Pymes y autónomos: requisitos para acceder a los 11.000 millones de euros en ayudas - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Pymes y autónomos: requisitos para acceder a los 11.000 millones de euros en ayudas

Lectura: 4 min | 19 Mar 21

Recientemente conocíamos la aprobación de un nuevo paquete económico de ayudas para combatir la difícil situación de los negocios. En total, 11.000 millones de euros que irán destinados, especialmente, a las pequeñas empresas de aquellos sectores más golpeados por la pandemia. Ahora la gran incógnita es qué requisitos exactos deben tener las Pymes que las soliciten y cuáles son las vías habilitadas para ello.

Los pequeños negocios de sectores como el turismo, la hostelería, la cultura, el comercio o el transporte son los que más han acusado la caída de facturación. Al frenazo que ha sufrido el turismo durante el último año hay que sumar las restricciones impuestas, que han limitado la actividad de estas empresas. Tras un año de parones intermitentes, el Ejecutivo ha aprobado finalmente un conjunto de bonificaciones económicas en forma de ayudas directas para mitigar el impacto de la crisis en las pequeñas empresas.

Hasta el momento sabemos que, de los 11.000 millones de euros, 7.000 se van a destinar en forma de ayudas directas, mientras que los 4.000 restantes se dividirán en fondos de solvencia.

No obstante, es posible que surjan dudas acerca de qué condiciones deben cumplir las empresas para solicitar las ayudas directas, hasta cuándo y cómo pueden hacerlo, etc. A continuación, detallamos todo lo que debes saber al respecto.

Requisitos para solicitar las ayudas directas

Lo primero que cabe destacar es que el plazo de concesión de ayudas estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2021. Según establece el Real Decreto-ley 5/2021, las características generales que deben cumplir los autónomos y las Pymes para optar a estas ayudas son:

  • Disponer del domicilio fiscal en España. Además, se especifica la prohibición de tener el domicilio en un “paraíso fiscal” para optar a las ayudas.
  • Destinar la cuantía a costes finalistas: pagos a proveedores, costes fijos, etc.
  • Justificar que en 2020 los negocios declararon, como mínimo, un 30% menos que en el año anterior. Para ello será necesario presentar las declaraciones trimestrales del IVA.
  • Estar al día en el pago de las obligaciones tributarias y fiscales.
  • No haber sido condenado a perder la opción de recibir subvenciones y ayudas públicas por delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, fraudes, etc.
  • No haber pedido la declaración de concurso voluntario ni estar en proceso concursal.

¿Quién puede solicitar las ayudas directas?

Otra de las cuestiones de mayor relevancia es qué tipo de empresas y negocios es cuáles pueden optar a las ayudas. En este caso, los destinatarios tendrán que cumplir alguno de los siguientes requisitos:

  • Pertenecer a alguno de los 95 epígrafes de actividad que contempla el decreto en su anexo I. Entre ellos destacan empresas relacionadas con el comercio, el transporte, la restauración y hostelería, cinematografía y artes escénicas, gimnasios, cultura, etc.
  • Aplicar el régimen de estimación objetiva en el IRPF a través de la declaración, y siempre que su actividad pertenezca a los sectores definidos en el anexo.
  • Los grupos consolidados que tributen en el Impuesto de Sociedades podrán solicitar las ayudas siempre que lo hagan como contribuyente único. Es decir, como una única entidad, deberán acreditar la caída de actividad sobre el total de las operaciones de las empresas que forman parte del grupo. En ningún caso podrán solicitarlas de forma individual.

Por último, es conveniente mencionar que las ayudas no podrán ser concedidas a ninguno de estos grupos si han declarado en IRPF un resultado neto negativo por las actividades económicas en las que hay aplicado el método de estimación directa para su determinación.

Criterios para otorgar las ayudas directas

Las Comunidades Autónomas serán las encargadas de definir los criterios de selección de empresas. Según dispone la normativa, los límites en el reparto de ayudas directas son los siguientes:

  • 3.000 euros para los empresarios que tributen por estimación objetiva en el IRPF
  • Los profesionales que puedan acreditar una caída de facturación superior al 30% con respecto a 2019 tendrán derecho a recibir la cuantía equivalente a:
    • El 40% de la caída del volumen de operaciones que supere ese 30% para los empresarios (o grupo) que tributen mediante estimación directa en el IRPF, o que tengan como máximo 10 trabajadores.
    • El 20% de la cantidad del descenso de actividad que supere el 30% mínimo si las empresas (o grupo) cuentan con más de 10 empleados.

En ambos casos la ayuda económica no podrá estar por debajo de los 4.000 euros ni por encima de los 200.000. Además, si tu Pyme es una de las beneficiarias de estas ayudas, tendrás que justificar y garantizar el mantenimiento de tu actividad hasta el 30 de junio de 2022 como mínimo. De lo contrario te verás obligado a devolverlas. De hecho, durante el primer trimestre de 2022, las Comunidades Autónomas y Ceuta y Melilla tendrán que enviar al Ministerio de Hacienda un informe detallando el estado de cada concesión, los pagos que ya se han realizado y las cuantías comprometidas.

Todo aquel dinero que no se haya ejecutado o comprometido antes del 31 de diciembre de 2021 será devuelto a Hacienda. Por último, los negocios que reciban la prestación tendrán prohibido repartir dividendos durante estos dos años o subir el sueldo en puestos de alta dirección durante el mismo período.

¿Cómo puedes solicitar las ayudas directas si tu Pyme cumple los requisitos?

Las Comunidades Autónomas y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla son las encargadas de distribuir y repartir las ayudas. Eso sí, en base a los criterios previamente definidos. Es decir, si tu Pyme cumple las características necesarias podrá concurrir a las convocatorias que realicen los organismos regionales. No obstante, el texto legal contempla dos casuísticas:

  • Los empresarios que en 2020 no hayan registrado un volumen de operaciones superior a 10 millones de euros, y que además no apliquen en el régimen de grupos en el Impuesto de Sociedades, solo podrán concurrir a la convocatoria de la comunidad donde esté registrado su domicilio fiscal.
  • Si tu volumen de actividad ha sido superior a 10 millones de euros y operas en diferentes territorios autonómicos, podrás solicitar la convocatoria que anuncie cada uno de esos territorios en los que operes.

Pongamos un ejemplo. Si eres dueño de una Pyme cuya sede está en Valencia y has cerrado 2020 con un volumen de 8 millones de euros, solamente podrás pedir las ayudas que lance la Comunidad Valenciana. Si, por el contrario, tu Pyme tiene sede en Vigo, has registrado una actividad de más de 10 millones de euros en 2020 y además tienes también delegación en Sevilla y Madrid, podrás concurrir a la convocatoria de cualquiera de las tres comunidades, Galicia, Andalucía y Madrid.