos de tu Pyme es analizar cuáles son sus necesidades en este nuevo contexto. De esta manera podrás definir tanto los nuevos gastos que deberás tener en cuenta como aquellos de los que podrías prescindir. El objetivo es reajustar tu partida presupuestaria para adaptarla a la situación que parece que se mantendrá a partir de ahora tras el punto de inflexión que ha supuesto la enfermedad.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.